lunes, 8 de octubre de 2012

The Body (El Cuerpo, EEUU, 2001)

Hoy analizamos una película con un argumento interesantísimo, basado -a grandes rasgos- en la inquietante pregunta: ¿Qué sucedería si aparecieran los restos del cadáver de Jesucristo?. 

Sobre esta pregunta se construye una película de acción, un thriller político donde se entremezclan las tres grandes religiones monoteístas del planeta Tierra: Cristianismo, Judaísmo e Islam

Toda la trama de la película se desarrolla en la ciudad de Jerusalén. Durante las excavaciones realizadas en un sótano para construir un edificio se encuentra una tumba que data de comienzos del siglo I. Cuando la doctora Sharon Golban (Olivia Williams) comienza a analizar e inspeccionar el cuerpo encontrado empieza a sospechar algo que le confirma un arqueólogo amigo suyo (que también es sacerdote), el padre Lavelle (Derek Jakobi). El cuerpo enterrado podría ser el de Jesucristo. Las coincidencias son sorprendentes: el cadáver pertenece a un crucificado, de unos treinta años, de profesión artesano, que ha sufrido latigazos y ejecutado finalmente con una lanzada en el costado. Cuando el Vaticano se entera del posible hallazgo, decide enviar al Padre Matt Gutiérrez (Antonio Banderas), un antiguo guerrillero de El Salvador, para que encuentre la verdad. Así comienza una historia llena de angustia, emoción, acción, un toque romántico y un descubrimiento que puede zarandear la fe mundial. 

La película, sin embargo, presenta bastantes intereses oscuros y ocultos. Independientemente del final, donde se aclaran si los huesos eran de Jesucristo o no (que como siempre no os revelo para que os pique la curiosidad…), el filme se ceba con las tres Religiones antes mencionadas. Todas ellas aparecen como meras invenciones humanas donde lo único que les interesa es el poder, la política y el dinero. Cierto que esta postura será muy del agrado de un amplio sector crítico hacia todas las religiones, pero creo que las generalizaciones son erróneas e injustas. No todo en el Vaticano, en el Estado de Israel o en el Frente de Liberación Palestino es política. Cierto que la convivencia entre ellas es difícil, que gran parte de las veces han primado intereses no estrictamente religiosos en sus conflictos, pero de ahí a proponernos que las tres religiones son una mera invención humana –opinión que deja traslucir la película- hay un triple salto mortal sin red. De paso, para rematar la faena, se cuestiona duramente el celibato en la Iglesia católica, aunque ese tema será objeto de otro post por mi parte. 

Mi deber es deciros que se trata de una película interesante, que merece la pena verla, pero también que la veáis con ojos críticos. Hay que ver una película como lo que es: ficción. Hay quien cuando se pone delante de una televisión se cree que todo lo que está viendo tiene la misma objetividad que un documental de la madre naturaleza. Desgraciadamente no es así. Ver determinadas películas requiere un mínimo de conocimientos y de capacidad crítica para verlas y juzgarlas sin dejarnos arrastrar por el interés de determinado director o productor. Desgraciadamente, no todo el mundo posee estas cualidades, dándole el mismo valor a una película de ficción que al Telediario de cada día. Vivimos en un mundo donde hay intenciones aviesas respecto a la Religión Católica, y el Cine no es una excepción a los constantes ataques que sufre la Iglesia. Se puede disfrutar del Cine y discrepar del mensaje de una película, no pasa nada si se sabe juzgar rectamente.

Espero que la disfrutéis, que os haga pensar (el tema es muy sugerente), pero al mismo tiempo, que la juzguéis y la analicéis vosotros mismos. Yo  ya os he dado varias pistas para ello.

7 comentarios :

  1. ¿podría contar usted la anecdota que al hilo de esta pelicula le paso con una señora? Creo que ilustraria muy bien lo que dice de que hay gente que no tiene capacidad critica ninguna

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no es más que una anécdota como tú dices, pero es real y verídico que una feligresa me dijo que porqué la Iglesia había ocultado tanto tiempo esta noticia... Había confundido la película con un documental....

    ResponderEliminar
  3. Pregunto: ¿si consideras ´interesantísimo´ que alguien pueda sugerir la sola posibilidad de encontrar el cuerpo del Señor..:crees realmente que el Señor subió a los cielos en cuerpo y alma como se relata en Mc 16,19? (y como ya fuera confirmado por nuestra Madre la Virgen María en numerosas apariciones reconocidas por la Iglesia) y si en verdad si lo crees, entonces:¿qué de ´interesantísimo´ puede tener el darle fascinación a hacer hipótesis sobre lo contrario que ya es una idea que constituye herejía por sí misma? creo que allí hay un error en el enfoque de la redacción del artículo pues da la impresión de que empiezas el artículo queriendo fascinarnos con una hipótesis herética y creo que como católico deberías mostrar más convicción y fidelidad a tu fe católica en lugar de empezar poniéndola en duda y transmitiéndola a otros, tal vez deberías hacer un análisis más crítico a la luz de las enseñanzas de la Iglesia antes de publicar cosas así. Sinceramente que Dios te bendiga y espero que mi opinión te sirva más que nada como una crítica para pulir tus artículos.

    ResponderEliminar
  4. A anónimo: Lo siento, pero no comparto tu crítica. Llevas razón en el fondo, pero creo que no has captado mi intención. Yo no dudo de la resurrección, pero tampoco creo que haya que escandalizarse por una suposición, es más, me sigue pareciendo un argumento muy sugerente y muy interesante. Si San Pedro negó tres veces, ¿Voy a ser yo más santo que él?, si Santo Tomás dudó a pesar de haber convivido con Él tres años, ¿voy a ser yo más santo que él? Si los otros 10 apóstoles huyeron como ratas en Getsemaní, ¿voy a ser yo más santo que ellos?.... La fe es vivencia, es aventura... y eso es lo que la convierte en fascinante. Para mi, una fe que no se interroga es una fe muerta. Una fe que no está abierta al diálogo y a la crítica es una fe muerta. Y una fe que no se cuestiona nada y cree simplemente porque está mandado es una fe muerta. Mi fe esta viva porque avanza, porque camina, porque discute y se contrasta. Cerrarse en banda a dialogar con la cultura actual es fundamentalismo, y eso roza también la herejía. Cierto que en el credo profesamos que Cristo resucitó en cuerpo y alma, pero eso no quiere decir que sus restos estén escondidos la tercera estrella a la derecha. Mal se enfoca el tema si materializamos la resurrección. Verdaderamente resucitó, pero todos los relatos de la resurrección (te invito a que leas los evangelios) dejan lugar a la duda y a la ambigüedad. Jesús resucitado no es NUNCA reconocido por sus discípulos en el primer momento. Ni Mª Magdalena, ni san Pedro, ni los 11 pescando, ni los discípulos de Emaús lo reconocen como tal. Luego estaremos hablando de otra dimensión, otra perspectiva, ¿o no?.
    Por cierto, si te lees cualquier comentario de cualquier Biblia leerás que Marcos 16, 9-20 es un añadido muy posterior a la redacción del Evangelio original. Lo puedes leer hasta en la Biblia de Jerusalén, que no es nada sospechosa de herética... Un saludo y que Dios te bendiga a ti también

    ResponderEliminar
  5. La verdad no se como aun en estos tiempos aun existe gente tan ignorante, la biblia no es mas que un escrito historico y ya. Hechos no comprobados como la tal "resurreccion". Asi como todo el génesis es un cuento infantil...

    ResponderEliminar
  6. Estimado anónimo:

    La Biblia no es un escrito histórico, sino espiritual. Si se lee así, hechos que para vd. son irrelevantes, desde la fe tienen un mensaje vivo y personal. Cierto que tiene partes simbólicas, como algunas del Génesis, pero eso no quiere decir que sea un "cuento".

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Todos discuten porque no aceptan la verdad de lo que ocurrió. Y saben por qué ? porque Cristo era ... Alienígena !!! Con solo aceptar eso, se entiende todo lo ocurrido en la prehistoria e historia de la humanidad.

    ResponderEliminar