domingo, 31 de diciembre de 2006

No os metáis con mi Madre

Termino el año con un post tan desagradable como necesario. Últimamente proliferan en los periódicos columnistas de pacotilla que sin estar informados hablan de religión y de Iglesia a su antojo. El fenómeno no es nuevo, pero en el último Arcos Información podéis leer dos columnas tan erronéas en su contenido como injustas en las formas. Por ello, he tenido que escribir la respuesta que a continuación reproduzco y que espero sea publicada por el mismo medio este jueves. Creo también, para aquellos que no tengáis acceso a ambas columnas, que se entienden los ataques por mis respuestas. También sé que me expongo a que me tachen de político, incluso de facha. No me importa, ya que no lo soy; pero estos dos señores han atacado perversamente a la Iglesia (que es mi madre) y yo como buen hijo la tengo que defender me cueste lo que me cueste. Ahí va el artículo:

"Leo en el último Arcos Información dos columnas que me producen naúseas, las del sr. Antonio Jiménez y la del sr. Luciano Lozano. Después de tomar un poco de primperan para calmar las fatigas producidas por la lectura de los mismos, me dispongo a darles la necesaria réplica.

En primer lugar, decirles que al hablar de religión se han metido en tremendos charcos de los que no saben salir. A mí me pasaría igual si escribiera de física cuántica o de literatura árabe, como no tengo ni idea de esos temas, metería la pata hasta el fondo. Por ello le recomiendo a ambos que antes de escribir de lo que no saben cuenten hasta diez, se lo piensen mejor y hablen de temas más intrascendentes como el fútbol, los toros, el tabaco o la comida basura. Hay miles de temas de los que opinar sin estar necesariamente informado de los mismos. Pero para hablar de religión, es preciso hacer algo más que leerse “El Código da Vinci”. Yo estudié 8 años y aún tengo lagunas en algunos temas. Sin embargo, estos dos señores, en un tema que les sobrepasa hasta límites insospechados dogmatizan en todo como si estuvieran en posesión de la misma verdad absoluta que le critican a la jerarquía eclesiástica…

Vamos por partes, que hay para ambos…

Al artículo “Laicistas y Católicos”, del sr. Jiménez:

1. El debate sobre un estado laico no lo han inventado los obispos, sino el partido actualmente en el gobierno. Todos éramos felices con la definición de España en la constitución como estado aconfesional, pero son los poderes ideológicos de los medios de comunicación actuales los que prefieren cambiar esa definición (igual que ya han hecho con los términos “nación” o “matrimonio”) por la de estado laicista. La diferencia esencial es que la aconfesionalidad respeta todas las confesiones religiosas, mientras que el laicismo reduce las mismas a meras supersticiones, como vd. malintencionadamente y citando a Russell cierra su artículo.

2. Dicho laicismo lleva a las agresiones que hemos contemplado estas Navidades: Una directora de Málaga, en nombre del laicismo, tiró a la basura un belén montado por la profesora y los alumnos de religión con el respaldo de la Junta de Andalucía. Un director de un colegio de Zaragoza, abanderado también del laicismo, prohibió los Villancicos por ser propaganda religiosa. ¿Eso es respeto a la minoría u odio a las tradiciones cristianas?

3. El laicismo pretende sustituir la formación religiosa de los colegios por una “Educación para la Ciudadanía”. Eso no lo ha inventado el PSOE; en España lo inventó Franco, se llamaba “Formación en el Espíritu Nacional” y es propio de todos los regímenes totalitarios, los de derecha y los de izquierda… Ahora, en vez de cantar el “Cara al Sol” como antaño, habrá que cantar el “Himno de Andalucía” (el de España no, porque suena a facha…), estudiar la biografía de Blas Infante, entender España como un Estado plurinacional y no sé cuantas chorradas más…

Al artículo “Obispos contra el Gobierno”, del sr. Lozano:

1. Habla vd. del “acoso de la jerarquía eclesiástica contra el gobierno central”, dice que la Iglesia “se sienten perseguida y nadie les ataca”. Por favor, acláreme en que casos concretos la Iglesia se equivoca:

- ¿En el de proteger los términos “familia” y “matrimonio” de su acepción lingüística comúnmente aceptada hasta que una facción filo-masónica entró en el gobierno?

- ¿El de defender el respeto a la vida condenando el aborto, la eutanasia o que una pareja del mismo sexo no pueda adoptar niños?

- ¿El de defender una educación religiosa frente a una “Educación para la ciudadanía” en la que no se sabe bien quien impondrá su doctrina?

- ¿La de defender que el clero (que ahorra al Estado mas de 600 millones de € al año a través de organismos como Manos Unidas, Cáritas…etc) obtenga una subvención del mismo modo que la obtienen, por citar algunos, el “Colectivo de Gays y Lesbianas”, “Ecologistas en Acción”, “Payasos sin Fronteras”, o “Salvemos las Nutrias y las Focas Árticas”, que no ahorran al Estado un solo céntimo?
Puede que no nos quemen Iglesias o no nos asesinen como en tiempos de la República, pero no me negará vd. que no paran de meternos el dedo en el ojo…

2. Dice vd. que la Iglesia considera inmoral el matrimonio entre personas del mismo sexo… amigo, aquí patina vd. bastante… el término moral se refiere a convicciones religiosas cristianas y por supuesto que la Iglesia lo considera inmoral…¿O también quiere vd. cambiar la moral de la Iglesia? Hable vd. de ético o no ético y no meterá tanto la pata…

3. Dice vd. que la Iglesia se opone a la Ley de Memoria Histórica. Falso también. Se opone a la manipulación de la Memoria histórica que algunos quieren hacer. La Iglesia no tiene nada que perder al hablar de la Guerra Civil, pues sin disparar un sólo tiro perdió a más de 20.000 (entre obispos, sacerdotes, religiosos/as y seminaristas). Vd., malintencionadamente o por ignorancia mete a la Iglesia en el bando nacional, pero estas personas murieron mártires sin ejercer la violencia (cosa que no podemos decir del Frente Nacional, pero tampoco del Republicano –cuestión que hoy tiende a olvidarse con suma facilidad…)

4. Habla de que Franco iba “bajo Palio”. Yo no digo que Franco fuera bueno (como todo dictador de derecha o de izquierda fue un sanguinario), pero con los datos anteriormente expuestos hasta un niño de cinco años puede sacar la siguiente conclusión: De haber triunfado la República, alentada por socialistas, comunistas y anarquistas, el futuro de la Iglesia en España hubiera sido el mismo que el de las Iglesias de la extinta URRS. ¿Recuperamos también la memoria histórica del Telón de Acero…? Allí se calculan en más de medio millón de personas los eclesiásticos exterminados o deportados a trabajos forzados en Siberia… Yo no digo que hubiera que sacarlo bajo palio, pero si que nos libró de una buena…

5. Por último, miente vd. de nuevo (o está malinformado, que viene a ser lo mismo…) cuando dice que la Iglesia no condenó la guerra de Irak. Revise las hemerotecas de la Conferencia Episcopal Española y del Magisterio de Juan Pablo II y no calumnie más, por favor… A nivel local, Monseñor del Río escribió una preciosa carta pastoral “Vientos de Paz” al respecto (se la puedo facilitar si vd. lo desea) y tres sacerdotes de Arcos fuimos en la manifestación contra la guerra que comenzó en la Plaza del Cabildo. Vd. no se informa, sino que deforma la realidad a su antojo. La Iglesia condena toda guerra, no solo la tan politizada de Irak, sino también la de Afganistán, la de Liberia, la de Chechenia, la de Zaire, la del Congo, la de Haití y todas aquellas que no tienen repercusión en los medios de comunicación de PRISA.

Esperando su pronta rectificación pública, o lo que sería mejor, que ninguno de los dos escriba más sin informarse del tema religioso, les mando a todos los lectores de Arcos Información mi felicitación navideña."

jueves, 28 de diciembre de 2006

me doy a conocer...

Para todos aquellos que han conocido este blog a traves de:
www.diocesisdejerez.org o
http://blogs.periodistadigital.com/iglesiasbeticas.php
os doy mi bienvenida a un blog que no pretende ser polémico ni agresivo, sino un compartir experiencias cristianas desde el respeto y el enriquecimiento mutuo. Aquí cabemos todos, toda opinión debe ser respetable y respetada. Hay miles de blogs donde insultar y soltar toda la crispación que uno lleva dentro. Este no es uno de ellos. Por ello os pido mesura y equilibrio, valores en peligro de extinción en nuestros días...
Como en el segundo de los sitos webs no aparece mi perfil, os lo menciono: Yo soy un sacerdote de 31 años natural de Jerez de la frontera que desempeño mi labor pastoral en Arcos de la frontera. Pertenezco a la diócesis de Jerez y fui ordenado diácono en 1999 por Monseñor Bellido y ordenado sacerdote en el año 2000 por Monseñor del Río. Desde entonces mis destinos pastorales han sido Roma (licenciatura en Teología Dogmática) y Arcos de la frontera (4 años de vicario parroquial de Santa María y desde hace uno párroco de San Pedro y encargado de la construcción de un nuevo templo a las afueras del pueblo). Me encanta el fútbol, el cine y la música. Mi blog intenta integrar todo lo cristiano que descubro en esta sociedad, nació hace un mes como una diversión y gracias a Juan Ortega (página del obispado de Jerez y a Juan Rubio (Blog de las Iglesias béticas) se ha extendido como yo no esperaba... Lo dicho, nos vemos por aquí y Felices Navidades a todos!

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Oración a la Virgen

Yo no soy poeta ni artista, pero hoy he decidido hacer mis pinitos inventándome una oración... Para ello he escogido una vieja técnica del Talmud de los judíos: comenzar cada frase con una letra del abecedario. Es lo que en Castellano llamamos un acróstico. Se la he dedicado a la Virgen María. La verdad es que me he divertido, y el resultado final creo que no está nada mal... juzgadlo vosotros mismos...





Ave María,
Bienaventurada tú eres;
Corazón inmenso,
Dios te salve.

Esperanza nuestra,
Fuerza en la debilidad;
Guíanos hasta tu Hijo,
Haznos dóciles a su Palabra.

Invade nuestras almas,
Jardín divino;
Líbranos del maligno,
Madre de Dios.

Nunca nos abandones,
Océano de amor;
Protégenos siempre,
Quédate a nuestro lado.

Ruega por nosotros,
Santa María;
Ternura infinita,
Únenos bajo tu manto.

Vela por nosotros Virgen María,
Y en la hora de nuestra muerte,
Zambúllenos en tu regazo.

martes, 26 de diciembre de 2006

Los seminaristas de Arcos

Afortunadamente, nuestra Iglesia no se acaba (y mira que algunos lo están intentando...). Hoy hemos tenido una reunión de curas jóvenes en Trebujena, y allí nos hemos reunido 27 compañeros junto a Nuestro Obispo don Juan para compartir una jornada de formación y convivencia. Somos el futuro de la Iglesia Diocesana, cada uno con su historia personal y sus preferencias pastorales; pero todos montados en una misma barca y remando en la misma dirección.

Sin embargo, hoy no voy a hablaros de nosotros los curas, sino de aquellos que disciernen si quieren serlo o no: Los seminaristas. Tengo la suerte de que cuatro muchachos de Arcos han tomado la decisión de entrar en el Seminario en los cinco años que llevo en este pueblo, y he tenido la fortuna de vivir en algunos de ellos muy de cerca ese momento de duda inicial previo a dar el paso de entrar en el Seminario. Son momentos de resistencia interior frente a la llamada del Maestro. Son momentos en los que una tupida venda en los ojos hace que nada se vea claro. Momentos de indecisión, de "temor y temblor" (como diría San Pablo), de desconcierto entre la magnitud de la llamada y la presunta incapacidad para tal empresa que uno experimenta en su interior...

Felizmente, ellos cuatro fueron capaces de vencer esas dudas (como yo las vencí en mi día) y ahora transmiten felicidad y alegría en su trato cotidiano. Sólo Dios sabe si llegarán a ser curas o no, pero de momento sus experiencias están sirviendo para abrir los somnolientos y aletargados ojos de un pueblo que hasta hace poco creía que para ser cura había que superar la cincuentena... En lo personal son jóvenes de su época, con vidas sencillas, familias corrientes y amistades normales. Se hacen curas para ayudar a los demás desde un seguimiento específico a Cristo. Si quisieran dinero, prestigio o fama habrían escogido otra carrera entre las muchas que hoy se ofertan y que son materialmente más rentables. Pero su elección es todo un acierto: No se trata de una profesión al uso, sino de una vocación de servicio a los demás. Yo, en mis seis años de sacerdocio, os animo a que continuéis respondiendo con fidelidad a la llamada del Señor, ya que son mucho mayores las satisfacciones que los desencantos que mi sacerdocio me ha brindado hasta el presente... Desde esta corta experiencia os adelanto que dificultades no faltarán, que algunas tentaciones vendrán, que la soledad y la sequedad os acecharán... pero si Dios quiere (y vosotros también) os convertiréis pronto en nuevos "marineros" de la barca de Pedro. El que prometió el ciento por uno nunca falla. Ánimo, valor, ¡y al toro!

viernes, 22 de diciembre de 2006

Un alto en el camino: Llega la Navidad

Llegan las fiestas navideñas y con ellas una gran dificultad para ir escribiendo estos artículos diarios. Por ello, para no bajar en la calidad de los mismos, os anuncio que tengo que frenar un poco el ritmo. Os invito a que aprovechemos estos días a todos los niveles: Familiares, culinarios, diversión... y por supuesto, espiritualmente. Que no nos cansemos de meditar el Misterio de un Dios que se hace niño (la palabra "niño" indica necesidad, imposibilidad de sobrevivir sin el cariño y el alimento maternos...), un Dios que baja al mundo para salvarlo y para rescatarlo del poder del pecado y de la muerte.
A algunos les molestan los Belenes (y los tiran a la basura), otros no soportan los Villancicos (y los prohiben), otros abominan de los crucifijos en las aulas (y los retiran), algunos hablan de "Felices Fiestas" en lugar de "Feliz Navidad"... Pero lo que nunca nos podrán quitar es nuestra FE...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ FELIZ NAVIDAD A TODOS !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

miércoles, 20 de diciembre de 2006

Oración litúrgica de Adviento

Como siempre que ando justillo de tiempo, os propongo hoy simplemente una oración-poesía que encontramos en el oficio de lectura, concretamente en las Laudes del tiempo de Adviento. Es interesante conocer estos textos que a menudo sólo los sacerdotes y religiosos/as rezamos, cuando en realidad están hechos para todo el Pueblo de Dios. Cierto que los afanes de la vida nos privan de muchas cosas, pero al menos que lo conozcáis... Ésta, en concreto, me parece la más bonita y la que mejor expresa el anhelo de la venida del Señor:

Preparemos los caminos
ya se acerca el Salvador
y salgamos, peregrinos,
al encuentro del Señor.

Ven, Señor, a libertarnos,
ven, tu pueblo a redimir;
purifica nuestras vidas
y no tardes en venir.

El rocío de los cielos
sobre el mundo va a caer,
el Mesías prometido,
hecho niño, va a nacer.

De los montes la dulzura,
de los ríos leche y miel,
de la noche será aurora
la venida de Emmanuel.

Te esperamos anhelantes
ya sabemos que vendrás;
deseamos ver tu rostro
y que vengas a reinar.

Consolaos y alegraos,
desterrados de Sión,
que ya viene, ya está cerca,
él es nuestra salvación.

martes, 19 de diciembre de 2006

Informe sobre los doce apóstoles

En unos Ejercicios Espirituales nos dieron un artículo en el que se esgrime la capacidad "empresarial" de los doce apóstoles. Os lo copio porque no tiene desperdicio:

Estimado Señor Jesús:

Gracias por habernos confiado los Curriculum Vitae de los doce hombres que usted ha elegido para puestos de responsabilidad en su nueva organización. Los hemos sometido a una serie impresionante de tests, y los resultados han sido codificados por ordenador. Además hemos realizado una entrevista personalizada con nuestro psicólogo y consultor en aptitudes para el marketing y gestión de empresas.

Nuestro despacho llegó a la conclusión de que la mayoría de sus candidatos carecen de experiencia y apenas tienen formación y aptitudes para el género de empresa al que usted tiene previsto lanzarse. Les falta espíritu de equipo y continuamente discuten entre ellos. Le recomendamos continuar su búsqueda para descubrir otros candidatos que tengan mayor experiencia en la gestión de tales negocios y que den pruebas de su competencia.
Simón Pedro, por ejemplo, es un inestable emocional, muy cambiante en su estado de ánimo. Demasiado terco e impulsivo para ser un líder como usted proponía. Su hermano Andrés no tiene verdaderamente ningún don especial para asumir responsabilidades. Los otros dos hermanos, Juan y Santiago, los hijos del Zebedeo, sitúan su promoción personal por encima de los intereses del colectivo. Tomás es un incrédulo total en cuanto al éxito del proyecto. Mateo figura en nuestras listas negras de honradez en los negocios económicos. Felipe ni siquiera ha terminado de conocerle a usted lo suficiente como para embarcarse es esta aventura. Bartolomé, Santiago el de Alfeo, Judas Tadeo y Simón el Cananeo son muy reservados y han pasado las pruebas con más pena que gloria.

No obstante la incompetencia general, uno de los candidatos tiene grandes posibilidades. Es capaz e imaginativo, apto para cerrar tratos y con un sentido muy desarrollado para los negocios económicos. Se hará pronto con influencias entre los más poderosos. Por todo ello, le aconsejamos tomar a Judas Iscariote como administrador y brazo derecho. Es el más motivado, el más ambicioso y no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones drásticas. Del resto de candidatos es mejor que se desprenda usted lo antes posible.

Le deseamos mucho éxito en su nueva aventura. Con nuestros mejores saludos:
Galilea Consulting.

Seguro que os ha gustado. Más allá de la gracia que pueda hacernos, el informe transmite una enorme verdad: Si la Iglesia avanza, no es gracias a los hombres sino al Espíritu Santo... Ya lo dice San Pablo en la segunda Carta a los Corintios: "Llevamos este tesoro (el Evangelio) en vasijas de barro..." (2ª Cor. 4, 7) Que nos sirva de consuelo para nuestras incapacidades...

lunes, 18 de diciembre de 2006

Carta de Jesús a los hombres

La asociación de Belenistas "La Adoración" de Arcos de la frontera me pidió un artículo para su revista de estas Navidades. Se me ocurrió que podría inventarme un cuento que fuera original y a la vez con contenido. Así es que hoy me plagio a mi mismo y os copio dicho artículo:

Espero que os guste...


El Cielo, 15 de diciembre de 2006

Queridos hermanos y hermanas:

Se que estos días os estáis preparando para recordar mi nacimiento. Se calcula que fue hace 2007 años aproximadamente, pues ni los sesudos teólogos se ponen de acuerdo para decir en que año exacto nací. Yo no os lo voy a decir tampoco, que no está bien que yo ande poniéndome o quitándome años después de tantos siglos de tradición…

A pesar de todos los años que voy cumpliendo, no me siento cansado, al revés, estoy deseando que mi Padre me mande algún “trabajito” para cumplirlo de inmediato. No sabéis la vitalidad que da esto de la resurrección, aunque si os portáis como yo os mandé, confío que también vosotros seáis un día jóvenes eternamente. Para ello, ya sabéis, sólo os deje dos mandamientos; que améis a mi Padre sobre todas las cosas y que os queráis los unos a los otros como yo os quise, que sabéis que fue intensamente…

Bueno, si os escribo esta carta es para intentar ayudaros a que celebréis mi cumple lo mejor posible. Aquí mi madre no para de preparar cosas, ayudada por muchas personas que dicen que este año la reunión va a ser especial. Y es que aunque en el cielo siempre estamos de fiesta, celebramos mi día por todo lo alto. Yo siempre me voy al salón de los niños, que es donde mejor me lo paso. Damos vueltas por todo el paraíso, después nos vamos con Noé a que nos enseñe los animalitos y siempre terminamos jugando un gran partido de fútbol. Hay que ver que lástima que en mi vida terrena no se hubiera inventado, pero bueno, los chicos me han enseñado las reglas y no se me da mal, aunque siempre me ponen un ángel de portero y no veáis como me para los disparos que le pego, aunque vayan por toda la escuadra… Todos los niños quieren jugar en mi equipo, aunque en el otro pongo a todos mis apóstoles para compensar… Por cierto, que las niñas antes no jugaban, se iban a hablar de sus cosas, pero ya se van animando y tampoco se les da nada mal…
Pero bueno, como os decía, no me preocupa tanto como se celebra aquí, sino como lo vais a celebrar vosotros. Me encanta que os reunáis en familia, que sean días especiales y que en esas fechas comáis cosas especiales (por cierto, que aquí, Santa Teresa, hace unos pestiños de chuparse los dedos, ya los probaréis un día y me contaréis). Son días de fiesta, los niños no tenéis que ir al colegio y los mayores dejáis por unos días de pensar como podéis ganar dinero (gracias a mi padre la lotería es el día 22 de diciembre, así no estáis todas las Navidades pensando en el gordo…). Todo ello me parece muy bien, pero me da mucha pena aquellos que en mi cumple no se acuerdan de mí. El día 24 y el 25 no vienen a la Iglesia a felicitarme, y eso me pone un poco triste. Algunos ni siquiera ponen una imagen mía en sus casas, que les recuerde que nací pobre y humilde en un portal de Belén porque nadie quiso recibirme en su casa… Cuando lo veo, me dirijo a San Juan (que siempre está a mi lado) y le pregunto: ¿si no se acuerdan de mí, que es lo que celebran…? El se encoge de brazos y me dice que no me preocupe, que por lo menos no están celebrando el día de Zeus y de Apolo. Luego viene lo peor: Al terminar el día, sube un rato Satanás (solo le dejamos entrar ese día 5 minutos) con una lista llenas de estadísticas y hablando sin parar…: ¡solo el 2 % de los cristianos ha ido a misa en tu día!, ¡solo el 27 % tiene un niño Jesús en su casa!, ¡solo el 17% te ha rezado esta noche!, ¡he ganado un año más!, ¡necesito que me ampliéis mi terreno, que no cabemos y además hace mucho calor!... Cuando le dejamos desahogarse, hago que lo bajen otra vez al infierno, y se va refunfuñando porque él sabe que no tiene razón. Mi Padre me dice que sólo grita para chincharme, pero que en el infierno no hay tanta gente como él dice. Mi Padre me cuenta, que hay un momento en la vida de los hombres (llegando al final…), que todos los hombres y mujeres de la tierra se acuerdan de mi o de mi madre, y que entonces su misericordia hace el resto… Y yo se que es verdad, porque aquí si que hay overbooking, para que os hagáis una idea, esto es como los encuentros de la juventud con el Papa pero a lo bestia…
Por eso me gustaría que este año a ninguno se os olvidara poner una imagen mía en vuestra casa, que le habléis de vez en cuando, y que vengáis un día a verme a la Iglesia, a ver si entre todos le cerramos el pico al bocazas de pacotilla…

Bueno, y no se os olvide el segundo mandamiento: lo de amaros unos a otros vale más que nunca en Navidad. Acordaos de hacer una obra de caridad especial en estos días. No olvidéis a los que están solos, id a visitar ancianos, enfermos, presos…, procurad que ningún niño se quede sin regalo en el día de Reyes ni que ninguna familia no pueda comer en estos días, esperemos que no haya rencores entre vosotros, y que por favor, se acaben las guerras, las drogas, la violencia, los maltratos… Se que pido mucho, pero bueno, yo también os dí mucho en aquella cruz, sabéis que todos aquellos dolores los soporté por vosotros…
Bueno, me voy a ir despidiendo que he quedado con San Pablo. Siempre está viajando de aquí para allá, y cada vez que vuelve me cuenta un montón de historias divertidas. Todo el mundo lo escucha atentamente, y terminamos con una oración por todos vosotros que estáis ahí abajo. Recordad mis consejos y hasta pronto (si mi Padre quiere, os volveré a escribir en Semana Santa)

P.D. No os creáis las tonterías que van contando por ahí sobre mi vida. María Magdalena es mi amiga, pero nada más. No tuve un romance con ella y, como todo el mundo sabe, tampoco tuve hijos. Ella se rió mucho con ese libro que han escrito sobre mí y que este año han hecho película… Dice la de Magdala que con lo charlatana que es ella no hubiera podido guardar el secreto y que se lo habría contado a todo el mundo… En fin, ya sabéis como son algunas mujeres…

domingo, 17 de diciembre de 2006

San Juan Bautista

Los dos últimos Evangelios de este tiempo de Adviento han tenido un mismo protagonista: Juan Bautista, el hijo de Zacarías e Isabel. El primo de Jesús se considera como la "bisagra" entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Es el último de los profetas de la antigua Alianza y el precursor de la nueva.

Su espirirualidad encaja perfectamente en este tiempo de preparación a la Navidad. Por ello, hoy quiero apuntar algunas de sus actitudes que seguro nos ayudarán a ir disponiendo nuestro corazón a la llegada del Niño-Dios.

- Vive en el desierto: El lugar del silencio, de la aridez, lejos del mundanal ruido... nos invita a buscar momentos de silencio y de encuentro íntimo con Dios a través de la oración.

- Se alimenta de saltamontes y miel silvestre: ¿Nos denuncia nuestras comilonas navideñas...?

- Predica la conversión y anuncia el perdón de los pecados: Dispone nuestros corazones "molestando" nuestra pasividad, denunciando nuestras infidelidades ante Dios, arremetiendo contra el orgullo de los que nos sentimos dioses de nuestras propias vidas (Por ello terminara con la cabeza cortada en una bandeja...)

- Emplea respuestas personalizadas y diversas ante la pregunta que le hacen "¿Qué tenemos que hacer?" Unos deben compartir, otros no extorsionar, otros no usar la violencia...:Nos enseña que no somos clones, que cada uno tenemos que descubrir PERSONALMENTE cómo agradar a Dios.

- Dice abiertamente: "Yo no soy el Salvador": Nos enseña a ponernos en nuestro sitio, nos da una cura de humildad; sólo Dios salva, sólo Él puede dar un sentido a nuestras vidas, sólo el puede mostrarnos el camino de la felicidad...

Espero que estas pistas os ayuden a ir encauzando, reflexionando y contemplando el Evangelio que nos prepara a la llegada de la Navidad.

viernes, 15 de diciembre de 2006

Oración de San Francisco






Os propongo hoy contemplar la oración de San Francisco de Asís. Un día de estos hablaremos de la impresionante vida de Francesco "il Poverello" (1182-1226), de momento, vamos a abrir boca con esta genial petición a Dios:








Oh Señor, haz de mi un instrumento de tu paz:
Donde hay odio, que yo lleve el amor.
Donde hay ofensa, que yo lleve el perdón.
Donde hay discordia, que yo lleve la unión.

Donde hay duda, que yo lleve la fe.
Donde hay error, que yo lleve la verdad.
Donde hay desesperación, que yo lleve la esperanza.
Donde hay tristeza, que yo lleve la alegría.
Donde están las tinieblas, que yo lleve la luz.
Oh Maestro, haz que yo no busque tanto:

El ser consolado, sino el consolar.
El ser comprendido, sino el comprender.
El ser amado, sino amar.
Porque: Es dando, que se recibe;

Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna.

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Lo que la Iglesia ahorra al Estado

Permitidme hoy que os maree un poco con unas cuantas cifras, ya que, aunque las estadísticas suelen ser un poco frías, no está mal que de vez en cuando les demos un repaso para ver como esta el panorama socio-religioso.

En los últimos barómetros sociológicos la Iglesia aparece como la segunda institución social menos valorada, únicamente “superada” por el Ejército. En el último estudio de la Fundación Santa María sobre el pensamiento de la juventud la cosa no mejora, ya que en este caso la Iglesia ocupa directamente el último lugar.

Estos datos no nos deben de extrañar, ya que las masas son fácilmente manipulables gracias a los actuales medios de comunicación social. Como muestra, un botón: En el mes de noviembre, el problema de la corrupción urbanística aparece como el tercer gran problema de los españoles, sólo superado por el paro y la droga. Hasta el mes de marzo, este problema ni siquiera aparecía en el Ranking de preocupación de los españoles. Ha bastado un bombardeo de información intensivo para que todos nos sintamos preocupados por el tema. Si quisieran, podrían hacerlo con cualquier tema.

Esos mismos medios de comunicación son aquellos que sólo dedican tiempo a la Iglesia para tres cosas:

1. Decir que su mensaje es falso: El Código da Vinci, Evangelio Secreto de Judas, los misterios de las Cruzadas y los Templarios…
2. Incidir en las prohibiciones eclesiásticas: Preservativos, aborto, eutanasia, clonación, homosexualidad…
3. Denunciar la incoherencia entre lo que se predica y lo que se vive: Riquezas del Vaticano, escándalos sexuales del Clero, apego de la Iglesia española a la dictadura de Franco, la Inquisición…

Con esta imagen pública de la Iglesia creo que me borraría hasta yo… ¿A quien le atrae esta institución?, ¿Qué pensaran nuestros jóvenes de un estamento “falso”, “derrochador”, “hipócrita” y “restrictivo”?. Pero además de esto, ¿No hay nada más? ¿De verdad la Iglesia no aporta nada positivo al mundo contemporáneo?

Harían falta muchos artículos para desmontar todos y cada uno de las acusaciones anteriormente expuestas. Paciencia, no quiero ser exhaustivo. Poco a poco iremos en el blog rebatiendo sus típicos y tópicos argumentos.

Hoy me voy a conformar con exponer a grandes rasgos (pero con cifras en la mano) la labor social de la Iglesia.

Dice Jesucristo que lo que haga tu mano derecha no lo sepa tu mano izquierda. Que Él me perdone, pero basta ya de tanta calumnia barata. Hay van algunas cifras significativas del año 2005 (pronto tendremos las de este año…):

1. 5.141 Centros de enseñanza (Ahorran al Estado 3 millones € por centro al año)
2. 990.774 alumnos
3. 107 hospitales (Ahorro de 50 millones € por hospital al año)
4. 1.004 centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA (Ahorro de 4 millones de € por centro al año)
5. 51.312 camas
6. Gasto de Cáritas al año: 155 millones € (salidos del bolsillo de los cristianos españoles…)
7. Gasto de Manos Unidas 43 millones € (10 veces más que el 7% presupuestado en los planes generales del Estado para promoción del tercer mundo este año, salido también, del bolsillo de los cristianos…)
8. Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones € (5 veces más que el ya mencionado 7 %, ¿Imaginan de dónde sale…?)
9. 365 Centros de reeducación social para personas marginadas tales como ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos (53.140 personas, ahorro de medio millón de € por centro)
10. 937 orfanatos (10.835 niños abandonados, ahorro de 100.000 € por centro)
11. El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico eclesiástico.

El arzobispo de Zaragoza, Monseñor Ureña ha calculado el gasto total ahorrado al Estado en 36.060 millones de € al año. El prestigioso economista José Barea lo ha reducido a 31.189 millones de €… ¿Qué más da?

Si estas estadísticas se enseñaran antes de realizar la encuesta, ¿Pensáis que seguiría ocupando la Iglesia el pírrico penúltimo puesto…?, ¿No le ganaríamos por lo menos a los políticos…? En fin, os invito por una vez (y sin que sirva de precedente) a que desobedezcamos a Jesucristo y hagamos públicas nuestras obras de Caridad. Es fácil: a todos mis amigos os voy a mandar este artículo para que hagamos una cadena y pronto se extenderá como la pólvora. Si nos intercambiamos chistes y Powerpoints, ¿Por qué nos vamos a avergonzar de nuestra Iglesia? Como se suele decir, mándaselo a 5 amigos-as y pronto llegará esta información a quienes tanto critican injustamente a la Iglesia… no lo dudes…

martes, 12 de diciembre de 2006

No hay mal que por bien no venga: San Pablo Extramuros

Seguimos dándole vueltas al refranero español, tan rico en expresiones que reflejan una sabiduría popular casi infinita. El que encabeza el artículo de hoy es tan verdad como un templo (nunca mejor dicho) y os voy a demostrar porqué.

Os voy a hablar de la Basílica Mayor de San Pablo Extramuros, la segunda Iglesia en tamaño de toda la cristiandad, sólo superada por San Pedro del Vaticano. Se trata de un edificio de mediados del siglo IV de nuestra era, mandado construir por el emperador Teodosio y por el papa León Magno para honrar la memoria del apóstol viajero. Se ubicó (después de tres siglos de persecuciones) donde según la tradición reposaban los restos de San Pablo, en las afueras de Roma, a unos once kilómetros de San Pedro.

En 1823, durante los trabajos de restauración del techo de la Basílica, un descuido de los encargados produce una chispa que inmediatamente prende en el carcomido techo de la Iglesia. En pocas horas el edificio es pasto de las llamas, quedando casi totalmente destruido. León XIII calificó el incidente como una gran pérdida para la historia y el arte cristiano. En efecto ¿quién iba a suponer que habría que esperar casi dos siglos para alegrarse de este incendio...?

La noticia saltó ayer por la mañana. Sin hacer ruido, y eclipsada por la muerte del dictador Augusto Pinochet, apenas ha encontrado eco en nuestros medios de comunicación: Ha aparecido el sepulcro de San Pablo (¡¡¡2.000 años después!!!).

En aquellos trabajos de restauración, que lentamente continúan en nuestros días, apareció un túnel subterráneo que unía la Basílica del siglo IV con una cripta mucho más antigua. Se comenzó a estudiar las crónicas que se conservaban de la Basílica y se halló un documento que hablaba de un gran sarcófago marmóreo. Éste coincide con el actualmente descubierto, que además, cuenta con la inscripción latina "PAULO APOSTOLO MART (YRI)". La jerarquía Vaticana, prudente hasta el máximo, no se pronuncia en términos absolutos, pero no cabe duda que el sarcófago contiene los restos del Santo. Evidentemente no es un dogma de fe, como tampoco lo es la Sábana Santa o la tumba de San Pedro, pero es una gran noticia para la arqueología y la historia cristiana. El sepulcro no añade ni quita nada a nuestra fe, pero nos une un poco más si cabe a nuestra tradición apostólica.

¿Quien le iba a decir al bueno de León XIII cuando le comunicaron la noticia que se alegrara, que dos siglos después se descubrirían los restos de San Pablo...? Me parece que ahora se entiende lo de que "no hay mal que por bien no venga" o aquello de que "Dios escribe derecho con renglones torcidos"...
Saquemos una conclusión práctica y espiritual para nuestras vidas: Cuando nos venga un mal, sea el que sea...paciencia...que como dice el profeta Isaías: "los caminos de Dios no son nuestros caminos ni los planes de Dios son nuestros planes" (Is. 55,8).

Que pena que los cristianos le hayamos dado tan poca importancia a la noticia. Dentro de 100 años nadie se acordará de Pinochet, que quedará en el recuerdo de la historia como un cruel dictador al estilo de Hitler o de Stalin. Nadie dará un duro por ellos. Nadie apostará su vida por sus sístemas políticos. Pero San Pablo, sus escritos y su sepulcro seguirán ahí, vivos, rezumando el Evangelio que nos conduce a Jesucristo, nuestro único Salvador. Gracias a Dios... (y a un incendio...).

lunes, 11 de diciembre de 2006

Calumnia, que algo queda

Agradezco a Antonio Luis, el seminarista, que me haya puesto al corriente de los graves hechos que han contribuido, una vez más, al deterioro del prestigio de la Iglesia que quieren hacer los medios de comunicación dirigidos por el señor Polanco (2ª vez en la corta vida de este blog que tengo que citar al ateo de marras...)

En efecto, nuestra Diocésis de Jerez se ha visto envuelta en un caso polémico creado únicamente por la imaginación calenturienta de los reporteros de "Aquí hay Tomate" de Tele 5. El pasado día 8 de diciembre, daban la noticia en directo de que un prófugo de la justicia, implicado en el caso Malaya, D. Carlos Fernández, estaba escondido en la Parroquia del Perpetuo Socorro de Jerez de la frontera. Inmediatamente aquello se llenó de periodistas, de curiosos y de la policia nacional. A las pocas horas, la misma policia confirma, tras registrar la parroquia, que todo ha sido un montaje del mencionado programa y que si quieren lo pueden denunciar ante la justicia ordinaria. El Párroco, D. Enrique Gómez Blanco decide emitir un comunicado desmintiendo el suceso y pidiendo simplemente al programa que rectifique.

No sólo no han rectificado sino que en su página web aquihaytomate.telecinco.es. sigue colgada la noticia como si fuera verídica (escribo en lunes 11, hora 19:45). Afortunadamente se puede opinar y los están poniendo verdes. Os invito a que entréis y con educación (yo ya lo he hecho) les escribáis cuatro verdades. Aunque quien sabe, a lo mejor lo único que se merecen es que los ignoren, porque como no tienen verguenza ni ética profesional ninguna, seguro que son de los que piensan que es mejor que hablen de uno aunque sea mal...

¿Donde queda el contrastar informaciones de antaño?, ¿Donde el rectificar como acción de sabios?, ¿Donde la ética periódistica de amor a la veracidad? Supongo, que con Karina... en el baúl de los recuerdos... Así que estos malos informadores o deformadores de la realidad, que se autoproclaman periodistas, seguirán con ese viejo refrán de nuestra sabiduría con el que encabezo el artículo, "calumnia, que algo queda".

domingo, 10 de diciembre de 2006

Frases cristianas para pensar

Hoy II Domingo de Adviento, os propongo algunas citas que os ayuden en vuestra oración a Dios:

"Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel." ,"Cuanto menos poseemos, más podemos dar. Parece imposible, pero no lo es. Esa es la lógica del amor." Madre Teresa de Calcuta".

"Un Santo triste es un triste Santo." Santa Teresa de Jesús.

"No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás." San Agustín.

"Tu vida puede ser la unica Biblia que muchos lean." Anónimo.

"Nadie, por sabio que sea, debe rechazar de plano la doctrina de otro, por pequeño que sea." Santo Tomás de Aquino.

"Al conocer lo que Dios nos ha dado, encontraremos muchísimas cosas por las que dar gracias continuamente". San Bernardo.

"Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevar contigo nada de lo que has recibido, solamente lo que has dado: un corazón enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el valor." San Francisco de Asís

"La peor enfermedad que acecha al mundo occidental no es la tuberculosis o la lepra; es el hecho de no ser deseado, es que nadie nos ame ni se preocupe por nosotros. El mundo no necesita cañones; solo hace falta amor y comprensión." Madre Teresa de Calcuta.

"Me busqué a mí mismo, y no me encontré. Busqué a Dios, y se me escondió. Busqué a mi prójimo y encontré a los tres." Anónimo.

"La buena conciencia sirve de buena almohada." John Ray.

Lo dicho, a reflexionar y a rezar...

sábado, 9 de diciembre de 2006

El Evangelio de Judas

Mi amigo Rondán me prestó el otro día el documental de National Geografic "El Evangelio de Judas" para que lo viera. Accedí gustoso y le dije que escribiría en mi blog un comentario sobre el mismo. Mi conclusión, mencionando la excelente obra de Shakespeare es que su contenido proporciona "Mucho Ruido y Pocas Nueces".

Para los que no lo hayan visto, decirles que se trata de un manuscrito aparecido en Egipto que se data sobre el año 220 d. C. y que cuenta la Pasión de Cristo desde el punto de vista de un Judas Iscariote que no es el traidor de los otros Evangelios, sino el más sabio y predilecto de los discípulos. De este modo, Jesucristo le habría encomendado la traición como la forma de liberarse de la cárcel que es el cuerpo humano. Se trata de un texto de origen gnóstico, uno de cientos de textos apócrifos escritos por corrientes filósoficas de los primeros siglos del cristianismo, pero muy posteriores a los 4 Evangelios canónicos (San Marcos, el más antiguo data del año 50 d.C; San Juan, el más moderno, sobre el año 110 d. C.). No están escritos por testigos visuales de la vida de Cristo, sino que son reflexiones filosóficas de corrientes neoplatónicas. Estos textos fueron rechazados como heréticos por los cristianos de su época. De hecho, conocíamos la existencia de un original de este Evangelio apócrifo gracias a San Ireneo de Lyon, quien en su obra "Contra los Herejes" condenó específicamente el "Evangelio de Judas" en el año 180 d. C.

Los gnósticos eran un conjunto de grupos con su propia filosofía y teología la cual es incompatible con el cristianismo. Despreciaban al cristianismo ortodoxo por considerarlo una religión para la plebe ignorante del conocimiento "oculto" que sólo ellos, la élite mística, podían descifrar. Además profesan un dualismo según el cual el cuerpo es una cárcel para el alma, que es la única inmortal y creada por Dios.

Podemos afirmar, sin riesgo de equivocarnos, que este Evangelio apócrifo no aporta nada a la fe cristiana, ni es ningún peligro para nuestra doctrina, como los más sensacionalistas vendían. Es un gran descubrimiento de la ciencia y la arqueología, que han conseguido rescatar un manuscrito del siglo III de nuestra era, pero no nos dice nada nuevo ni nada sorprendente. Su intención no es religiosa sino filosófica, y la Iglesia ni siquiera tiene que condenarlo porque ya lo hizo un obispo en el año 180 d. C.

El verdadero peligro para nuestra fe no son los falsos evangelios sino la mediocridad, la ignorancia y la falta de interés en buscar la verdad de nuestros días. Muchos cristianos han sido bautizados pero no viven la vida en el Espíritu Santo. Eso sí que hace un daño terrible a la Iglesia, de eso sí que tendríamos que defendernos con uñas y dientes.

viernes, 8 de diciembre de 2006

El dogma de la Inmaculada Concepción

Celebramos este año el 152 aniversario de la definición dogmática de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, proclamada el 8 de Diciembre de 1854, por el Papa Pio IX en su carta apostólica Inneffabilis Deus: “Declaramos, afirmamos y definimos que ha sido revelada por Dios , y por consiguiente, que debe ser creída firme y constantemente por todos los fieles, la doctrina que sostiene que la santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los meritos de Jesucristo, salvador del género humano”.

No exento de polémicas teológicas, sobre todo entre los siglos XII y XIV, se alcanzaba así un consenso en un punto de la fe que contaba con poco fundamento bíblico explícito, pero sí con una fuerte tradición patrística, magisterial y sobre todo popular. La liturgia, el arte, la música, la pintura y la escultura fueron de manera gráfica la expresión de ese pueblo, que anhelaba que la que fue llamada “llena de gracia” en la Anunciación, estuviera también por ello exenta de pecado desde el mismo momento de su concepción. Mucha “culpa” de esta decisión magisterial de Pio IX se la debemos a la gran devoción de la Iglesia católica española, donde no podemos dejar de mencionar Diócesis como las de Sevilla, Granada y Toledo.

Pero, ¿qué nos dice el dogma de la Inmaculada Concepción a los católicos de hoy, 152 años después de su promulgación?

Nos dice dos grandes verdades sobre María:

- La primera, que no conoció pecado, ni siquiera el original (dicho en clave negativa) o lo que es lo mismo, que siempre estuvo llena de gracia y asistida por el Espíritu Santo (dicho en clave positiva).

- La segunda, que no se trata de un privilegio concedido para su propio disfrute, sino que María es más bien un paradigma o modelo del hombre que es capaz de responder “sí” a la voluntad divina, y recibir así toda su gracia.

Pero además de estas dos grandes verdades que potencian nuestra devoción y vida de piedad mariana, el dogma hay que extenderlo a una perspectiva cristológica: María siempre debe conducirnos a Cristo, a su imitación, a poner por práctica todo su mensaje y el proyecto de su Reino en la tierra. La “toda gracia”, la “sin pecado”, sigue repitiéndonos dos mil años después “Haced lo que él os diga”. La que después de la Anunciación se puso en camino y se fue a servir a su prima entonando el Magnificat, nos llama a la humildad y sencillez como un modo de luchar contra el pecado y alcanzar la santidad.

María, la primera discípula de Cristo, nos sigue hoy invitando a la aventura de su seguimiento. En María se realiza ya lo que un día esperamos alcanzar nosotros: la ausencia total del pecado y la plenitud de la gracia divina en nuestras vidas.

miércoles, 6 de diciembre de 2006

Peregrinación a Sanlúcar

Hoy hemos estado de excursión en Sanlúcar de Barrameda. Después de mucho esfuerzo, llenamos el autobús, y hemos sido 52 personas las que nos hemos desplazado a la cuna de la manzanilla. Allí hemos visitado la Parroquia de la O y la Basílica de la Caridad, guiados por mi hermano Luis, que ha hecho de improvisado guía. Luego hemos ido a las bodegas Hidalgo y hemos degustado los vinos de la tierra, almorzando en ese mismo lugar.
Me llama la atención como en una convivencia la gente cambia (yo también me tengo que incluir...). Se sale uno del corsé que aprisiona a lo cotidiano y nos relajamos mostrándonos tal y como deberíamos ser. Se vuelve uno más humano, más atento a los otros, se forma una piña en la que todos forman como una gran familia.
Mañana todos volveremos a nuestras preocupaciones, a nuestras prisas, a nuestro "ir a lo nuestro" (valga la redundancia)... pero hoy ha sido uno de esos días de los que no se olvidan facilmente. De los de disfrutar y ver que los demás disfrutan. Ojalá la vida fuera una excursión perenne, en la que todos somos más fraternos y más comunicativos los unos con los otros.
Doy gracias a Dios por este día, que pensado inicialmente para recaudar fondos para la nueva Iglesia, se ha transformado más bien en una experiencia humana inolvidable. Gracias a todos los que habéis participado de este evento.

martes, 5 de diciembre de 2006

7 futbolistas católicos

Hoy en día no está de moda ser creyente, y mucho menos católico. En el mundo del futbol, sólo los brasileños evangelistas tradicionalmente han hecho alarde de su religión bajo la organización "Atletas de Cristo" (a la que pertenecen, entre otros, Kaká, Donato, Edmilson o el español Valerón). Por ello, me ha llamado la atención el testimonio público de su fe que han dado estos siete futbolistas (la mayoria de ellos en activo) al periódico "La Razón". Voy a transcribir sus experiencias de fe:

1. Gabriel Batistuta, jugador argentino, remarca que "Para mí, Jesús es un ejemplo a seguir. Siempre he tenido fe, aún en los momentos difíciles de mi vida. A menudo, lo confieso, he tenido alguna duda, aunque quizás estoy usando una palabra muy gorda. Pero siempre he creído, siempre he seguido las enseñanzas de la Iglesia".

2. En audiencia con el Papa Juan Pablo II, Ronaldo, jugador merengue, se declaró creyente católico a pesar de que la mayoría de sus compatriotas brasileños son evangélicos. Recuerda así su encuentro: "Fue un momento inolvidable. Antes de que nos recibiera, temblaba tanto que mi madre se burlaba de mí. Nunca había estado tan emocionado. Después me calmé, cuando él me hizo sentir cómodo. El Papa es un hombre excepcional, un testimonio de fe".

3. Javier Zanetti, del Inter de Milán, parece realmente enamorado de Dios: "Estar cerca de Jesús significa ser una persona feliz. Soy muy creyente, experimento su existencia y su amor. Cada segundo siento a Dios presente en mi vida. Quisiera enseñar a los jóvenes la belleza de creer en Dios y la importancia de asumir la propia responsabilidad".

4. El nigeriano Kanu tuvo una experiencia trascendental. En 1996, en un momento espléndido de su carrera, le encuentran una anomalía cardíaca y su vida y su carrera corren peligro. Sin embargo, una operación milagrosa le salvó la vida. "Soy cristiano católico, practicante. En Nigeria hay una Iglesia católica muy fervorosa. No puedes basar tu vida sobre el fútbol o sobre el éxito, o sobre una cosa humana porque cuando falle estarás perdido. Sólo Dios es eterno", señala. Añade que en los momentos de dolor ha sentido la fuerza de los que rezaban por él. "No es retórica, creo en el valor de la oración, no para que suceda un milagro, sino para saber aceptar la voluntad de Dios".

5. Pero de todos los testimonios, el que lleva la delantera es el argentino Abel Balbo. Organizó el famoso encuentro de los futbolistas argentinos que jugaban en Italia con el Papa en 1996. Un encuentro que marcó la vida de muchos de los que participaron. "Cuando estaba en el Udinese, iba yo solo a misa. Después empezaron a venir conmigo dos o tres compañeros hasta que hubo un momento en que venía a misa casi todo el equipo. He sabido que muchos de aquellos que todavía están en el Udinese continúan yendo a misa", comenta satisfecho. Opina que "la Iglesia es mi madre. Tengo una buena relación con la Iglesia. Tengo muchos amigos sacerdotes. Lo siento por los que dicen que creen en Dios pero no en la Iglesia. ¿Es una afirmación sin sentido! Es verdad que hay algunos sacerdotes que no están a la altura de su misión, pero yo no voy a una iglesia para llevarme bien con el cura o para ver si es bueno y simpático".

6. Al belga George Grun se le fortaleció la fe cuando perdió a su hija en 1992. "He vivido una tragedia increíble. Y es en la fe en donde he encontrado la fuerza, el coraje, la esperanza para seguir adelante. Y es en Dios donde he encontrado el sentido de la vida. Porque la vida para nosotros los seres humanos continúa aún cuando pierdes una hija pequeña. La vida no termina aquí en la tierra. Es esta certeza la que me ha dado el coraje de continuar, de seguir adelante. Como católico puedo decir que he descubierto el amor de Dios aún en esta tragedia. He descubierto la oración, que no sólo debe ser un refugio en los momentos de desesperación".

7. El alemán Oliver Bierhoff ríe al recordar que cantaba en el coro de su parroquia. "Me alegro mucho de haber recibido una educación católica que me ha ayudado tanto en la vida. Creo que cada cosa que pasa tiene un sentido. Dios me protege y no debemos tener miedo, al contrario, debemos ser capaces de afrontar cada cosa con serenidad".

Son personas ricas en dinero y fama, y sin embargo, sienten que sólo Dios puede darles la felicidad que no pasa nunca. Son testimonios hermosos, que Dios se los pague con creces.

lunes, 4 de diciembre de 2006

Las monjitas bailonas

Tengo la suerte de ser capellán de un Convento de clausura. Para mi son un estímulo en mi fe esas 9 mujeres que han entregado su vida a la oración y al silencio como espacio de encuentro con Dios. Además de obligarme a levantarme temprano (la misa comienza a las 8:30) me ayudan con su testimonio de fe y, sobre todo, con su alegría.

Podría hablar de cualquiera de ellas, pero me voy a centrar en tres, las jóvenes keniatas Mary, Rosalía e Isabel, quienes han sido noticia a nivel nacional la semana pasada. Han editado un disco junto a otras 7 compatriotas para recaudar fondos para los niños de su país a través de la ONG "SOS África". El disco se llama "Cantos de Contento" y en la portada aparecen sus 10 caras sonrientes. Os puedo asegurar que su sonrisa no responde a una operación de marketing para vender más discos. Esa sonrisa es perenne en sus rostros. Cuando las han entrevistado, no se han cortado un pelo a la hora de cantar y bailar para las cámaras de Andalucía o España Directo. Y lo hacen porque para ellas bailar es expresión de alegría. Rezan cantando y cantan bailando. Y son extraordinariamente felices.

Algunos pueden pensar que no hay nada más triste que un convento de clausura. Yo os puedo asegurar que no hay nadie más felices que mis monjitas Mercedarias. Cada una tiene su carácter, su manera de ser y de expresarse, pero todas coinciden es rebosar y transmitir paz interior, que es la fuente de la alegría (acordaros del cuento de ayer...).

No entiendo como pueden estar tan faltas de vocaciones. Hoy en día se han estabilizado las vocaciones al seminario; sin embargo, para la vida contemplativa persiste una crisis preocupante. Quizás es que no las conozcan lo suficiente, o que la exigencia de una vida así resulta poco atractiva para muchachas de nuestra sociedad, más apegadas a lo material que a lo espiritual. Lo que sí se es que son imprescindibles para la Iglesia, y que el bien que hacen a traves de la oración es incalculable. Por ello, muchas órdenes tienen que importar vocaciones de África o de Sudamérica, Iglesias menos desarrolladas económicamente pero más pujantes en compromiso y autenticidad evangélicas. Ellas vienen a evangelizar a esta Europa adormecida y enquistada en la rutina. Y lo hacen trayéndonos su manera de entender la religión, más viva, más apasionada, más alegre como demuestran sus boitos bailes y cantes.

Por cierto, el disco vale 15 €, lo pedéis adquirir en el convento o en la Parroquia de San Pedro, haréis una obra de caridad y contribuiréis a hacer sonreir a algún niño de Kenia. Que Dios os lo pague.

domingo, 3 de diciembre de 2006

La Furia y la Tristeza

Os presento hoy un cuento de Jorge Bucay, médico psiquiatra y Argentino
(combinación casi perfecta) que es uno de los best-sellers actuales en libros de autoayuda. pertenece a su libro "Cuentos para Pensar":

Había una vez... un estanque maravilloso.
Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.
Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos entraron al estanque.
La furia, apurada (como siempre esta la furia), urgida -sin saber por qué- se bañó rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua...
Pero la furia es ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró...
Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza...
Y así vestida de tristeza, la furia se fue.
Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque.
En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba.
Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.
Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad... está escondida la tristeza.


Me parece una explicación muy buena de algo que creo que nos pasa a todos: La violencia, la ira, el pronto que nos sale a veces suele ser reflejo de la tristeza que llevamos dentro. Y es constatable que las personas violentas suelen ser tristes, mientras que la paz interior genera personas alegres como, por ejemplo, los santos. Espero que este cuento nos ayude a meditar sobre nuestras vidas en este Adviento que hoy comenzamos, y vayamos desterrando de nuestro corazón a los dos protagonistas del mismo.

sábado, 2 de diciembre de 2006

J.C. (Mecano, 1991)

Hoy os presento otra canción, en este caso, del grupo Mecano. La letra es de Nacho Cano, el componente más "espiritual" del conjunto, siempre preocupado por temas religiosos y trascendentes. Afín a las religiones orientales, publicó su primer disco en solitario con el título "Un Mundo Separado por un Mismo Dios", lo que da idea de su sincretismo espiritual.
No obstante, antes de ese cacao espiritual en el que se halla metido, nos dejo en "Aidalai" esta joya musical dirigida al fundador del cristianismo, Jesucristo.



Pasabas por allí, no se bien
que vibró dentro de mí
y sin pensar me fui detrás de tí
La luna en tu melena me ayudó
a seguir tus pasos por la acera
pero al doblar la esquina del bazar
no se como te perdí
En plena confusión escuché
dentro de mi corazón
como una voz marcando la señal
iba diciendo...

estribillo:
Tú,
tú y yo
tú y yo
tú y yo

Como un radar en el mar
que el barco a puerto quiere anclar,
aquella voz subía de intención
o bajaba si iba mal, o iba un poco mejor
En miles de movidas me metí
por seguir detrás de tí
pero al final encontré el lugar
y en medio de la luz estabas esperando... (Estribillo)

Colgado de dos palos
y amarrado por los pies y por las manos
me pregunté quien lo pudo hacer
Trepé por la madera
y aparté de tu cara la melena
y te besé
tres palabras rotas escaparon de tus labios (estribillo)

Me parece muy sugerentes los temas que Nacho Cano nos presenta:
- La llamada nítida de Cristo en cada uno de nuestros corazones para que le sigamos... La frase "Sin pensar me fui detrás de ti" nos recuerda la llamada alos apóstoles: "...dejádolo todo le siguieron"
- La búsqueda de Cristo "en miles de movidas"... ¿Cuántas veces lo buscamos donde no está...?
- A Cristo se le encuentra en la cruz: "amarrado por los pies y por las manos" nos espera a que nosotros acudamos a Él. Él ya hizo todo lo que tenía que hacer por nosotros, somos nosotros los que tenemos que apender a vivir (y a sufrir...) con Él.

Se podrían apuntar más cosas, pero ahí lo dejo por hoy. Por cierto, que tampoco en la pagina web de Mecano se puede escuchar esta canción. Con tal de que no los pirateen los autores nos privan de escuchar su arte...

viernes, 1 de diciembre de 2006

¿Quiénes somos?, ¿De dónde venimos?, ¿Adónde vamos?

Dicen que estas son las tres preguntas fundamentales del hombre, a las que religión, filosofía y ciencia intentan dar respuestas satisfactorias.

Hoy voy a recordar mi pasado de hombre de ciencias (antes de meterme en esto de ser sacerdote...) y reflexionar con vosotros sobre la relación fe-filosofía-ciencia. Muchos dicen que aparentemente se contraponen, y a menudo, a lo largo de la historia, la ciencia ha aparecido como la nueva religión-filosofía que viene a liberar al hombre de sus supersticiones religiosas. Sin embargo, mi opinión es justo la contraria; me parece que los descubrimientos cientificos son más bien la confirmación clara de que Dios existe.

Os voy a poner un ejemplo: Cuando vemos una obra de arte realizada por una persona, ¿no vemos la mano del artista? Escuchamos La Quinta Sinfonía e inmediatamente pensamos en Beethoven, vemos la Sagrada Familia de Barcelona y pensamos en Gaudí, leemos Rimas y Leyendas y pensamos en Gustavo Adolfo Bécquer..., y así sucesivamente. ¿Cómo puede ser entonces, que el hombre descubra el orden y la infinitud del cosmos, los milagros cotidianos de la naturaleza y no vea la mano de Dios?, ¿Tan ciegos estamos?

Por más que avanza la ciencia, nuestros telescopios nunca llegan a abarcar el final del universo, ni nuestros microscopios descubren nunca una última partícula que ya no se pueda dividir más. El cosmos se rige por perfectas leyes matemáticas: bastaría un grado más o un grado menos para que todo desapareciera. Bastaría una desviación en unos pocos kilómetros de una órbita de un planeta para que el caos se apoderara del universo y todos los planetas chocarán entre sí. Bastaría un poco más o menos de luz del sol para que la vida desapareciera de la Tierra... ¿No es Dios un perfecto matemático que lo ha organizado todo al milímetro....?

Otro ejemplo: un libro cualquiera, de unas 200 páginas, contiene 1.000.000 de letras, comas y puntos. Si pusiéramos todas esas letras, puntos y comas en un contenedor gigante y los lanzáramos al suelo... ¿Cual sería la probabilidad de que apareciesen en orden las letras, las comas y los puntos para que el resultado final fuera un libro legible en cualquier idioma del mundo? La respuesta, evidentemente es que existe la misma probabilidad de que eso sucediera como que decir que el cosmos es fruto del azar y no de alguien que ha puesto todo lo creado en un orden perfecto.

Creo que la idea de que Dios creó el universo es tan obvia como necios son los hombres que la niegan. Pese a ello, cabe recordar que los cristianos no creemos sólo en el Dios creador, sino en el Dios que se ha hecho hombre y ha venido al mundo a salvarnos. Eso ya es menos demostrable científicamente, y exige de nosotros un esfuerzo de fe. Una fe que no es obvia, pero que exige de nosotros una respuesta ineludible. Bendita libertad la que nos da Dios, que hace de cada una de nuestras vidas una elección entre considerarnos criaturas divinas o fruto del azar. Que cada uno responda por sí mismo...

miércoles, 29 de noviembre de 2006

El Exorcismo de Emily Rose (The Exorcism of Emily Rose, EEUU, 1995)

Os dije que un día ibamos a hablar de exorcismos y posesiones diabólicas. Antes de hacerlo, me gustaría recomendaros esta reciente película (EEUU, 2005) que a diferencia de El Exorcista (EEUU, 1973) está basada en hechos reales. Ni que decir tiene que no es apta para menores de 18 años, ni para aquellos que se obsesionen con estos temas. El film cuenta la extraña y controvertida decisión de la Iglesia Católica al reconocer la posesión demoníaca de una joven estudiante de 19 años, Emily Rose, quien dejó el protegido ambiente de su hogar rural para ir a la universidad sin la menor sospecha de lo que allí le esperaba. Una noche, sola en su dormitorio, sufre la primera "alucinación" y pérdida de conocimiento. Puesto que los ataques son cada vez más frecuentes e intensos, Emily, católica devota, decide someterse a un exorcismo dirigido por el cura de su parroquia, el padre Richard Moore. Al morir la joven durante el aterrador exorcismo, acusan al sacerdote de homicidio negligente. Erin Bruner, una sobresaliente abogada, acepta de mala gana representar al Padre Moore a cambio de una promesa de promoción en su bufete de abogados. A medida que el juicio avanza, el cinismo y ateísmo de Erin se tambalean debido a la fe inquebrantable del Padre Moore y a los hechos, espeluznantes e inexplicables, que rodean el caso. Su exorcismo fue grabado por un médico psiquiatra en una cinta de audio que posteriormente se usó como prueba para afianzar la versión del sacerdote. La película refleja el intenso juicio en el que se trata de dilucidar si se trataba de un caso de posesión demoníaca o simplemente una serie de trastornos médico-psiquiatricos.

Se trata de la segunda pelicula del director estadounidense Scott Derrickson, donde dirige a Jennifer Carpenter (su primer film), Tom Wilkinson (En el Nombre del Padre, Full Monty, Shakespeare in Love, El Patriota...) y Laura Linney (Las dos Caras de la Verdad, El Show de Truman, Mystic River...).

Me parece que es una de esas películas que te hacen pensar, de aquellas que vas al cine (o estás en tu casa) y no dura sólo dos horas sino varios días en tu mente. Se trata de una perfecta conjunción entre suspense, religión, terror y cine judicial. Y lo mejor de todo, no toma partido por ninguna postura en concreto, sino que se limita a narrar unos hechos históricos tal y como sucedieron. A cada uno corresponde darles crédito o pensar que se trata sólo de una historia para asustar. En breve escribiré otro artículo para exponer que me sitúo entre los que piensan que estos casos son tan reales como la vida misma. Hasta entonces, espero que la disfrutéis, o la sufráis, que es lo más probable...

martes, 28 de noviembre de 2006

Huellas en la arena

Hoy os voy a contar un cuento. Con él, volvemos a reflexionar juntos sobre el sufrimiento del hombre y como Dios no nos deja nunca solos... Dice así:

"Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida. Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestra, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena, y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena. Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor:

- Señor, Tu me dijiste, a través de tu palabra, que siempre irías conmigo a lo largo del camino de mi vida. Sin embargo durante los peores momentos de mi existencia veo que hay en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tú me abandonabas en las horas en que yo más te necesitaba-.
Entonces, Él, fijando en mí su bondadosa mirada me contestó:
- Mi querido hijo. Yo siempre te he amado y jamás te abandoné en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente en los momentos de tu vida donde te llevé en mis brazos-."

Me parece una preciosa reflexión de cómo, aunque en los momentos difíciles no vemos a Dios, sin lugar a dudas está ahí, sosteniéndonos y acompañándonos como el amigo que nunca falla.

lunes, 27 de noviembre de 2006

Oración al Cristo del Calvario

¡Qué gran suerte tenemos los cristianos! En efecto, a diferencia de toda otra religión (Judaísmo, Hinduísmo, Islam, Budismo...) nosotros no le rezamos a un ente abstracto, a un ser trascendente y lejano al hombre. También los cristianos creemos en ese ser creador y providente (el Padre de la Santísima Trinidad), pero lo que nos diferencia es nuestra fe en que ese Dios se ha hecho hombre, ha asumido nuestra condición humana. Por ello, nuestras oraciones suelen estar dirigidas por medio del Hijo (Jesucristo) o de la Santísima Virgen María.

Me parece que por eso la música, la pintura, la literatura, la escultura e incluso la arquitectura de inspiración cristianas son sin duda lo más sublime del arte. Veo difícil de igualar, por ejemplo (por el mismo orden que he citado las disciplinas) el Requiem de Mozart, los frescos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, la obra de Santa Teresa de Ávila, la Macarena de Sevilla o cualquier Catedral del Medioevo. No son sólo expresiones artísticas, sino que condensan una fe y una mística difíciles de equiparar.

Hoy os presento una nueva oración, de Gabriela Mistral, que conjuga todos esos factores: fe, oración, mística, belleza literaria y capacidad de empatía con quien la lea:

En esta tarde, Cristo del Calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma;
pero, al verte, mis ojos van y vienen
de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.
¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?
¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
cuando en la cruz alzado y solo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?
Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mi todas mis dolencias.
El ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.
Y sólo pido no pedirte nada,
estar aquí, junto a tu imagen muerta,
ir aprendiendo que el dolor es sólo
la llave santa de tu santa puerta. Amén.

Espero que os ayude a rezar, es un tratado completo del sufrimiento del hombre asumido desde la perspectiva de un Dios que se compadece (del latín cum-padecere= padecer con) del los hombres. Dios no es ajeno a nuestro sufrimiento, todo lo contrario: Él padeció por nosotros, para nosotros, antes que nosotros, y sin duda, más que nosotros.

domingo, 26 de noviembre de 2006

Una historia real: Mel Gibson

Hoy os voy a contar una historia de cómo Dios interviene en la historia de las personas.

Hace algunos años, un hombre muy trabajador decide trasladar a su familia desde New York hasta Australia, en busca de una mejora en su pobre vida. Uno de sus hijos, mientras esperaba una oportunidad para cumplir su sueño (quería ser actor de cine), trabajaba en los puertos locales situados en las peores zonas de la ciudad. Una noche, de regreso a casa, el joven fue asaltado por 5 delincuentes. Él se resistió a entregar el poco dinero que llevaba para su familia, y fue agredido brutalmente. Una vez que lo dejaron inconsciente por los golpes, no cejaron en la paliza: Lo patearon hasta deformarlo, le desgarraron el rostro, lo golpearon brutalmente por todo su cuerpo. Cuando finalmente el joven fue encontrado por la policía tirado en la calle, lo consideraron muerto y llamaron a la funeraria.

En el trayecto, un policía pudo ver que el joven hacia un intento por respirar y fue llevado de inmediato al hospital de emergencias más cercano. Fue horrible la impresión recibida por el equipo médico al verlo y constatar que aquel joven ya no tenía apenas rostro. Sus ojos estaban hundidos; su cráneo, piernas y brazos fracturados, su nariz estaba literalmente perdida en su cara, todos sus dientes completamente rotos y su mandíbula desprendida.

El joven logró salvar su vida, aunque permaneció cerca de un año en el hospital. Cuando salió, su cuerpo estaba recuperado, pero su rostro era repulsivo de ver. Ya no era aquel joven bello con un bonito futuro por delante.

Una vez recuperado empezó a buscar trabajo, pero siempre era rechazado por todos por su apariencia física. Por fin alguien le ofreció una oportunidad: Un empresario le sugirió que participara en un espectáculo de circo, en el que su nombre sería: "El Hombre Sin Rostro".

A pesar de encontrar trabajo seguía sintiendo el rechazo de las personas, ya que fuera del circo nadie quería ser visto con él. Por ello llegó a pensar en la muerte, aunque lo descartó y siguió con esta situación por casi 5 años.

Un día, caminando, entró a buscar consuelo en una Iglesia, pensando que allí podía alcanzar algún alivio a su situación de angustia. Al entrar vió a un sacerdote orando de rodillas, adoptó su misma postura y también se puso a rezar.

Al rato, el sacerdote vió a ese hombre "sin rostro"; se acercó, lo levantó y lo llevó a otro lugar para conversar. Su rostro le impresionó tanto que pensó que tenía que hacer lo posible por ayudarlo a recuperar su dignidad y su vida. El joven comenzó a asistir a la iglesia con frecuencia, siempre pidiéndole a Dios que le diera al menos paz espiritual y la gracia de ser un mejor hombre cada día.

Después de un tiempo, el sacerdote, por medio de amistades personales, logró conseguir los servicios médicos del mejor cirujano estético de Australia y sin costo alguno.

La cirugía fue como un milagro, se dispusieron para él los mejores servicios médicos, y su rostro pudo ser reconstruido con las fotos que el joven aportó.

Con el tiempo, "el hombre sin rostro" recuperó una vida normal, fue escogido en un casting para hacer su primera película, se casó con una bella mujer, tuvo varios hijos y pronto llegaron sus grandes éxitos profesionales.

¿Quiere saber quien es este joven?

Su nombre lo conoces de sobra, él es... Mel Gibson. Actualmente Mel es admirado por muchos y conocido como un hombre entregado a Dios, caritativo y un gran ejemplo de coraje sorprendente. Su historia personal la recogió en su primera película como director de cine, "El hombre sin rostro" (EEUU, 1993). En "la Pasión de Cristo" (EEUU, 2004) tenemos también indicios de su profunda fe y de su identificación con el sufrimiento de Cristo.
Somos muchos los que no conocíamos esta conmovedora historia, ya que a menudo los medios de comunicación dan más importancia a lo negativo que a este tipo de experiencias gratificantes. El testimonio de Mel Gibson nos invita a confiar en Dios… para Él nada es imposible.

sábado, 25 de noviembre de 2006

Hacer comentarios

Hacer comentarios:
Muchos de vosotros me habéis pedido que explique como hacer comentarios a los artículos que voy escribiendo. Así que hoy, me vais a permitir que ésta sea mi aportación para el mejor funcionamiento del Blog.
Detrás de cada artículo viene la fecha en que lo escribí y una referencia sobre los comentarios publicados: Ejs: 0 comentarios, 3 comentarios, 6 comentarios... Si queréis hacer un comentario o leer los comentarios que otros han hecho pincháis encima de la palabra "comentario".
A la izquierda os saldrán los comentarios ya realizados. A la derecha aparecerá un recuadro dentro del cual podéis escribir vuestra opinión. Una vez terminado aparecen abajo tres recuadros donde encontráis tres posibilidades de enviarlo.
1. Haceros socios de "Google-Blogger" (p. ej. nuestro amigo Antonio Luis, el seminarista ya lo ha hecho). Es algo complicado, pero tiene la ventaja de que vuestro nombre aparecerá en azul (y no en negro como en los dos siguientes). El color azul os dará la garantía de que nadie puede utilizar vuestro nombre para escribir una opinión que no sea la vuestra...
2. Pinchar la opción "otros". Podéis escribir libremente el nombre que os apetezca, sea real (p. ej. Rondán, Paco, Lorena...) o imaginario, es decir un pseudónimo (p. ej. "El pobrecito hablador"). Es lo más cómodo, pero como digo, alguien puede usar vuestro nombre para crear confusión... (eso suele pasar en otro tipo de Blogs, p. ej. políticos, en el mío no creo que se dé el caso...)
3. Pinchar en "Anónimo" y expresar vuestra opinión sin que nadie (ni siquiera yo) sepamos la identidad del que escribe.
Por último, le dáis a publicar comentario y ¡Ya está!
por cierto: cuando yo hago un comentario veréis que mi nombre sale en azul. Si un día lo véis en negro tened la certeza de que no soy yo quien escribe...