sábado, 29 de junio de 2013

Frases para meditar

Bueno, ya he comenzado mis vacaciones de verano… Un tiempo necesario para desconectar del ritmo cotidiano, que pienso dedicarlo -además de para estar más tiempo con Dios y con mis seres queridos- a cultivar mis grandes aficiones: la lectura, la música y el cine. Así que no os extrañe si a partir de ahora comienzan una serie de posts dedicados a esos tres temas…

Este último post pre-vacacional que comparto hoy con vosotros, es fruto de una pequeña recopilación de frases que he ido haciendo durante este curso de aquellas que han llegado a través de mis redes sociales en forma de memes. Cada vez que una me llamaba la atención, la guardaba en el documento al cual hoy estoy dando forma… Algunas tienen un contenido específicamente religioso, otras no; pero todas ellas han sido importantes para mí y me han ayudado como material de reflexión o de oración en un curso intenso, difícil y algo estresante. De entre todas ellas he seleccionado las 15 que podréis leer a continuación.

Hoy quería compartirlas con vosotros. De algunas he localizado el autor, de la mayoría, no. En fin, es una especie de cajón de sastre donde he ido recolectando -cual hormiguita de Esopo- para los tiempos de carestía… Sé que no están todas las que son, pero sí son todas las que están… Podría haber frases mejores y más profundas, pero muchas de ellas ya han sido comentadas en los siete años de existencia de este blog. Hasta donde me alcanza la memoria creo que no he repetido  ninguna, y si queréis ampliar vuestro repertorio, pinchando en la etiqueta “Frases para pensar” encontraréis otro buen puñado de sentencias que ya han sido comentadas y por ello no aparecen en este listado….

En fin, buen fin de semana y espero que las disfrutéis:

Dios no elige personas capacitadas, Él capacita a los elegidos. (Anónimo)

No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más hermoso que el silencio. (Proverbio hindú)

Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar. (Ernest Hemingway)

Debemos orar sin desfallecer, no hasta que Dios nos escuche, sino hasta que podamos oír a Dios... (Anónimo)

Dios no habla con personas apresuradas y sin tiempo. (Anónimo)

Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar (Anton Chejov)

La tristeza mira hacia atrás, la preocupación mira alrededor, la fe mira hacia arriba. (Anónimo)

Cuando quieras emprender algo, habrá un montón de gente que te dirá que no lo hagas; 
cuando vean que no te pueden detener, te dirán cómo lo tienes que hacer; 
y cuando finalmente lo logres, dirán que siempre han creído en ti. Dante Gebel.

No le cuentes a Dios que grande es tu problema, cuéntale a tu problema que Grande es Dios. (Anónimo)

No es tu APTITUD, si no tu ACTITUD, lo que determina tu ALTITUD. (Anónimo)

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.  Platón

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a si mismo. (Leon Tolstoi)

La felicidad no es un lugar hacia el cual nos dirigimos en nuestro viaje, sino el modo de hacer el viaje. (Anónimo)

Una rosa no necesita hablar, simplemente esparce su fragancia (Gandhi)

Donde hay amor no hay temor. Donde hay temor no hay amor. (Anónimo)

7 comentarios :

  1. Javier Fernandez30 jun. 2013 11:10:00

    Ya conocía algunas, también me gusta coleccionar frases que me ayuden o puedan ayudar. Hay una que me gusta y suelo decir: "Prefiero ser rey de mi silencio que esclavo de mis palabras" (William Shakespeare). Me recuerda la vida que quise tener y ya no tendré.

    ResponderEliminar
  2. Antonio Vélez30 jun. 2013 11:12:00

    Algunas de Francisco de Asís:
    Es feliz quien nada retiene para sí.
    Yo necesito pocas cosas y lo poco que necesito, lo necesito poco.
    Cuando se te llene la boca proclamando la paz, procura tener aún más lleno el corazón.
    Todos los hermanos deben predicar a través de sus obras.
    No retengan nada de ustedes mismos a fin de que enteros los reciba el que se da por entero.
    La oración es un verdadero descanso.
    Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible

    ResponderEliminar
  3. Javier Fernandez30 jun. 2013 12:02:00

    Me gusta mucho la primera y la última.

    ResponderEliminar
  4. Antonio Vélez30 jun. 2013 12:05:00

    Pero Javier todavía existe otra, que al menos a mí, me ayuda en muchos momentos y trances de mi vida, cuando a veces no entiendo tantas cosas, imposibles de razonar. Es aquella que repetía Francisco una y otra vez :

    "Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevarte contigo nada de lo que has recibido, sólo lo que has dado."

    Y en alguna parte leí un día que "cuando te duela mirar hacia atrás y te da miedo mirar adelante, mira hacia la izquierda o la derecha y allí estará, la gente que te quiere"
    Un saludo de PAZ y BIEN

    ResponderEliminar
  5. Javier Fernandez30 jun. 2013 12:07:00

    Y ese sentir de San Francisco, es el que siempre he intentado vivir, no tener apego a los medios de éste mundo sino procurar dar más que reclamar lo que no me den. Tengo el mejor regalo, la Fe y la seguridad que Dios me esperará con los brazos abiertos. Sólo necesito confiar en Él y todo lo demás me lo darán por añadidura. Gracias Antonio Vélez, por recordarnos al Santo más pequeño

    ResponderEliminar
  6. Antonio Vélez30 jun. 2013 12:08:00

    Javier, Francisco da sentido a mi vida, mi familia, mi mujer y mis hijos me la llenan. Me sobra todo lo material, cada vez creo menos en el ser humano. Ante Dios nada podemos ocultar... y te habla alguien que en este último año le he realizado muchos " por qués", al no entender muchas cosas, pero Él, como pastor bueno, siempre ha esperado a esta oveja descarriada con la mayor de la sonrisas.
    Mi vida es mi mujer, mis hijos, mi familia... sin ellos, tengo muy claro que estaría en este instante perdido entre los muros de un convento...y alejado de tanta basura humana

    ResponderEliminar
  7. Vaya diálogo de altura con espíritu franciscano!!! Me estoy quedando embelesado con vuestras palabras... Está visto que no todo es malo en la red, compartir este tipo de experiencias es muy enriquecedor para todos. Solamente no comparto una cosa, Antonio, por muy mal que vaya el mundo, no podemos caer en la tentación de huir de él... "Padre, no te pido que los saques del mundo, sino que los protejas del mal" (Jn. 17.15). Abrazos a ambos.

    ResponderEliminar