domingo, 27 de abril de 2014

San Juan XXIII y San Juan Pablo II

Hoy es día grande en la Iglesia Católica. Dos de los grandes Papas de nuestra historia reciente, Juan XXIII y Juan Pablo II van a ser canonizados dentro de unas horas en la plaza de San Pedro del Vaticano delante de aproximadamente un millón de personas llegados desde todos los confines de la tierra.

Una canonización no exenta de polémicas, ya que el poco tiempo transcurrido desde la muerte de Juan Pablo II (nueve años en asuntos de la Iglesia es poco tiempo...) hacen que la cercanía temporal con la persona y sus limitaciones salgan a la palestra con más fuerza que en otros casos. Que yo haya escuchado, nadie se opone a la canonización de Juan XXIII, ya que ha pasado tanto tiempo que no quedan coetáneos que recuerden sus defectos. De Juan Pablo II, sin embargo, sí: Que si era demasiado conservador, que si sólo hablaba del aborto y de la anticoncepción, que si encubría pederastas... ataques en su mayoría injustificados frutos de una escasa visión histórica.

Quienes se ceban en lo malo olvidando todo lo bueno que ambos Papas (especialmente Juan Pablo II, el más criticado) hicieron, lo primero que hacen es tirarse piedras contra su propio tejado. Afirman que Juan Pablo II no puede ser santo porque tuvo pecados. Ya, ¿y qué?. Que tuvo pecados es evidente. Se arrepentía de ellos y los confesaba como cualquier mortal. Santo no es el que no tiene pecados sino el que lucha contra ellos. El que cae 100 veces pero 100 veces se levanta. O usando el ejemplo Bíblico, el que tres veces niega a Cristo pero tres veces le confiesa más tarde su amor incondicional. Poner como prototipo de Santo a una persona que no tiene pecados, es, además de imposible, poco práctico: ¿Quién iba a intentar seguir el modelo de una persona inalcanzable...? Con las canonizaciones -estas dos y las miles que se han producido en los últimos años- la Iglesia nos señala el camino: A pesar de los pecados personales, se puede ser santo cuando hay una entrega total a Cristo y una fe, esperanza y caridad que gobiernan nuestras vidas. Lo demás serán hojas de periódicos ávidas de morbo. No pienso perder el tiempo leyendo ninguna, ya que no habrán captado el sentido de lo que la Iglesia Católica celebra hoy. Entre otras cosas, porque no les interesa.


"Adorno" el post con un momento que para mi ahora es más emocionante si cabe. El momento en el que conocí a Juan Pablo II, dentro de unos momentos, San Juan Pablo II. Me regaló un rosario que yo a mi vez le regalé a mi madre. Ya puedo morir diciendo que he conocido a un santo, aunque ahora que caigo y según mi propia reflexión, he conocido a más de uno. Que la Iglesia no los haya elevado a los altares no significa que no lo fueran....

20 comentarios :

  1. José Antonio Rondán28 abr. 2014 10:55:00

    Bendita suerte amigo Jaime

    ResponderEliminar
  2. Alfonso Romero28 abr. 2014 12:24:00

    que gran detalle hay en esa foto....Bravo jaime

    ResponderEliminar
  3. ES bello sentir la presencia de Dios

    ResponderEliminar
  4. Domingo Olivera28 abr. 2014 17:18:00

    Mi buen amigo....esto es obra de LA DIVINA PROVIDENCIA.....

    ResponderEliminar
  5. Que gran privilegio conocer un santo en vida.

    ResponderEliminar
  6. Maria Fernanda Passos29 abr. 2014 11:00:00

    Muchas gracias, amigo, estoy con el alma llena de fiesta y gratitud a Dios y a los dos papas. Abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  7. http://www.tempi.it/atea-chiesa-miracolo-intervista-jacalyn-duffin-scienziata-eretica#.U1-FMo_sY5D

    Te mando este enlace donde una Doctora Atea para mas señas ha "desbloqueado", porque antes habia bloqueado un proceso de estudio valido para la declaracion de una curacion milagrosa en Canada. Seguro que lo conoces, pero te lo comunico por si te vale para tu blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Concepción Vidal29 abr. 2014 15:32:00

    que honor mas grande¡¡

    ResponderEliminar
  9. Manuel J. Barrera30 abr. 2014 11:14:00

    Siempre recuerdo ese día y lo que me dijo el Papa hoy santo. Porque se ha cumplido

    ResponderEliminar
  10. que embidia chico

    ResponderEliminar
  11. krzysztof - Mitacar1 may. 2014 10:22:00

    Grande Papa Juan Pablo || , mi paisano ,me bautiso el , tenido suerte hablar con el antes que estubo Papa , Gran Papa , Gran Persona , Gran Paisano mio.

    ResponderEliminar
  12. Teresa Vázquez7 may. 2014 14:35:00

    Que suerte haber podido conocer a Juan Pablo

    ResponderEliminar
  13. Hola Jaime

    Juan Manuel

    Tengo una duda Jaime. ¿Qué hace que se identifiquen las curaciones milagrosas con Juan Pablo II? Es decir, ¿qué es lo que hace que se señale directamente a este papa difundo como el "sanador" de estos enfermos concretos?

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola Juan Manuel:

    Como creo que sabrás, cuando se inicia un proceso de beatificación o canonización, se requiere la intercesión del supuesto beato-santo en un acontecimiento extraordinario. Digamos que es como la constatación de que desde el Cielo se puede ayudar a los que estamos en la tierra.
    Desde ese momento, determinadas personas que tengan fe en ese hombre-mujer pueden rezar a esa persona para que interceda por ellos. En el caso de producirse el prodigio, que debe ser atestiguado por diversas fuentes, se le atribuye a una intercesión milagrosa, lo que apoya la causa del beato-santo.
    Es sólo una prueba más de un largo proceso, aunque, eso sí, suele ser la definitiva. El proceso en sí está bastante bien explicado en la película "El Tercer Milagro", que ya he comentado en este Blog y que te recomiendo que veas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Hola Jaime

    Juan Manuel

    Gracias por tu recomendación. He leído sinopsis de la película y parece que está interesante, la voy a ver porque, además, Ed Harris me gusta cómo interpreta.
    He podido entrever por la sinopsis de la película que el milagro tratado es un engaño.
    No me refiero a eso. la pregunta que te hice en el comentario anterior se dirige hacia aquellos milagros que son reconocidos como tales. Sobre esos milagros que se reconocen a un santo concreto.
    Por ejemplo, la monja curada de Parkinson en el supuesto milagro. ¿Que se otorgue su autoría a Juan Pablo II es porque la monja se lo pidió a Juan Pablo II?¿Hay algún otro factor que haga que sean Juan Pablo II, sin duda, el benefactor?

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Correcto Juan Manuel, es la persona supuestamente curada la que atestigua si ha pedido la intercesión de una persona en concreto.
    En la película se tratan dos milagros, uno falso y otro verdadero, pero ya no te adelanto más....
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Hola Jaime

    Juan Manuel

    Como comprenderás no creo en los milagros. Desde mi punto de vista, el que algo sea inexplicable no implica el que sea sobrenatural o divino, simplemente se desconoce. Seguro que lo desconocido ahora no lo será en años y, por tanto, dejaría de ser un milagro lo exhibido en estos días.
    Pero no deseo abarcar eso en estos comentarios. Me intento poner en la piel de los creyentes.
    Una monja enferma de Parkinson se cura inexplicablemente y esta mujer entiende, por lo que sea, que ha sido la intervención de Juan Pablo II. De entre los cientos de santos, cientos de vírgenes, estando Jesús por encima de todo... entiende que el milagro no lo realiza ninguno de ellos, sino Juan Pablo II. Y más me extraña el que la Iglesia, por que lo diga ella, ya le otorge ese milagro al papa.
    Eso se me escapa, ya que, dada la tendencia de los creyentes en ver la intervención divina en todo. Se canonice a alguien con tan excasas pruebas.
    Lo que sí me parecen prueba clara y contundente es el que TRES DÍAS antes de la canonización, en la MISMA ITALIA, un joven que iba a la canonización del Papa, se le caiga encima un Jesucristo de un monumento levantado en HONOR A JUAN PABLO II. ¿Eso no lo interpretan los creyentes de ninguna forma?
    Vamos, es como si en la escena de un crimen el asesino haya dejado el carnet de identidad a modo de firma.
    Si nos ponemos a encontrar significado el primero y más evidente es que ¿Quizás Juan Pablo II no quisiera ser canonizado?
    Que conste que yo lo observo todo como una desgracia accidental y sin ningún significado sobrenatural y que ha sido una casualidad el que la canonización se realizara en fecha tan reciente.
    Sólo Jaime intento querer creer que los creyentes son creyentes siempre, para lo bueno y para lo malo, que cuando se cree que Juan Pablo cura también se analice si Juan Pablo II mata.
    Saludos Jaime

    ResponderEliminar
  18. Hola Juan Manuel. No creas, lo de la cruz que se cayó encima de aquella persona también lo pensé...
    En fin, supongo que la explicación es que una cruz se caiga encima de alguien si se rompe no deja de ser un acontecimiento que se rige por las leyes de la naturaleza, mientras que una mujer que se cura de parkinson (enfermedad degenerativa y hoy por hoy incurable) va en contras de las leyes de la naturaleza. Supongo que por ahí irán los tiros, aunque ya te digo que yo no estoy en la congregación de las causas de los santos, son meras suposiciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola Jaime

    Juan Manuel

    Me gustaría haber visto por un agujerito la misa en su funeral y comprobar cómo se las ingenia el sacerdote en su homilía.

    Saludos Jaime

    ResponderEliminar
  20. Seguimos el ejemplo de cada santo

    ResponderEliminar