miércoles, 7 de noviembre de 2012

Teresa de Calcuta (2003)

La película que hoy os presento narra la vida de Agnes Gonxha Bojaxhiu (1910-1997) más conocida como Teresa de Calcuta o Madre Teresa de Calcuta, en la actualidad Beata Teresa de Calcuta, una monja albanesa que fundó una de las congregaciones religiosas más importantes de la actualidad: Las misioneras de la Caridad.

La película se desarrolla en Calcuta (India) a partir de 1950. Una ciudad caótica y repleta de personas abandonadas a su suerte, enfermos y pobres que sin esperanza de sobrevivir vagan por las calles. El Padre Sullivan es enviado por el Vaticano para recabar información sobre la Madre Teresa, una monja dedicada a la enseñanza que ha solicitado la creación de una nueva congregación dedicada íntegramente al cuidado de los más necesitados de la ciudad. Impresionado por su sencillez y dedicación absoluta a los más necesitados el Padre Sullivan decide dar un giro a su vida uniéndose a la Madre Teresa en su ardua labor e intercediendo ante el Vaticano para conseguir el permiso necesario para crear la orden de las Misioneras de la Caridad. Así da comienzo el verdadero camino de la Madre Teresa que luchará contra la pobreza, el hambre y la enfermedad a pesar de las críticas de aquellos que no ven con buenos ojos su labor. La película intenta ser fiel a la mentalidad de la beata, que en todo momento tuvo como único fin el de ayudar a los más necesitados, evitando en todo lo posible la burocracia para mantener la sencillez de su inicial vocación. Un camino lleno de dificultades pero que la Madre Teresa sabrá superar con tesón y dedicación al prójimo. Para ello contará con un grupo cada vez más numeroso de monjas que la ayudarán en su tarea, construyendo la “Ciudad de la Paz”, una casa de acogida para los niños huérfanos de Calcuta. Cada vez más personas se unen a su causa y su congregación se extiende por los 5 Continentes.

Es imposible recrear en apenas 100 minutos toda la intensa vida de esta "santa", pero el intento es bueno y, aunque no es más que un pequeño resumen de su vida, cuenta con reflexiones y frases que hacen que merezca la pena ver la película varias veces. Concluye la película con la entrega del Premio Nobel de la paz, su deterioro físico y su muerte; su marcha a la casa del Padre. La cita de la carátula de la película es una de las muchas perlas que la Madre Teresa nos dejó: “Lo que hacemos es como una gota de agua en el océano, pero sin esa gota el océano estaría vacío…”.

Hace unos años escribí un post sobre algunas de sus reflexiones. Me gustaría cerrar hoy la presentación de esta película con la autodescripción que ella se hizo en vida: “De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja Católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús”
Como siempre os digo, espero que la disfrutéis.

3 comentarios :

  1. Ana Vinuesa 1ºESO A28 feb. 2014 18:10:00

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo una mujer tan pequeñita pudo ser tan grande!
    La verdad es que la película me ha encantado. Nos recuerda que hay otra vida más allá de la que gira alrededor de uno mismo y de los bienes materiales.
    Dedicada a los más pobres de entre los pobres, a esos a los que nadie le importan ,pero ella veía a Jesús en cada persona , ¡nos trasmite tantos valores !
    Esta película me ha enseñado muchas cosas , entre ellas que todo es posible en la vida aunque tengamos que vencer duros obstáculos . Cuando acabas de ver la película , tienes ganas de ser mejor persona. Tener Fé es la clave de todo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido una película preciosa dado que nos narra brevemente la vida de Madre Teresa de Calcuta que fue una gran persona que siempre se preocupaba de los demás más que de sí misma. Yo, antes de ver esta película, no conocía nada de la vida de esta monja y al verla me quedé sorprendida por todo lo que hizo y por todos los niños que salvó.
    También, en algunas partes era muy triste, como cuando estuvieron a punto de destruir la Ciudad de la Paz o cuando murió una de las niñas por caerse de un árbol aunque, sin duda, el momento más emotivo de todos fue cuando el cura, sacrificándose por ella, rezó para que Dios le perdonara la vida a ella aunque tuviera que morir él a cambio.
    De todas maneras, es una película maravillosa porque nos demuestra que Dios está siempre con nosotros, hasta en los momentos malos.

    ResponderEliminar