martes, 10 de febrero de 2009

Asesinaron a Eluana

Todos habréis asistido perplejos al desenlace de esta chica italiana que ha sido asesinada. Eluana Englaro llevaba 18 años en coma, y desde hace tres días, decidieron cortarle la alimentación y la hidratación que la mantenía con vida.

Bajo la mal-llamada eutanasia (En griego "muerte feliz"), la cultura de la muerte ha conseguido presentar este caso como un alivio al dolor de Eluana. Técnicamente la han llamado "interrupción gradual de la alimentación asistida", que hablando en plata es dejar morir de hambre a una criatura. No se trataba de un caso de encarnizamiento terapéutico, con el que la Iglesia está rotundamente en contra, consistente en alargar artificialmente la vida de una persona a base de medicamentos que sólo prolongan la agonía y no consiguen sanación alguna. Aquí no hablamos de eso, sino sólo de una persona a la que le retiran la alimentación para hacerla morir. Posiblemente no hubiera superado nunca su estado vegetativo, pero tampoco presentaba una enfermedad mortal acuciante.

Cuando han preguntado a médicos y pensadores pro-eutanásicos si Eluana iba a sufrir tras varios días sin alimento ni bebida, su respuesta fue clara "Dado que no presenta actividad cerebral ninguna, no puede sufrir". Curiosa afirmación, cuando los mismos agoreros presentaban necesaria su eliminación "Para evitar que sufra más". Como dírían los latinos, vaya "contradictio in terminis" (Contradicción en los términos).

Entiendo el sufrimiento y la impotencia de la familia, no los culpo a ellos, pero sí a los que inmediatamente han sacado la calculadora y se han puesto a ajustar el gasto farmacéutico que esta nueva forma de exterminio va a ahorrar a nuestra sociedad del bienestar. Ni que decir tiene que para estos neo-liberales Eulana, su familia y las demás personas que están postradas en una cama les importan un pimiento, por no decir otra cosa que se me viene con más facilidad a la cabeza. Resulta comprensible que para los capitalistas, cuyo máximo valor en esta vida sea el dinero, sea preferible sacrificar a una persona que invertir dinero en ella, máxime cuando ya no existe posibilidad alguna de curación. Más sorpresa producen todos aquellos partidarios de este asesinato, que disfrazados de comunistas o socialistas, lo presentan como un derecho de la persona a morir en paz. Sí, son los mismos que a su vez son partidarios del asesinato de los embriones en el vientre materno hasta una determinada semana de la gestación. Los mismos que sacaron hace unos años pancartas de "No a la guerra" pero ya no las sacan porque como todos sabemos las guerras en el mundo desde que zp está en el gobierno se han acabado. Los que defienden la cultura para todos y el canon digital para ellos. Los que hablan a boca llena de mejoras, pero no para Eulana o para las criaturas indefensas, sino únicamente para sus cuentas corrientes.

Asco de mundo, asco de país y asco de política. Lo siento, pero me indigna la falsa bonhomía de quienes sólo buscan su propio provecho.

Nosotros, como cristianos, a lo nuestro: a rezar por el eterno descanso de Eluana, a pedir consuelo y esperanza para sus familiares y la conversión de los asesinos. Mientras tanto, detrás de alguna mesa ostentosa, alguien estará frotándose las manos por el ahorro estatal que esta nueva forma de exterminio nazi va a producir en los países (España será de nuevo ejemplo de "progresía", no me cabe duda) donde se imponga esta práctica. Que Dios nos coja confesados.

6 comentarios :

  1. Descansa en Paz nuestra hermana asesinada, pidamos por su alma y por sus asesinos empezando por su padre.

    ResponderEliminar
  2. Pajarillo verderon12 feb. 2009 10:13:00

    Creo que aprovechan los casos tan extremos como éste, en el que muchas personas que están en contra de la eutanasia, tienen sentimientos encontrados por lástima, pena, piedad (no se cuál es la palabra correcta).
    Pero la verdad es otra, y eso podeis verlo claro en el documento que la propia asociación federal "Derecho a Morir Dignamente", propone en su página web para que firme todo el mundo. Se trata del "Testamento Vital" que ellos han redactado. Leedlo con atención y vereis que ya no son casos extremos, sino que puede bastar con una demencia o una invalidez que le impida bañarse o vertirse, para que se le "facilite a uno una muerte digna". Aquí teneis el enlace para que pincheis: "http://www.eutanasia.ws/textos/TVencastellano.PDF" ........ Ah!m, y en las salas de urgencias de los ambulatorios andaluces (el de Arcos por ejemplo), ponen continuamente un vídeo en el que, entre otras cosas, animan y enseñan como hacer el testamento vital (no digo que sea el del enlace........., pero tiene guasa en una sala de urgencias ....).

    ResponderEliminar
  3. Magnífico otra vez, Jaime.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexión, Jaime. Por si a alguien le interesa, este artículo al respecto es precioso:
    http://www.aceprensa.com/articulos/2009/feb/10/las-que-cuidaron-de-eluana/
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Esperanza, esperanza es lo que tenemos y esperanza es lo que nos queda. Al césar lo del césar, a su política los políticos, que ninguno dá un puñetazo sobre la mesa. Son unos cobardes solo miran "no perder" votos aún sacrificando lo que sea, incluido la vida, la de los demás, eso sí.
    A quien a Dios tiene, nada le falta.

    ResponderEliminar
  6. Los católicos divorciados en nueva unión somos ante todo CATOLICOS y a pesar de nuestra “situación irregular” somos laicos comprometidos, por ello los invitamos a sumarse a nuestra CADENA DE ORACION por las intenciones particulares de todos los que vivimos esta problemática, que se manifiesta de muchas formas y la más dura de sobrellevar es la imposibilidad de acceder a los Sacramentos.
    Sólo pedimos fortaleza para aceptar y que algunos corazones se aflojen y las mentes se abran, para que de un modo realista y misericordioso se entienda que nuestra nueva unión, es un acto de amor y no una trasgresión a nuestra fe.
    Saludos.
    Mundy
    labarca@ymail.com
    www.labarcaglobal.blogspot.com (blog internacional de los católicos divorciados en nueva unión)

    ResponderEliminar