martes, 4 de diciembre de 2007

Hablar menos

Hace tiempo recibí un powerpoint que inspira este artículo que hoy os escribo. Estamos ya en tiempo de Adviento (Antes de que me vuelvan a acusar de gay os recuerdo que el morado es su color litúrgico-), momento idóneo para preparar nuestros corazones ante la inminente celebración del nacimiento -un año más- de nuestro Salvador. Es tiempo de reflexión, de oración, donde todos deberíamos buscar unos minutos para buscarnos a nosotros mismos y encontrar a Dios. Y a Dios lo encontramos no en los barullos, no en los centros comerciales, no en las comilonas... sino en el silencio de nuestro corazón y en el rostro -a menudo también taciturno- del hermano que sufre.


Dicho esto, tenemos que ser conscientes de que Dios nos ha dado:
- 2 ojos,
- 2 oídos,
- 2 brazos,
- 2 piernas
- y 1 boca.

Así es que en justicia aritmética debemos:
- ver más,
- oír más,
- hacer más,
- movernos más
- y hablar menos...

Y todo ello con un sentido, un porqué, una finalidad, porque también nos puede pasar que:
- miremos mucho y no veamos nada,
- oigamos mucho pero no escuchemos nada,
- hagamos cosas pero no seamos nada,
- nos movamos mucho pero no vayamos a ninguna parte
- y hablemos mucho y no digamos nada...

En fin, que aprovechemos este tiempo de Adviento para hablar menos y convertirnos en mejores personas, que eso es lo que se pretende con estos 4 domingos de preparación a la Navidad.
Como último consejo, un dicho que a menudo se nos repite a los sacerdotes antes de comenzar los Ejercicios Espirituales: "Antes de hablar piensa si lo que vas a decir es más bello que el silencio..."

7 comentarios :

El Peregrino Ruso dijo...

Noto cierta homofobia por su parte padre al decir por los colores

Anónimo dijo...

es cierto padre yo tambien noto cierta homofobia que piensa usted de la homosexualidad???

ISA dijo...

creo que guardar silencio es mil veces mejor cuando no se comprende bien lo que se lee o no Padre?
yo que el Padre solo hace referencia a que le dijeron que el color morado podia ser gay no que es que el este de acuerdo con eso
bueno haciendo referencia a su blog. creo que es muy dificil a veces guardar silencio, estamos llenos de ruidos y sonidos, y el quedarnos en silencio para escuchar a nuestros corazones, pues son quien mas cerca estan de dios, nos da un poquito de miedo y preferimos movernos,actuar y antes que pensar que decision o que palabra seria la adecuada...... preferimos hablar cualquier cosa, hablar mucho a veces es significado de que sabemos, trataremos de guardar silencio para estar mejor preparados esta Navidad

el duendecillo verde dijo...

Padre el Domingo Gaudete no ha llegado todavía, eso es rosita no morao.

Anónimo dijo...

Me da pena que os quedeis solo con el comentario "del color" y no con la refexión tan profunda que nos hace D. Jaime.Dejemos a un lado lo que cada uno piense, o los ideales que tenga, somos libres de pensamiento y mientras no hagamos ningun mal que cada cual piense lo que quiera.A mi, en particular, ha sido una de las reflexiones que mas me ha gustado y me quedo con su última frase, que creo encierra todo lo que nos ha querido comunicar.
Siga así y Feliz Navidad a tod@s.

LUZ Y FERnando dijo...

el Domingo Gaudete tiene algo que ver con el Sabado Sabadete???

el duendecillo verde dijo...

a Luz y Fernando, sin comentario.