sábado, 8 de septiembre de 2012

CR7 está triste...


Esta semana han sorprendido en España las declaraciones de Cristiano Ronaldo. “Estoy triste. El club sabe porqué…” han sido sus declaraciones. Yo no daba crédito a lo que estaba escuchando. Hasta ese momento, yo creía que tenía motivos para estar triste mi vecino del 4º izquierda, que lleva tres años en el paro y tiene cuatro bocas que alimentar. O la viuda del 3º derecha, que con su pensión a duras penas puede llegar a fin de mes. Pero… ¿Cristiano Ronaldo triste…?, ¿Se ha vuelto el mundo loco?...

Como no ha dado más explicaciones que un escueto comunicado y se ha ido un par de semanas con su selección dejándonos sumidos en la incertidumbre, permitiendo que cada periodista deportivo haga sus propias cábalas, yo me atrevo a lanzar también unas cuantas, con la esperanza de que con alguna acertaré…:

Hipótesis A: Quizás esté triste porque su vida como deportista de élite haya tenido que coincidir en el tiempo con un tal Leo Messi, un chico que desde la modestia, la humildad y el silencio, va recogiendo todos los trofeos internacionales como mejor futbolista del mundo. ¡Qué mala suerte ser siempre el segundo!, ¿No podría haber nacido yo diez años antes o diez años después…? pensará el bueno de Cristiano….

Hipótesis B: Quizás esté triste porque gana “sólo” 10 millones de Euros al año (8 millones de dólares), mientras Samuel Etoó, un futbolista Camerunés inferior a él y ya en el ocaso de su carrera, gana 20 millones de € (16 mill. de $). Zlatan Ibrahimovic, otro jugador menos determinante, gana 5 millones de € (4 mill. de $) más que él y Messi (otra vez Messi…) gana medio millón de € (400.000 $) más que él. Sé que las cifras marean, y si encima las pongo por duplicado para que hagan sus cálculos nuestros amigos de América marean el doble. Tratándose del segundo mejor jugador del mundo, posiblemente no sea un baremo justo, pero… ¿No le bastan sus estratosféricos ingresos…?, ¿Acaso tiene envidia de lo que ganan los otros…?, ¿No será que el dinero siempre quiere más dinero…?

Hipótesis C: Quizás este triste porque convivir con él es difícil. Ha alcanzado un status de semidios que tiene como compañeros de plantilla a otros muchos semidioses y el choque de egos será difícil de soportar…. No debe ser fácil ganar el dinero que hemos dicho antes y que la soberbia no se te suba a la cabeza… (no le culpemos, seguramente a mi o a ti, querido lector, nos pasaría igual…)

Hipótesis D: Quizás esté triste porque su vida privada no le llena. No la conozco a fondo, pero sé que tiene una hija, pero sin embargo nunca se le ha conocido una pareja estable. Él sabe de sobra que podría tener a gran parte de las mujeres de este mundo suspirando a sus pies, pero también intuirá que quizás le querrían sólo por su dinero y que en lo que le quede de vida le va a ser imposible separar a la Estrella de la persona…. ¿Me querrán a mi como persona o a la estrella mediática…? Se puede preguntar todas las noches…

Hipótesis E: Quizás esté triste porque no puede salir a tomar una cerveza como cualquier chico de su edad sin que mil personas le pidan un autógrafo o una fotografía. Porque no conoce la intimidad de vivir en el anonimato, de pasear por la calle sin que nadie te moleste, de ir al cine o a tomar una copa cuando te dé la gana sin ser molestado… Él tiene que pagar el precio de la fama, de verse acosado permanentemente por cientos de paparazzis y miles de seguidores que no le dejan salir de su castillo de oro, precioso por fuera pero solitario por dentro…

Hipótesis F: Quizás está triste porque, con veintipocos años, ha descubierto que el dinero, la fama o el lujo no dan la felicidad, sino que hay valores más importantes en esta vida que intenta descubrir. El fútbol es su pasión, vive por y para ser el mejor, pero un deporte no puede llenar el corazón de nadie porque en el fondo no es tonto y sabe que dentro de 5 o de 10 años habrá jóvenes que serán más famosos y mejores que él…

No quiero que este post sea interpretado como una crítica fácil. Sólo él sabe lo que se cuece en su interior y sólo Dios lo juzgará, ni yo ni nadie somos quien para juzgar su interior. En este Blog religioso, dejo a un lado las cuestiones futbolísticas y personales, y me centro en lo que me interesa, lo espiritual. Aparco las tres primeras hipótesis para centrarme en las tres últimas. Voy a mi terreno, donde mejor me desenvuelvo: el sentido de la vida. Quizás la frase de CR7 sea sólo una mera anécdota, y estoy seguro que no pasará de ahí, pero dejando a un lado este caso concreto, tirando de memoria y sin ser muy rebuscado, podría citar cientos, casi miles de personas que han tenido a lo largo de la historia todas las cosas materiales de este mundo y sin embargo han llegado hasta tal punto de angustia de quitarse la vida. Para mí, por lo tanto, la frasecita de marras (ya que su autor aún no ha revelado el misterio de su tristeza) es una oportunidad para proclamar una vez más el mensaje de Jesucristo:No amontonéis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los corroen, y donde los ladrones socavan y roban. Acumulad mejor tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.” (Mateo 6, 19-21). El dinero, las cosas materiales, el poder, la fama, el prestigio…. nunca podrán llenar completamente el corazón del hombre. Dios y las cosas espirituales, en cambio, sí. Me quedo con eso. El porqué de su aflicción, ya lo revelará él si le apetece…

10 comentarios :

  1. Me parece un post muy interesante... y suscribo todo lo que dices, salvo una cosa: ¿Messi humilde? .... Enga ya

    ResponderEliminar
  2. Un 10 a tu comentario, quizás si en vez de pasar las vacaciones en la Riviera maya, o en Hawai, Cristiano buscase un destino más interesante para su aflicción, y yo le puedo sugerir algunos, tendríamos a un "cristiano" sonriéndole a la vida 24 horas al día y no perdiéndose en las mareas de su ego. Ya él lo dijo sin esperar por nadie y con mucha modestia: " soy joven, guapo y rico..."

    ResponderEliminar
  3. La princesa está triste... qué tendrá la princesa.

    Yo sí entiendo que esté triste, porque a mí la vida de estas estrellitas me provocan una gran tristeza. Y que miles de niños los admiren, más.

    ResponderEliminar
  4. ESPERANZA (Calerito)11 sept. 2012 9:15:00

    Q pasa?? No hay ningun mensaje de algun madridista defendiendo a
    Ronaldo??? Jaime no utilices el Blog para atarcar a tus enemigossssss, y nos seas tan catalan y hazte seguidor de un equipo español, jejeje

    Desde Arcos, saluditos cordiales.
    HALA MADRID!!! Jejejejeje

    ResponderEliminar
  5. Esperanza: En ningún momento, si lees bien el artículo, me refiero a CR7 para atacarlo. Lo mismo podría decir de miles de futbolistas que están en su misma situación. Lo que sí es un insulto a 5 millones y medio de españoles es que una persona que gana 10 millones de € diga que está triste. La noticia del Marca de hoy, por si te interesa, es que van a subirle el sueldo a 15 millones de €. Ya ha conseguido su objetivo. Pero mi artículo no se refiere a eso, es más de fondo. Siento que no lo hayas captado o yo no haya sabido expresarme mejor. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. La tristeza no tiene por que impediría la abundancia sino el vacío interior d no tener lo fundamental.Y que será lo fundamental para ese individuo o para otro cualquiera? Ah! Ahí está la cuestión.
    Justicia y paz

    ResponderEliminar
  7. Hola Jaime
    Juan Manuel.
    Sólo decirte que las tasas de cambio que has especificado en esta entrada están equivocadas. En aquella época ha habido apenas variaciones en lo que respecta a la relación euro-dólar.
    Así hablas de 10 millones de euros con un cambio de 8 millones de dólares cuando, en realidad, son 12 millones de dólares. Esto ocurre con todas y cada una de las cantidades que especificas.
    He comprobado el cambio en septiembre de 2012 y estaba a 0,77. Es decir, 1 dolar son 0,77 euros. O lo que es lo mismo 1 euro son 1,30 dólares.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Llevas toda la razón, Juan Manuel. No me parece lo más importante del post, pero al César lo que del César: hice mal todos los cálculos. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Jaime
    Soy Juan Manuel
    Lo hago para no polemizar...
    Es que si me centro en tu entrada pues te diría que, ya que te gusta tanto el fútbol, no entiendas que no sólo Ronaldo sino todos los jugadores del mundo y cuanta mayor calidad tenga el jugador este efecto se enfatiza más es la de hacerse querer por parte del club ya sea para mejorar el contrato o para cualquier otro "affaire". Son estrategias seguramente dirigidas por sus representantes.
    Llegará el momento en el que el representante diga a Messi, por ejemplo, que llore un poco para beneficio propio.
    Si quieres que opines en cuanto a la nata del contenido te diré que se nota que eres cristiano (no Ronaldo, evidentemente) y que entiendes que a más rico más tristeza espiritual, a más guapo seguro que tendrá otros defectos, y si tiene una pareja guapísima y pudiera tener cualquier mujer... seguro que no es tan inteligente como la que tiene uno propio... Seguro.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juan Manuel, de nuevo no me queda otra sino dar la razón a tu anterior comentario. El fútbol ha perdido mucho de su encanto original y se ha convertido en una cuestión de mercenarios, salvo honrosas excepciones. Además, como dijo Marx de la Religión, se ha convertido en el nuevo "Opio del pueblo", donde millones de fanáticos veneran como diosecillos a simples mortales. En fin, como en tiempos de los Romanos, nos contentamos (me incluyo pues a veces caigo en la trampa) con "Pan y Circo"

    ResponderEliminar