sábado, 23 de febrero de 2008

Peregrinación a Tierra Santa

En apenas unas horas marchamos a Tierra Santa a comprobar in situ la fuerza del quinto Evangelio. Al final se lleno el cupo y seremos 100 peregrinos los que vamos a pasar una semana en Israel, a caballo entre Tel Aviv, Tiberias y Jerusalén. Prometo hacer un anecdotario para comentar con vosotros todas las incidencias, lo más espiritual y lo más gracioso del viaje, al igual que hice el año pasado en Roma. Un saludo a todos y hasta pronto

lunes, 18 de febrero de 2008

La Transfiguración

El Evangelio de este domingo nos presentaba un pasaje tan enigmático como apasionante. La montaña, la nube, Moisés y Elías, visiones... forman parte de este pasaje donde Cristo hace experimentar a sus discípulos la gloria de la resurrección.

Dicen muchos exégetas y predicadores que le escena es como una pregustación de la resurrección que Cristo ofrece a los apóstoles predilectos -Pedro, Santiago y Juan- para que tomaran fuerzas antes del episodio de la pasión en Jerusalén.

A mí no me lo parece, entre otras cosas, porque hubiera sido un fracaso de Cristo, ya que sabemos que las fuerzas de los apóstoles en el trance final andaron "cortitas con limón".

¿Qué es entonces lo que nos quiere decir este relato? sintetizémoslo en tres puntos:

1. Jesús pasa del desierto (tentaciones) a la montaña (transfiguración), del lugar de la sequedad y la ausencia de vida al derroche de la naturaleza, de la presencia de Satanás a la gloria de Dios, del triunfo frente al Maligno al reconocimiento de Dios como su Hijo amado.

2. Jesús es la perfección de toda la revelación: Es superior a la ley vigente hasta esa fecha -Moisés- y al mayor de los profetas del Antiguo Testamento -Elías-. Es el Hijo de Dios, la Palabra hecha carne que por un momento se muestra tal como es a sus discípulos.

3. Pedro, Santiago y Juan no entienden ni un pimiento de lo que allí sucede. "No conteís a nadie la visión que acabais de ver hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los muertos". Con estas palabras Jesús les dice: Mas tarde entenderéis, paciencia, ya lo comprenderéis todo...

¿Y a nosotros que nos dice este texto? Pues en este tiempo de Cuaresma son un estímulo para el camino que nos queda, para saber que el Cristo en el que creemos no es sólo el que muere sino sobre todo el que resucita. Nuestra fe no es solo fe de clavos y espinas sino de sudarios y sepulcros vacíos. Llega el climax de la celebración de la muerte de Cristo -La Semana Santa- y no debemos olvidar que esa es solo una cara de la moneda. La Pasión no sirve de nada sin la resurrección.

Como dijo más bellamente Machado:

¿Quién me presta una escalera para subir al madero,
para quitarle los clavos a Jesús el Nazareno?...
¡Oh, no eres tú mi cantar!¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,sino al que anduvo en la mar!

martes, 12 de febrero de 2008

La Tentación Vive Arriba

Este es el título del clásico de Billy Wilder de 1955 protagonizado por Marilyn Monroe. No os puedo hablar de la película -os confieso que no la he visto- pero su título me parece muy sugerente para hablaros del Evangelio de este domingo pasado.
En efecto, la tentación vive arriba, aunque también abajo, a la izquierda y a la derecha. Si en la película la tentadora era la sensual Marilyn, en nuestra sociedad no sólo la tentación reviste un caracter erótico-sexual. Hay otras muchas tentaciones para el cristiano, contra las que tenemos que luchar sin desfallecer.
El texto de Mateo nos presentaba tres tentaciones al Cristo penitente que se había alejado al desierto a orar y ayunar: Convertir las piedras en panes, tirarse del alero del Templo sin dañarse y todos lo Reinos de la tierra. El tentador le iba ofreciendo estas cosas como una alternativa a la obediencia al Padre y a su voluntad de mesianismo desde el sufrimiento y la encarnación. Si nos damos cuenta, Cristo obtiene a lo largo de su ministerio el fruto de las tentaciones, pero no en provecho propio sino en beneficio de los demás. Esa es la clave. Primero multiplica los panes y los peces, pero no para saciar su apetito sino el de las turbas hambrientas; Luego cae al foso de la muerte "sin hacerse daño", sino siendo rescatado por el Padre; y, por último, Reina sobre todo el Universo como Señor y Juez de la historia. Pero como digo, todo lo obtuvo desde la obediencia, el sufrimiento, la humildad... y no de manera ilícita o inmoral como proponía el tentador.
Ya estamos en Cuaresma, y a nuestros espíritus animosos se les presentan al día infinitud de tentaciones: económicas, sexuales, afectivas, sobre nuestra imagen, violentas, injustas... El "todo el mundo lo hace" o el "mira para otro lado" se nos quieren imponer como único criterio ético para nuestras vidas. Tengamos como modelo al que venció rechazando al Maligno y el que nos enseño a rezar diciendo: "...No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal..."
Que tengamos una provechosa y santa Cuaresma

martes, 5 de febrero de 2008

Orientar al voto

Aunque me costaba trabajo reiniciar la escritura del blog (la pereza se había adueñado de mí...), tengo que comunicaros que la operación de mi madre salió muy bien y que vuelvo a mis escritos y reflexiones socio-espirituales. La religión no sólo se ocupa del alma, también del cuerpo y le pese a quien le pese los cristianos podemos, tenemos y debemos opinar de cuestiones como la política o la economía. Del mismo modo que los políticos opinan de religión -y lo hacen muy a menudo...- los sacerdotes u obispos tenemos el derecho constitucional de hablar de política...
Acabamos de presenciar el último linchamiento mediático en contra de la jerarquía eclesial. Al PSOE le ha escocido que después de 4 años legislando de espaldas al cristianismo -lo cual es legítimo, dicho sea de paso- el episcopado oriente el voto hacia otra dirección. ¿Qué esperaban, que les rieran las gracias...?, ¿Que les aplaudieran por la negociación con ETA, por el matrimonio de los homosexuales, por el recorte económico en la financiación eclesial, por la batalla en contra de la asignatura de religión, por la supresión de las capillas en los hospitales, por la ampliación del aborto, por la cercana eutanasia...? Sinceramente, ¿Por cual de estos puntos esperaban el aplauso episcopal...?
El Partido de Zapatero ha optado por una política anti-cristiana y me parece muy respetable, pero creo que deberían atenerse a las consecuencias. Si quieren una separación Iglesia-Estado deben aceptar las críticas y ser consecuentes con su programa. Este documento no es ni más ni menos que una respuesta a esos 4 años de hostilidades. En lugar de ser consecuentes con sus posturas y defenderlas abiertamente, optan por decir que ellos son los más cristianos del mundo y que los obispos no debían meterse en política o que son de un determinado partido. Para ello se valen de su maquinaria propagandística (los medios de comunicación en general y la Real Academia de Cinematografía en particular...) con la que nunca se cansan de hostigar al episcopado.
Lo de la Academia de Cine chorrea sangre. Los del "No a la Guerra" y el "Nunca Mais" han callado como bellacos -por no usar otro término- ante las muertes en Afganistán o los incendios de Galicia o Guadalajara en esta legislatura. Continuan vaciando las salas de los cines con sus peligulas erótico-pornográficas o con su visión del bando Republicano de la Guerra Civil (Este año Las 13 Rosas, ¿Cual será la del año que viene...?). Desde el 1982 hasta el 2008 son más de 100 las películas realizadas -con el erario público- para hacer apología del Republicanismo, y nadie puede discrepar de su ideología.
Ahora esta en manos de los cristianos el ejercer el derecho al voto. Los obispos sólo orientan, no imponen. Habrá que preguntar en Martín Ferraz si allí se orienta o se impone el voto.