miércoles, 2 de septiembre de 2009

Punto y final...

Hola amig@s!
Debido a mi situación personal, que a estas alturas -y a tenor de los últimos comentarios del anterior post- todo el mundo conoce, he decidido tomarme un año sabático para meditar y orientar mi futuro vocacional y existencial.
Debido a ello (y con mucha pena) voy a sacrificar mi querido blog, aunque dejaré que siga navegando libremente por la red hasta que ya nadie se acuerde de él...
Gracias a todos por vuestro seguimiento y por vuestro apoyo en estos momentos complicados de mi vida.
Saludos a todos y que Dios os bendiga. Que Él os haga felices y os acompañe siempre.


Nota: He puesto la moderación de comentarios para evitar aquellos que resulten ofensivos o hirientes. Espero que lo comprendáis.

23 comentarios :

  1. No hay derecho padre jaime, aunque este en situcacion especial. Ha gente que te apoyamos en todo, y no es manera de dejar tu blog y enseñarnos tu forma de ver la cosas. Siempre tendras mi apoyo

    ResponderEliminar
  2. Rezaremos por usted.

    ResponderEliminar
  3. En la vida no hay punto y final. Sólo se llega a eso con la muerte.
    Reza y rezaremos contigo, y estáte seguro que con el Señor, cualquier decisión que tomes estará bien hecha. Suerte :)

    ResponderEliminar
  4. Rezaremos por usted para que recapacite y retorne a su vocación.

    ResponderEliminar
  5. Como Padre te conocí, y Padre serás para mi. Porque el que es Padre, no puede ser Hermano, por lo que Padre siempre me serás.
    Amigo mio, que te vaya bien y bonito este tiempo de reflexión, donde divisarás el mundo desde otra perspectiva creciendo, esperando y rezando porque todo salga bien o al menos, como te lo esperabas.
    Dios nos hace libres, no le debes a nadie nada, más al contrario, te debemos muchas cosas por tus sabias palabras durante tantos años.
    Las personas buenas lo son dentro como fuera de sus casas, y prefieren hacer feliz antes que a la autocomplacencia, usted es una de ellas, allás donde valla, hará feliz a al gente, amigo.
    Que Dios te Bendiga a tí y a los tuyos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por vuestros apoyos y oraciones. Estoy seguro que el Señor me iluminará y me hará tomar la decisión correcta que conduzca a mi felicidad y a la de los que me rodean.

    Siento haber borrado un comentario de LRM (creo que las iniciales eran así...). Ha sido un fallo "técnico", ya que su opinión y sus ánimos son más que respetables. Le rogaría a quien lo haya escrito que vuelva a hacerlo y se lo publico sin problemas ahora que ya se como funciona esto de la moderación de comentarios...
    De nuevo gracias a todos.

    ResponderEliminar
  7. Querido Jaime, acabo de llegar de mis vacaciones y me ha llegado la noticia. He entrado a ver qué decías y me encuentro con esto. No conozco detalles sino referencias, pero algo me empuja a escribirte. Dejo a tu criterio el publicar este comentario o guardarlo como confidencial. No sé ahora mismo qué es mejor.

    Empiezo tuteándote y llamándote Querido Jaime. Primero, porque aunque nos hayamos tratado poco, somos contraprimos y nos conocimos, aunque poco, siendo muy niños. De tú a tú, como contraprimos o como conocidos con cierto afecto, te diré que la persona estará por encima de la circunstancia y siempre merecerá cariño, afecto y respeto. Además, no soy quién para juzgarte. Por varias razones.

    La primera, evidentemente, llamándose tu blog "reflexiones cristianas", pocas hay más evidentes que la no conveniencia del juzgar al prójimo. Pero además es que yo particularmente ni conozco el detalle de la situación ni soy ejemplo de constancia ni de nada, por lo que menos que nadie nada puedo juzgar y criticar en los demás.

    Ahora bien, además de Querido Jaime puedo llamarle Apreciado Padre. Y si en ese tratamiento le concedo una superioridad y un respeto debido, precisamente por eso le debo exigir un ejemplo y un mensaje de fidelidad a esa misma superioridad y respeto. A nuestros pastores debemos respeto y mucho más. Pero también debemos exigirles coherencia y ración extra de sacrificio para cumplir con el deber.

    Qué fácil es pedir coherencia y sacrificio desde el otro lado de la pantalla, desde un teclado semi anónimo. Lo sé. Lo reconozco. Y reconozco la gran dosis de injusticia que tiene. También me duele la firmeza de ésta postura. Pero créame, padre. Créeme, Jaime. Nada me guía a esa exigencia más que el aprecio a tu persona, sí, pero también el aprecio al deber que tú asumiste al ordenarte y que representa la labor más grande que puede ser encomendada a un hombre.

    Dicho esto, yo no sé realmente qué grado de culpa, de daño, de equivocación hay en tu actitud. Pero en el supuesto de que ese grado fuera altísimo, cosa que humildemente ignoro, ahora más que nunca habría que recordar: Odia al pecado, ama al pecador.

    Por tanto, querido Jaime... Por tanto, apreciado padre Salado, mire dentro de su corazón y de su alma. Y vea cual es el camino que debe seguir de acuerdo a la Verdad. Y si ese camino es el más duro, el más ingrato, el más incómodo... recuerde que mucho más duro, mucho más ingrato y mucho más incómodo ha sido el camino que otros han recorrido por nosotros. Y que en esa elección sabremos reconocerle y admirarle el mérito, olvidando los momentos de duda y fatiga.

    Y si a la vista de ese duro camino sus fuerzas flaquean y le llevan por el sendero fácil... ni por medio instante dudes de que nuestras oraciones y nuestro afecto seguirán estando contigo.

    Sí, lo sé. Una vez más: Qué fácil e injusto es decir todo esto desde la barrera. Pero es lo que en este momento siento que debo decirte. Mucho más fácil para mí sería un "piensa y medita con frialdad y confiamos en que elijas bien". Es lo primero que me vendría a los dedos. Pero no sería lo más sincero.

    Repito, dejo a tu elección el publicarlo o quedártelo como las palabras de un amigo en un momento complicado. En cualquier caso, ánimo y sosiego. Al fin y al cabo, Dios escribe recto con renglones torcidos. Todo puede tener su porqué.

    Si necesitas algo, sé que sabrás encontrarme.

    Un fuerte abrazo.

    Ánimo.

    ResponderEliminar
  8. QUERIDO Y ESTIMADO D.JAIME, LE DESEO DE TODO CORAZÓN QUE ENCUENTRE EL CAMINO DE LA FELICIDAD, SE LO MERECE!!.
    ES UN BUEN HOMBRE, UNA BUENA PERSONA, UN BUEN AMIGO, UN BUEN SACERDOTE, EN DEFINITA, ES UN BUEN SER.

    ELIJA EL CAMINO QUE ELIJA, ESPERO Y DESEO QUE LE VAYA MUY BONITO.

    REZAREMOS POR USTED!!!

    ResponderEliminar
  9. Juan Sanchez Sevilla8 sept. 2009 21:34:00

    Querido Jaime:

    Nos conocimos en momentos de dolor y preocupacion para tu familia y, ajeno a apreciar en ti una gran calidad humana, aprecié igualmente una no menor profundidad en tus reflexiones teológicas y, muestra evidente es este blog, una gran capacidad pedagógica para hacer digeribles ciertos asuntos de la fe. Y todo esto fumándonos algún cigarrillo, en tu caso imaginario.

    Cuentas en tu entrada que te tomas un año sabático en el que planteas como planear tu futuro.

    Como otros comentaron sin duda tendremos que tenerte presente en nuestras oraciones, como seguro tu has hecho por todos nosotros. Nunca me gustó pedir nada concreto a Dios (desde niño me pareció algo redundante y casi ofensivo hacer peticiones al Omnisciente). No se si podré asbtraerme en tu caso concreto, pero tengo seguridad de que mantendremos un ammigo pero perderemos un excepcional sacerdote para nuestra diócesis.

    La paz contigo querido Jaime

    ResponderEliminar
  10. A Gonzalo: Te aseguro que cuento con tus oraciones. Tu aportación, como siempre, es profunda y será material de mi reflexión durante este tiempo de discernimiento. Te agradezco tu sinceridad y que me digas las cosas como las sientes, no como yo las quisiera oir...

    A Juan: Ciertamente cuando nos conocimos -no en las mejores condiciones, como tú bien indicas- compartimos experiencias de vida y de fe que cuajaron en amistad y en una sintonía especial que por no se qué motivo a veces se alcanza con determinadas personas. Mi agradecimiento por tu trabajo y dedicación es infinito (como para el restro de mi familia) y tome el camino que tome en esta vida te contaré entre ese grupo privilegiado de amigos que aún viéndose poco, comparten una química que los mantiene unidos.

    Al Peregrino Ruso, a Alfonso, a Rondán y a los Anónimos: Gracias, gracias y gracias...

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno el blog. Visita: www.lamparaestupalabra.blogspot.com y agrega la dirección a tu blog.

    ResponderEliminar
  12. FE, ESPERANZA Y CARIDAD16 oct. 2009 0:16:00

    El alma no se impone, sólo se da a conocer a sí misma como lo que es, puro amor y lo hará permanentemente hasta que aprendamos a escucharla, es entonces cuando viviremos en comunión directa con Dios.

    El alma atrae las experiencias que necesitamos para recordar, vivir y experimentar quienes somos, para darnos cuenta y despertar a la realidad y cuando aprendamos de esas experiencias, ya no las necesitaremos y pasaremos a otras más sublimes de las que todavía no hayamos aprendido.

    Puedes querer una cosa y no obtenerla y eso es porque en tu interior deseas no obtenerla para aprender algo ya que deseas que sea así para tu evolución espiritual.

    Lo que interiormente deseas para ti y para cumplir el propósito de tu alma, eso se te dará. Toda experiencia sirve para evolucionar ya que obedece a nuestro libre albedrío que es la única herramienta que nos permite conocernos plenamente a nosotros mismos. Mediante el libre albedrío, nuestra alma determina lo que más le conviene para alcanzar la felicidad y paz absolutas ya que es ella quien elige, es decir, es nuestro ser el que elige lo que es mejor para dicho ser, es decir, para nosotros. Nunca te ocurrirá nada que no quieras que te ocurra ni tampoco harás nada que no quieras hacer porque tu elección es sagrada. Tienes libre albedrío. Sin el libre albedrío nunca podríamos ser quienes somos porque no podríamos conocernos en su plenitud abarcando el Universo entero con todos sus posibles caminos.

    Escucha a tu corazón y haz aquello que mejor sientas y que mayor felicidad produzca en ti y en los demás.

    ResponderEliminar
  13. DEJEMOS DE REZAR Y OREMOS,,,,,,,AL AMIGO SACERDOTE,ME PUEDE DEJAR SU CORREO ELECTRONICO,,,,,,,

    ResponderEliminar
  14. Mi correo electrónico es jaimesalado75@hotmail.com.
    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  15. Javier Alcázar13 nov. 2009 14:43:00

    Bueno Jaime, los caminos del Señor son inescrutables.
    Tan sólo hacerte constar que siempre y en cualquier caso cuentas con nuestro cariño, respeto y apoyo.
    Una abrazo,

    ResponderEliminar
  16. ¡ayayayyyy!, eso de "dejemos de rezar y oremos"..¡cómo me suena a protestante!... no sé, no sé...curas anglicanos casados que entran por la puerta nueva abierta..¿o quizás la competencia pescando en rio revuelto?.
    Sinceramente, mejor hacer un planteamiento serio y con todas las consecuencias. No obstante si he sido demasiado suspicaz, pido disculpas.

    ResponderEliminar
  17. Hola, soy alguien que ha "caído" sin querer en tu blog, cuando buscaba algo de Santa Teresa de Jesús. Así que no te conozco. Pero sí he leído muchas cosas de tu blog. De repente me encuentro con que algo te ha sucedido, porque vas a reflexionar. tiene pinta de que no es problema de fe. NO sé si tiene que ver. Tengo 40 años, he recuperado algo mi fe católica. He conocido pastores de otras Iglesias, y la de la mía propia. Todos aman a Dios y a su rebaño por encima de todas las cosas. Pero creo que la sutileza que marca mi confianza ciega en los pastores católicos son los tres votos. Cuando un pastor piensa más en amor en pareja o en un patrimonio, deja de dar garantías a sus feligreses.
    Bueno quizá no tiene que ver contigo, pero quería dar mi opinión, por si la causa es que serás pastor de otra Iglesia. SUERTE.

    ResponderEliminar
  18. Para el último "Anónimo":
    No hay nada de eso, me siento supercómodo en la Iglesia católica y no tengo ningún prblema de fe. Creo las mismas cosas que creía hace unos meses y mi fe no se ha movido ni un ápice. El problema es de índole personal y de coherencia interna.
    Un saludo a todos y gracias de nuevo por vuestros apoyos

    ResponderEliminar
  19. Otro Padre Alberto tenemos acá???

    ResponderEliminar
  20. Gracias por responderme, suerte.

    ResponderEliminar
  21. No creo que es bueno "elegir el camino que elija..en ese le irá bien".."
    Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada".Santiago 1: 5
    Dios es fiel para con nosotros mas alla de lo que nosotros seamos para el.De todas maneras nuestra fidelidad hacie El es recompensada.Si hemos elegido el camino del servicio y nos hemos hecho responsables ante una congregacion no veo como bien abandonar el ministerio (que al fin y al cabo Dios mismo lo entrego). Un pastor no dejara nunca de llevar a sus ovejas a los buenos pastos a comer..ME PREGUNTO YO: -si no les doy de comer a mis ovejas..quien les dara?
    Entregando nuestra causa a Cristo creo y confirmo que "los problemas de índole personal y de coherencia interna" (que supongo son los mas importantes en su ministerio, con respecto a un matrimonio, trabajo, estudio).SOLO ENTREGANDO ESTO A EL saldremos en voctoria.

    Un abrazo!
    Siga adelante!
    Por amor de Dios de lo pido..Hay una obra que no se concluira si no dsponemos nuestras manos..
    hay almas que no se salvaran si no les predicamos.

    ResponderEliminar
  22. Thomas J. Hennigan13 feb. 2010 3:41:00

    Muy querido Jaime:
    Después de 28 años de sacerdocio le agradezco al Señor cada día de estos años. El día que me ordené me vino con fuerza a la mente lo que se le dijo a San Pablo en su conversión: "se te dirá cuanto tendrás que sufrir por mi nombre". No me arrepiento de uno solo de estos días. Los profetas fueron fieles, los apóstoles y tantos mártires, santos, misioneros etc. He conocido a varios que dejaron el ministerio que quisieron vovler, algunos sí lo lograron. La experiencia del pueblo de Israel de su Dios fue ante todo de su fidelidad que es manifestación de su amor. Desde he tenido esta noticia no he dejado de rezar que vuelvas con más fuerza. Recuerda las palabras de Dios en el libro de Isaías: "Qjuien irá de parte nuestra? ¿Cómo van a escuchar la Palabra de Dios si no hay quien la predique?, como escribió San Pablo a los Romanos. Un abrazo y ánimo.

    ResponderEliminar