jueves, 24 de diciembre de 2015

Cinco vídeos comerciales de Navidad

Muchas veces sufrimos largos cortes publicitarios mientras estamos viendo un programa o una película que nos interesa, lo cual nos suele poner malhumorados o al menos contrariados por tener que esperar para proseguir con lo que realmente nos gusta.

A pesar de estas inconveniencias, hemos de reconocer que la publicidad se está convirtiendo en un arte que encierra una dificultad cada vez mayor. En apenas unos segundos, el publicista debe captar nuestra atención -normalmente saturada de información- a toda costa. Ello hace que los anuncios comerciales cada vez sean más ingeniosos y creativos, atrapando al espectador en historias breves pero profundas.

En los últimos años, tampoco la Navidad se escapa de esta estrategia comercial. Y hay que reconocer que hay algunos anuncios muy buenos, rozando la excelencia, que tocan la fibra sensible y que además de intentar vender un producto transmiten valores, lo cual es de agradecer.

Os voy a compartir hoy algunos de ellos, los que a mi parecer presentan un contenido que merece la pena ser meditado.

En primer lugar, los dos vídeos de la Lotería Española, en los cuales sus dos protagonistas, Manuel (2014) y Justino (2015)  perciben el cariño y la solidaridad de sus amigos/compañeros de trabajo. Me parecen geniales ambos. Quizás los que no vivís en España no hayáis tenido oportunidad de verlos, por lo que merece la pena compartirlo con vosotros. Además, normalmente en televisión y por motivos económicos solo vemos las historias en sus versiones cortas, pero en los enlaces que os comparto a continuación tenéis los vídeos completos.





El siguiente anuncio que conmueve al mismo tiempo que nos hace entonar el mea culpa como sociedad es "La otra carta" de Ikea. ¿Qué le pedirían los hijos a los padres por Navidad...? No se trata de nada material, lo cual ya es noticia, y no os adelanto más, os dejo que lo veáis vosotros mismos:


El año pasado impactó mucho este anuncio de una marca de chocolates, Sainsbury, basada en la tregua real del día de Navidad de 1914, en plena Primera Guerra Mundial. Aprovechando un acontecimiento histórico y real se monta una escena que no tiene desperdicio humano.


El último es de Cineplex, una distribuidora de cine de Canadá. Este año ha creado la historia de Lily, una niña que entabla amistad con un muñeco de nieve y decide conservarlo para siempre en un congelador, pero claro, Lily se hace mayor y se va olvidando de él, hasta que un día.... bueno mejor lo descubrís vosotros.




En fin, espero que los hayáis disfrutado todos.... ah y

¡Feliz Navidad!

martes, 1 de diciembre de 2015

Adviento. Mantener la esperanza contra toda esperanza

Abrahán esperó "contra toda esperanza" (Rom. 4,18).  Y a lo mismo parecemos estar llamados nosotros en los tiempos que corren. Rezar, rezar y rezar. No queda otra. Los últimos acontecimientos mundiales no auguran nada bueno, el ambiente está tenso y crispado, por lo que nunca es mal momento para pedirle a Dios que transforme los corazones de las personas para que se conviertan a su mensaje y dejen a un lado de una vez por todas el odio y la violencia. El Adviento que el domingo pasado comenzamos debería ser un buen tiempo para curtir las virtudes de la paciencia y la mencionada esperanza.

Sin embargo, no soplan vientos favorables para el sentimiento religioso. Tres detalles acontecidos esta semana pueden ilustrar este comentario.

El primero en Reino Unido. La iglesia Anglicana, con dinero de su propio bolsillo ha puesto en marcha una campaña de animación a la oración. La iniciativa  ha sido censurada -en todo un alarde de "tolerancia"- en distintos medios de comunicación y directamente prohibida en los cines del Reino Unido donde la campaña iba a ser proyectada. Parece que su mensaje no gusta a los magnates de la comunicación, ignoro si es que lo consideran subversivo o excesivamente nocivo para la sociedad británica. El pretexto ofrecido es que puede ofender a personas con un pensamiento distinto. Os dejo el vídeo para que juzguéis vosotros mismos si su mensaje es tan agresivo, violento o destructivo que no pueda ser visto por nadie sin que dañe su sensibilidad.

Segundo hecho. Con dinero público, el Ayuntamiento de Pamplona (España) ha subvencionado una exposición cuanto menos irreverente. Un individuo (me resisto a dar nombres y datos) se ha dedicado a “comulgar” en más de 200 Iglesias para posteriormente sacarse el Cuerpo de Cristo de la boca y formar en el suelo la palabra “pederastas”. Todo ello lo ha grabado y expuesto públicamente para que el público pueda admirar su “obra de arte”. Pese a la indignación general y las protestas al Ayuntamiento la exposición sigue en este momento abierta. Parece que en este caso prima el derecho a la libertad de expresión frente a la ofensa que está provocando en tantos y tantos creyentes que consideramos que la blasfemia no es la forma correcta para manifestar una opinión.

Un tercer dato. Hace menos de una semana sufríamos en Francia unos atentados “en nombre de Dios”. No puede haber una aberración mayor. Pero eso no significa que el sentimiento religioso sean violento en sí. Todo lo contrario. Es cierto que más de una vez el nombre de Dios se ha profanado y utilizado equivocadamente, pero no es menos cierto que la esencia del mensaje de Jesucristo (y de muchas otras religiones) es el perdón, el amor y la paz. De ahí que estén de más mensajes como el del tristemente conocido semanario francés Charlie Hebdó,  el cual ha pedido en la imagen que tenéis reproducida al lado que no se rece por París ni por Francia, manifestando de nuevo su rechazo explícito a todas las religiones.

Comienza el Adviento, y como vemos comienza movidito. Esperemos que la dinámica cambie. Y mientras tanto, como el bueno de Abrahán, nuestro padre en la fe, a seguir manteniendo viva la esperanza.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Noveno cumpleaños

Hoy es el noveno cumpleaños del Blog Reflexiones Cristianas, y como viene siendo tradicional desde hace unos años me gustaría comentar algunas cifras interesantes. Tras los números suelen esconderse datos curiosos o de interés, por lo que comentarlos junto a vosotros me ayuda a mí a reflexionar sobre la marcha de esta aventura. Es la única concesión anual que permito al autobombo y la propaganda de esta página web.

Como bien sabéis los que me seguís desde hace algún tiempo, coincidiendo con el cumpleaños del Blog, desde la entrada del año 2012 vengo apuntando algunos datos con los que ahora podemos hacer una comparativa:

Año
2012
2013
2014
2015
Entradas
205 
267 
312 
357
Visitas
249.386
411.766
619.373
816.500
Comentarios
1.715
2.213
2.362
2.431
Me gusta una entrada
2.504
4.623
5.973
6.487
Me gusta el Blog

102
172
199
Seguidores Blog

63
80
89
Seguidores Google +


643
907

Bueno, pues como véis el Blog se ha estabilizado en unas 40 entradas al año. Sé que podrían ser más, pero aumentarlas sería perder calidad en las mismas. Cada entrada suele tener mucho tiempo de dedicación personal, más del que os podéis imaginar. Unas veces soy yo el que escribo reflexiones personales, otras me limito a comentar una canción, película... e incluso algunas veces simplemente copio historias sugerentes que me encuentro por la red. Pero todas ellas tienen muchas horas de dedicación, aunque solo sea en forma de búsqueda de información.

De la misma manera llevamos unos años con unas 200.000 visitas anuales, lo que supone una media de algo más de 500 visitas diarias. Ni por asomo me pude imaginar cuando comencé esta historia que tantas personas iban a entrar en mi Blog al día. Ello también supone que, de seguir a este ritmo, en septiembre-octubre de 2016 alcanzaremos el millón de visitas. Algo que también sobrepasa de sobra mis pretensiones iniciales.

Algo negativo con el paso de los años es que ya casi no se hacen comentarios… Al principio el Blog resultaba más interactivo, pero de un tiempo a esta parte los comentarios están prácticamente desapareciendo. Una pena, por que las opiniones a favor y en contra de mis entradas le daban al Blog una dimensión de debate que sinceramente ahora mismo no exite.

No obstante, el creciente número de "Me gusta", de seguidores del Blog, y de seguidores de la red social Google + me indican que el Blog sigue vivo y que aunque el feedback que recibo es menor, el interés no decae sino más bien todo lo contrario.

Termino mi reflexión como siempre: dando las gracias a todos los que hacéis posible que esta página siga viva y a los que de una u otra manera me animáis a seguir adelante. De no ser por vosotros hace mucho tiempo que esto hubiera dejado de tener sentido.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Una reflexión sobre las clases de Religión

Como profesor de Religión me veo obligado a escribir esta entrada en defensa de la Asignatura. Una asignatura que parece tener sus días contados en España, ya que tres de los cuatro grandes partidos políticos de nuestro país (PSOE, Ciudadanos y Podemos) se han mostrado partidarios de suprimir esta asignatura del Curriculum en la siguiente legislatura. Solo un partido (PP) tiene intención de mantenerla en el caso de seguir en el Gobierno. Con este panorama, y viendo los posibles pactos que se puedan alcanzar el 20-12-15, parece que este puede ser el último -todo lo más penúltimo- curso de Religión.


Lo primero que habría que analizar es la situación de la Asignatura en Europa. La Religión es obligatoria con el mismo valor que el resto de las asignaturas en el Reino Unido, Grecia, Finlandia (país que por cierto ocupa siempre el ranking nº1 en los informes pisa de Educación en Europa), Austria, Chipre, Dinamarca, Irlanda, Malta, Noruega, Rumanía, Suecia y Suiza . Es opcional con efectos académicos en Alemania, Bélgica, Polonia y España; mientras que es facultativa sin que la nota cuente para la media en Portugal, Italia, Croacia, Eslovaquia, Holanda, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Rusia y Ucrania. Solo hay tres países europeos donde no se dan clases de Religión: Bulgaria, Francia y República Checa. España puede ser el cuarto.

Desde la entrada en vigor en nuestro país de la LOMCE el curso pasado, el alumno que libremente escoge la asignatura de Religión es evaluado de ella, mientras que el que opta por una Alternativa es igualmente evaluado de la asignatura que escoja. Hasta hace unos años, no existía obligación de cursar ninguna alternativa, lo que provocaba una desbandada de las clases Religión (la elección era Religión o nada, y los alumnos no son tontos) que era esgrimida por los detractores de la asignatura como una muestra clara de la falta de interés por la asignatura. Hubiera sido interesante realizar un experimento y ofrecer la misma alternativa (ninguna) a otra asignatura (Matemáticas, por ejemplo) a ver cuantos alumnos responsables seguían matriculados en Matemáticas y cuantos optaban por tomarse una hora libre en el patio, en la Biblioteca o en las pistas deportivas. A lo mejor los números sorprendían a más de uno.

Vayamos ahora al contenido. Desde hace muchos años, en España los temarios vienen dados por la Conferencia Episcopal Española en el caso de la Religión Católica, o por entidades musulmanas, judías o evangélicas en el caso de alumnos de otras religiones. Se acusa por ello desde diferentes frentes a la asignatura de Religión de ser un adoctrinamiento paralelo a la labor de la Iglesia. Ello es absolutamente falso por lo que a mi respecta y a los libros de texto que debido a mi profesión he tenido en mis manos. En la clase de Religión se trabajan contenidos teóricos, históricos, Bíblicos, artísticos y en cierta manera filosóficos o existenciales. De la misma manera se pretende del alumno que adquiera valores universales como la paz, el respeto, la solidaridad, el perdón.. etc. La transmisión de la fe, la enseñanza de la oración, y la preparación a la recepción de los Sacramentos tiene su ámbito propio de trabajo en la Catequesis. Por poner un ejemplo simbólico podríamos decir que la Religión incide más en la cabeza del niño-joven mientras que las catequesis atañen más a su corazón. Cada una tiene su espacio y ambas son complementarias. 

Se acercan tiempos duros para la Religión. El laicismo que se proclama a los cuatro vientos como la panacea de las libertades no está recogido en nuestra Constitución. El artículo 16 de la misma deja muy claro que "Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.". Todos aquellos que quieren arrinconar la fe y la dimensión religiosa de los españoles a la esfera de lo privado están vulnerando este artículo. Claro que poco apoyo ofrece la Carta Magna de los españoles cuando sistemáticamente está siendo violada en unos artículos e ignorada en otros.

No solo las clases de Religión están en entredicho. Es únicamente la punta del iceberg. La presencia de sacerdotes en hospitales, cárceles y cementerios está siendo cuestionada. Las manifestaciones públicas de la fe están en entredicho. Los símbolos religiosos están desapareciendo (los que quedaban) de los espacios públicos. Las celebraciones patronales están siendo suprimidas en muchos Ayuntamientos. Se le reclama a la Iglesia el pago del IBI pero no a los partidos políticos, sindicatos u ONG´s. Todo ello en defensa de los derechos y libertades de una minoría a la que nadie planta cara y que cuenta con el beneplácito del silencio cómplice de quienes consumen sacramentos pero no están evangelizados. España está apostatando silenciosamente ante la indiferencia generalizada de quienes deberían defender una fe heredada durante siglos. Mucho me temo que o la Iglesia reacciona o de aquí a unos años tendremos una Religión postergada a las sacristías, si es que quedan sacristías y no han sido expropiadas...

Os dejo este vídeo sobre las clases de Religión que es sencillamente genial. Me lo ha pasado mi compañero de trabajo Juanjo, jefe del Departamento de Ciencias. Para que digan que fe y Ciencia son incompatibles...


domingo, 25 de octubre de 2015

40 (U2, 1983)

Esta semana he recibido una crítica (constructiva) en mi Blog. Mi compañero de trabajo Toni, gran fan de U2, y profesor de Inglés me ha comentado: 

- ¿Cómo se te ocurre comenzar a comentar entradas religiosas de canciones de U2 con "I still haven´t found what I´m looking for" y no con "40"...?
- ¿Perdona...? - Le respondí
- Mira, si hay una canción que explica el redescubrimiento de su fe adormecida por parte de Bono es "40", en la que toma el Salmo 40 y lo parafrasea para explicar cómo Dios lo salva del abismo...
- Te debo una entrada, Toni...

Y, tras documentarme de nuevo, aquí la tenéis... 

"40" es, tal y como me indicaba mi compañero, un parafraseo del Salmo 40. De hecho solo hay una frase que no pertenece a dicho Salmo, “How long to sing this song?” perteneciente a otra canción del mismo álbum de U2 -"Sunday Bloody Sunday"- que aquí se reinterpreta como una plegaría.

Acerca de esta canción, Bono escribió: ”Explicar la fe siempre ha sido algo difícil. ¿Cómo se hace para explicar un amor y una lógica en el corazón del universo cuando el mundo está tan lleno de fracasos?”. Cristiano convencido, Bono no oculta que su fe es personal y que intenta transmitirla dentro de sus limitaciones a través de la música. No oculta su condición de creyente a pesar de que como acabamos de leer no tiene respuestas para todo y sabe lo difícil que resulta defender la postura creyente en el mundo que nos rodea.

Como ya decíamos la semana pasada, Bono es una rara avis en el mundo de la música contemporánea. Felizmente casado desde hace 35 años, padre de 4 hijos, comprometido con la justicia social, nominado al Nobel de la Paz y con sus eternas gafas de sol (debidas a un glaucoma que sufre desde hace más de 20 años y que sin duda lo ha hecho más sensible a la limitación de la condición humana), Bono y U2 son un soplo de aire fresco en una Iglesia que a menudo no sabe llegar al mundo del Arte o del Espectáculo.
  

Una anécdota más precisamente acerca de evangelizar en el mundo del espectáculo. En el primer partido de la NBA del año 2001 en Los Ángeles, se anunció que U2 actuaría en el intermedio desde Boston. Las cámaras conectaron llegado el momento y mostraron a Bono de rodillas orando, mientras comenzaba a recitar las palabras del Salmo 116 ante la televisión nacional: "¿Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me ha hecho?". Sin duda todo un testimonio de fe.

Al igual que en la entrada de la semana pasada, os dejo la letra en Inglés y Español, el enlace del vídeo y en este caso, además, el texto íntegro del Salmo 40, del que Bono solamente utiliza los primeros versículos, pero del que merece la pena ser leído detenidamente y meditado en oración.

I waited patiently for the Lord.
He inclined and heard my cry
He brought me up out of the pit
Out of the miry clay

I will sing, sing a new song.
I will sing, sing a new song.

How long to sing this song?
How long to sing this song?
How long, how long, how long
How long to sing this song?

You set my feet upon a rock
And made my footsteps firm.
Many will see, many will see and hear.

I will sing, sing a new song.
I will sing, sing a new song
I will sing, sing a new song.
I will sing, sing a new song

How long to sing this song?
How long to sing this song?
How long to sing this song?
How long to sing this song? 

Pacientemente esperé al Señor.
Él se inclinó y escuchó mi clamor
Y me sacó fuera del pozo
Fuera del lodo cenagoso

Voy a cantar, cantar una nueva canción.
Voy a cantar, cantar una nueva canción.

¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo, cuánto tiempo, cuánto tiempo
¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?

Pusiste mis pies sobre una roca
E hiciste firmes mis pasos.
Muchos verán, muchos van a ver y oír.

Voy a cantar, cantar una nueva canción.
Voy a cantar, cantar una nueva canción
Voy a cantar, cantar una nueva canción.
Voy a cantar, cantar una nueva canción

¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo para cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo para cantar esta canción? .

Salmo 140

Esperé confiadamente en el Señor: él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.
Me sacó de la fosa infernal, del barro cenagoso; afianzó mis pies sobre la roca y afirmó mis pasos.
Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. 
Muchos, al ver esto, temerán y confiarán en el Señor.
¡Feliz el que pone en el Señor toda su confianza, y no se vuelve hacia los rebeldes que se extravían tras la mentira!
¡Cuántas maravillas has realizado, Señor, Dios mío! 
Por tus designios en favor nuestro, nadie se te puede comparar. 
Quisiera anunciarlos y proclamarlos, pero son innumerables.
Tú no quisiste víctima ni oblación; pero me diste un oído atento; no pediste holocaustos ni sacrificios, 
entonces dije: "Aquí estoy".
En el libro de la Ley está escrito lo que tengo que hacer: Yo amo. Dios mío, tu voluntad, y tu ley está en mi corazón».
Proclamé gozosamente tu justicia en la gran asamblea; no, no mantuve cerrados mis labios, tú lo sabes, Señor.
No escondí tu justicia dentro de mí, proclamé tu fidelidad y tu salvación, y no oculté a la gran asamblea tu amor y tu fidelidad.
Y tú, Señor, no te niegues a tener compasión de mí; que tu amor y tu fidelidad me protejan sin cesar.
Porque estoy rodeado de tantos males, que es imposible contarlos. 
Las culpas me tienen atrapado y ya no alcanzo a ver: son más que los cabellos de mi cabeza, y me faltan las fuerzas.
Líbrame, Señor, por favor; Señor, ven pronto a socorrerme.
Que se avergüencen y sean humillados los que quieren acabar con mi vida. 
Que retrocedan confundidos los que desean mi ruina; 
queden pasmados de vergüenza los que se ríen de mí.
Que se alegren y se regocijen en ti todos los que te buscan y digan siempre los que desean tu victoria; «¡Qué grande es el Señor!»
Yo soy pobre y miserable, pero el Señor piensa en mí; 
Tú eres mi ayuda y mi libertador, 
¡No tardes, Dios mío!

lunes, 12 de octubre de 2015

I still haven´t found what I´m looking for (U2, 1987)

Pocos grupos comerciales actuales hacen música con algún contenido religioso. Cada vez resulta más difícil encontrar canciones con una referencia explícita hacía el cristianismo, Dios o Jesucristo. Estas últimas parecen palabras tabú que nadie se atreva ya a cantar en público.

U2 y su cantante Bono siempre han sido una excepción a esta regla. Ya en 1987 publicaron The Joshua Tree (El árbol de Josué) en el que gran parte de sus canciones tenían un contenido explícitamente cristiano, como la que comentamos hoy o In God´s country (En el país de Dios). A partir de ahí el grupo irlandés siempre ha compuesto temas religiosos como God part II (Dios parte II, 1988), If God Will Send his Angels (Si Dios enviara sus ángeles, 1997), Peace on Earth (Paz en la tierra, 2000), Yahweh (2004) o The Miracle (2014). Esta lista no incluye frases alusivas a Dios de otras canciones que merecerían un estudio más detenido.

Voy a comenzar por esta canción algo ya antigua pero quizás una de las más conocidas de la banda, nº1 de las listas americanas con un claro toque Gospel en su ritmo. Quedan pendientes comentar el resto de canciones, lo que haré cuando el tiempo y mis quehaceres diarios lo permitan.

El sencillo que hoy analizamos habla de la búsqueda de la esencia de la vida, la felicidad, buscada en las partes más diversas: la Naturaleza, la ciudad, el amor, la tentación y finalmente la religión. En ninguna de ellas -ni siquiera en la religión cristiana terrenal- el cantante afirma encontrar lo que está buscando, que queda pendiente para el Juicio Final. Bono confiesa fuertemente su fe cristiana en esta canción, pero aparentemente tampoco aquí encuentra el sentido de la vida... ¿Por qué?

Como casi todas las grandes letras, el autor no ha querido desvelar el sentido definitivo de la misma, lo que hace que quede abierta a la interpretación del oyente y de los estudiosos de sus temas. Para mi gusto, la explicación más convincente es que la felicidad nunca se puede alcanzar en plenitud en esta vida, por lo que quedaría recogida en esta canción la intuición de San Agustín en sus Confesiones:


"De ti proviene esta atracción a tu alabanza, porque nos has hecho para ti,
y nuestro corazón no halla sosiego hasta que no descansa en ti.”.


Nuestro corazón no alcanza la felicidad que tanto ansía en ninguna cosa terrenal, ni siquiera en los acercamientos terrenos a la divinidad que pueda proporcionarnos la experiencia religiosa. El amor de Dios es de tal calibre que no podremos sentirlo en plenitud hasta el Fin de los Tiempos, en el que nuestro corazón descansará tras su encuentro con Dios.

Sea como fuere, la canción es de tal belleza y de tal profundidad que merece la pena ser escuchada una y otra vez, a lo que os invito facilitándoos el enlace y la letra traducida:



I have climbed highest mountain
I have run through the fields
Only to be with you
Only to be with you

I have run
I have crawled
I have scaled these city walls
These city walls
Only to be with you

But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for



I have kissed honey lips
Felt the healing in her fingertips
It burned like fire
This burning desire


I have spoke with the tongue of angels
I have held the hand of a devil
It was warm in the night
I was cold as a stone


But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for



I believe in the Kingdom Come
Then all the colors will bleed into one
Bleed into one
Well yes I'm still running


You broke the bonds and you
Loosed the chains
Carried the cross
Of my shame
Of my shame
You know I believed it

But I still haven't found what I'm looking for But I still haven't found what I'm looking for But I still haven't found what I'm lookin for But I still haven't found what I'm looking for...

He escalado las más altas montañas 
He corrido a través de los campos 
Sólo para estar contigo 
Sólo para estar contigo 

He corrido, 
me he arrastrado 
He trepado los muros de esta ciudad, 
los muros de esta ciudad 
Sólo para estar contigo

Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 

He besado labios de miel 
He sentido la curación en la yema de sus dedos 
Ardía como fuego 
Este deseo ardiente 

He hablado con la lengua de los ángeles 
He tomado la mano del diablo 
Era cálida en la noche 
Yo estaba frío como una roca 


Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 

Creo en el Juicio Final 
Cuando todos los colores se fundan en uno 
se fundan en uno
Pues sí, yo todavía estoy corriendo 


Tú rompiste las ataduras 
Tú soltaste las cadenas 
Tú cargaste la cruz 
de mi vergüenza 
de mi vergüenza 
Tú sabes que yo lo creí

Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando

sábado, 26 de septiembre de 2015

Paradojas de nuestro tiempo

Una de las tres virtudes teologales de todo cristiano es la esperanza. Su contrario es el desaliento o la desesperación. Soy consciente de ello y creo firmemente que Dios actúa en la Historia -no con nuestros planes sino con los suyos- para que su fin último sea el triunfo del Bien. Sin embargo, creo que a veces experimentamos lo contrario y podemos permitirnos una pataleta de rabia. Creo que las palabras que os pongo a continuación -no son mías, pero las suscribo- transmiten verdades como puños. Pocas veces me he sentido tan identificado con este texto con el que me tropecé el otro día. No creo que transmitan victimismo, ni crítica fácil, pero sí reconocen que el mundo no va como debiera y nos alertan de que algo estamos haciendo mal como sociedad en su conjunto.
La solución no sé cual es. Hace tiempo descubrí que me resulta imposible cambiar el mundo porque apenas si puedo cambiarme a mí mismo, por lo que únicamente me levanto por las mañanas intentando ser mejor persona y no fastidiar a nadie, que creo que ya es bastante. 

Por ello, me vais a permitir que comparta los pensamientos del autor de estas sabias palabras:

Hoy tenemos.....

...Edificios cada vez más altos, pero temperamentos cada vez más cortos.
...Autopistas más anchas,  pero mentalidades más estrechas. 
...Casas más grandes, pero familias más chicas. 
...Unifamiliares adosados, pero hogares desunidos. 
...Mayores ingresos, pero menos moral. 
...Más compromisos, pero menos tiempo. 
...Más conocimientos, pero menos criterio.
...Más medicinas, pero menos salud. 
...Más libertad, pero menos alegría. 

Gastamos más, pero disfrutamos menos. 
Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero hemos reducido nuestros valores. 
Hemos llegado a la Luna, pero no conocemos a nuestro vecino. 
Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el interior.

Y lo peor de todo, 
Se habla mucho, se escucha poco y no se lee nada. 

sábado, 19 de septiembre de 2015

El Ángel de los niños

He encontrado un cuento muy bonito que me gustaría compartir con vosotros. Se trata solo de éso, un cuento, pero el mensaje que transmite me parece bastante sugerente y emotivo. Es la siguiente:


Cuenta una leyenda que a un angelito que estaba en el cielo, le tocó su turno de nacer como niño. Antes de ese momento, preocupado y nervioso, mantuvo esta conversación con Dios: 

- Me dicen que me vas a enviar mañana a la tierra. ¿Pero, cómo viviré? tan pequeño e indefenso como soy. 
- Entre los muchos ángeles del Cielo escogí uno para ti, que te está esperando en la tierra y que te cuidará. 
- Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, eso me basta para ser feliz. 
- Tu ángel de la tierra te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz. 
-¿Y cómo entenderé lo que la gente me hable, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres? 
- Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y con cariño te enseñará a hablar. 
-¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo? 
- Tu ángel te juntará las manitas te enseñará a orar y podrás hablarme. 
- He oído que en la tierra hay hombres malos. ¿Quién me defenderá? 
- Tu ángel te defenderá, incluso a costa de su propia vida. 
- Pero en la tierra estaré siempre triste porque no te veré más, Señor. 
- Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado. 

En ese instante, comenzaron a escuchar voces terrestres, y el niño le pregunto a Dios:

-¡Dios mío, si ya me voy déjame hacerte la última pregunta!... ¿Cómo se llamará mi ángel de la tierra?.... 
- Su nombre no importa, simplemente llámala : MAMÁ.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Refugiados de Siria

Al igual que todos vosotros, estoy conmovido por las imágenes que día a día nos llegan de tantas personas que quieren buscar un lugar mejor para vivir y que se ven obligadas a dejar sus tierras para emprender un camino hacia lo desconocido, una travesía que a menudo les conduce a la marginación o directamente a la muerte.

Todos tenemos en la cabeza la imagen de ese niño muerto -del cual me niego a poner su foto- en la playa tras naufragar la patera en la que viajaba, o ese otro adolescente que con una madurez asombrosa (fruto de las penalidades que a pesar de su corta edad ya ha tenido que padecer) exponía ante la cámara que el no pedía viajar a Europa, sino que se detuviera la guerra en Siria. En este caso no son personas sin recursos las que huyen de su país, sino familias enteras que hasta hace unos meses han tenido una vida acomodada pero a las que la guerra y la persecución del Estado Islámico están empujando hasta el abismo. Las imágenes de los repartos de comida son estremecedoras, así como de los intentos desesperados por saltar vallas o tomar un tren que los lleve a un lugar que no conocen pero donde creen que vivirán lejos de sus perores pesadillas.

Sería bueno que la comunidad internacional respondiera en el origen del problema, evitando que así cientos de miles de personas tengan que abandonar sus raíces huyendo de la barbarie de quienes dicen que actúan en nombre de Alá y del Profeta. El Estado Islámico lleva ya años causando estragos en oriente medio. Las imágenes de cristianos torturados y asesinados han sido constantes durante los últimos meses ante la indiferencia y la pasividad internacional. Ahora esos cristianos y los musulmanes menos radicales huyen ante la continua amenaza de muerte para los que no son colaboradores del sistema.

Mientras esa intervención llega, es tiempo para la misericordia y la acogida. Parece que la sociedad va reaccionando y aunque con algo de lentitud los refugiados van a ser aceptados por los países europeos. El Papa ha solicitado a cada Parroquia y a cada Comunidad religiosa que acojan a una familia, lo cual es una gran noticia. Las Diócesis ya se están movilizando  y solicitando refugiados, aunque claro, eso no saldrá en las noticias porque a los medios de comunicación no les hace gracia hablar bien de la Iglesia.

Esta situación me ha recordado un pequeño relato del sacerdote jesuíta Anthony de Mello. En primer lugar me la aplico en primera persona pero también la comparto con vosotros, para que, cuando tengamos oportunidad, no dejemos de hacer todo el bien que podamos. Es la siguiente:


Vi en la calle a una niñita temblando de frío con un vestidito ligero, parecía con poca esperanza de encontrar una comida decente. Me enojé y le dije a Dios:
- ¿Por qué permites esto? ¿Por qué no haces algo para remediar esto?
Por un rato Dios no dijo nada, pero esa noche, Él respondió de pronto diciendo:
- Ya hice algo para remediarlo... Te hice a TI.

sábado, 5 de septiembre de 2015

Peregrinación a Roma (Apéndice)

Jardínes Vaticanos desde la
Cúpula de San Pedro
"Roma: Non basta una vita" es una expresión italiana que casi no necesita traducción. En ella se encierra una verdad incuestionable: El tiempo dedicado a Roma nunca es suficiente, ya que siempre queda algo por descubrir. Ello supone que por muy bien que un viaje se prepare, es más, incluso por mucho tiempo que uno viva en Roma, nunca se la llegará a conocer del todo.  Siempre hay algo nuevo que ver o una nueva perspectiva desde la que disfrutar algún monumento. Roma es cara, muy cara... y cada minuto en ella vale millones. Desgraciadamente, en todo viaje el tiempo disponible es el que es y el nuestro no iba a ser una excepción. Por ello, muchas cosas han tenido que posponerse para otra visita.

El Tíber a su paso por el
Ponte Sant´Angelo
Quién haya leído las diez entradas anteriores, echará de menos algunos sitios emblemáticos de Roma que, o bien por la distancia, o bien por una jerarquía personal de intereses han sido aplazados hasta mejor ocasión. Algunas Iglesias que hubieran merecido una visita son: San Clemente, San Sebastián, San Francesco a Ripa, Santa Cecilia o San Pietro in Montorio. Las vistas desde el Gianícolo o el Aventino no tienen nada que envidiar a muchas de las que hicimos nosotros. La Galleria Borguese, el Castel Sant´Angelo, Porta Portese, el Ponte Milvio... deberían haber sido visitas obligadas. De igual manera tuvimos la suerte de visitar las Catacumbas de San Pedro en el Vaticano pero precisamente por ello dejamos a un lado la visita a las catacumbas de San Calixto, de San Sebastián, de Domitila o de Priscila. De todas ellas yo todavía solo conozco las dos primeras. Esta última circunstancia también nos privó de acercarnos a otra Iglesia de los extrarradios, la Chiesa del Quo Vadis, edificada en el lugar en el que San Pedro se encontró con Jesucristo Resucitado cuando huía de Roma y decidió volver para defender la fe y ser crucificado boca abajo.

Fachada del Coliseo
Hacer un recorrido a pie de tres horas paseando tranquilamente por la rivera del Tíber era algo previsto pero que desgraciadamente tuvimos que sacrificar. El viaje también se podía haber completado con una visita a Ostia Antica, situada,a menos de 20 km. de Roma. De no haber ido a Pompeya (donde se conservan las ruinas en mejor estado) la visita hubiera sido imprescindible. Como amante del fútbol esta vez me quedé sin ir al Estadio Olímpico, en la que tantas tardes-noches de fútbol disfruté en mi vida de estudiante... Por suerte para Patricia la fecha tampoco acompañaba, que de haber sido el viaje en temporada futbolística no la hubiera librado nadie...

Fachada de San Pablo
Extramuros
De todas formas, la Peregrinación - Luna de Miel ha sido bastante completa. He alcanzado niveles espirituales y culturales no muy lejanos a los éxtasis de los antiguos místicos. He disfrutado en cada lugar que volvía a visitar, he descubierto algunos lugares nuevos y, sobre todo, el contexto era bien distinto a mis anteriores estancias. Ir a estrenar mi matrimonio y poder pasear por Roma cogido de la mano con el amor de mi vida es una experiencia arrebatadora. He disfrutado tanto en el viaje como recordándolo a través de estos posts que he compartido con vosotros y en los que he vuelto a recrear la experiencia. En palabras del escritor argentino José Luis Borges"Cuando uno escribe, el lector es uno"...

Laoconte, Museos Vaticanos
Esta tarea de sentarme a recrear imaginariamente el viaje me ha ayudado también a hacer recuento: han sido finalmente 32 Iglesias-Basílicas-Catedrales visitadas, 14 Plazas, dos Museos, dos Cúpulas, dos Iglesias subterráneas y un número -elevado, que me reservo para mí- del conjunto pizzas-cervezas-helados que fueron la base de nuestra alimentación romana. Ver de nuevo al Papa, visitar la tumba de San Pedro, asistir a una ópera al aire libre o transportarnos a una ciudad como Pompeya que quedó dormida en el sueño de aquella fatídica noche del 24 de agosto del año 79 son experiencias, que -como dice el anuncio- no tienen precio.

Interior de la cúpula
del Panteón
¿Cuándo podremos volver...? Espero que pronto.

El deseo de estar en Roma es como una droga que ya ha comenzado a producir en mí el consabido síndrome de abstinencia. Cuantas más veces se está en Roma más intenso es el deseo de volver a pasear por sus calles y admirar su grandeza.

Nosotros cumplimos nuestra parte simbólica y tiramos la moneda a la Fontana de Trevi, así que si Dios quiere y la leyenda se cumple algún día volveremos... Será cuestión también de poner en casa una hucha y procurar que la monedita de la Fontana vayan acompañadas de muchas otras que hagan posible el regreso lo antes posible a la Ciudad Eterna.


Mater Ecclesiae, en la fachada
de las estancias papales
De todas formas, soy consciente que haber estado ya tantas veces en la Ciudad Eterna es un enorme privilegio que Dios me ha concedido en esta vida y del que le estaré eternamente agradecido. Aún así, lo tengo claro y no me gustaría morirme sin volver algún día. Pero ya se sabe, el hombre propone y Dios dispone...

Para animaros a vosotros a que compartáis la experiencia, me gustaría despedir esta serie de entradas con dos citas muy sugerentes. Iba a poner solo una, pero me ha resultado imposible escoger cualquiera de ellas y dejar fuera la otra, ya que comparto totalmente el mensaje de ambas y además las encuentro plenamente complementarias.


Marforio, Dios fluvial de los
Museos Capitolinos
La primera, es del escritor estadounidense Herman Melville, autor de la famosa novela Moby Dick, quien quedó prendado de la belleza de Roma en su viaje de 1849. Así la describía en sus escritos: "...En Roma saludan al visitante miles de estatuas que, como representantes de un pasado poderoso, alargan sus manos hacia el presente y conectan los siglos. Han cambiado gobiernos, caído imperios, desaparecido naciones, pero estos mudos mármoles permanecen, oráculos del tiempo, obras de arte perfectas. Los crearon aquellos que aspiraban a algo mejor, y se esforzaron por conseguirlo encarnándolo en fría piedra..."

La segunda, es del dramaturgo y poeta alemán Johann Wolfgang von Goethe, el creador de la inmortal obra Fausto: "...Quien no ha cruzado Roma bajo la luna llena no tiene ni idea de la belleza que se ha perdido. Quien la ha visto, lo ha visto todo..."

Por suerte, por caprichos del calendario o por providencia divina (cada uno es libre de pensar lo que quiera...) tuvimos semana de luna llena y tiempo despejado. Para que pedir más...

lunes, 31 de agosto de 2015

Peregrinación a Roma (y 10)

Panorámica de Roma
Comenzaba el último día de nuestra Luna de Miel - Peregrinación a Roma. Había que aprovecharlo bien y no perder ni un minuto del que pudiéramos arrepentirnos cuando volviéramos a España. Había que encontrar tiempo, además, para las compras de recuerdos de última hora. Parte de ese trabajo estaba hecho, por lo que únicamente se trataba de rematar la faena y procurar no olvidarse de nadie. El cansancio iba haciendo mella, pero un esfuerzo final era necesario para aprovechar bien el día. Decidimos desayunar bien y no volver al Hotel a mediodía para aprovechar mejor la jornada.

Interior de San Giovanni
in Laterano
La mañana tenía un objetivo claro, ya que nos faltaba peregrinar a una de las cuatro Basílicas Mayores y había que ir sí o sí. Se trataba de San Giovanni in Laterano, la Catedral de Roma. Muchos creen que ese título pertenece a San Pedro, aunque se trata solo de un matiz territorial. San Pedro es la Catedral del Estado Vaticano mientras que San Juan de Letrán es la Catedral de la ciudad de Roma. Ambas son, a todos los efectos, las sedes del Papa. La Basílica, de estilo barroco, es otra de las grandes maravillas de Roma. El suelo, los techos, el ábside y las enormes estatuas de los doce apóstoles te transportan a otra época. En el fondo de la Iglesia, bajo el ábside, se encuentra la cátedra de San Pedro y las cabezas de San Pedro y San Pablo. tras una oración, visitamos brevemente el Baptistero y el Claustro, exteriores a la Basílica.

Scala Santa
A unos 100 metros de San Juan de Letrán se encuentra la Iglesia de la Scala Santa y el Sancta Sanctorum. La Scala Santa es la escalera que Jesucristo subió para ser juzgado por Poncio Pilato, mandada traer en su integridad desde Jerusalén por Santa Helena, la madre del Emperador Constantino en el año 326. La tradición dice que hay que subirla de rodillas meditando los misterios de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. La escalera está protegida por madera de nogal, aunque en algunos tramos unos cristales dejan ver restos de sangre, según la tradición, de Jesucristo. A mi manera de entender, pensar que 300 años más tarde se mantuvo intacta esa sangre es hilar muy fino, pero cada uno es libre de pensar lo que quiera, ya que no se trata de un dogma de fe. La escalera conduce al Sancta Sanctorum (santo de los santos), la capilla privada de los Papas que contiene un arca con todo tipo de reliquias de Jesucristo y los Santos abierto por última vez en 1905.

Santa Croce in Gerusalemme
De allí, andando por Viale Carlo Felice nos desplazamos hasta la Basílica de la Santa Croce in Gerusalemme, otra de las Siete Iglesias que todo peregrino debe visitar en Roma para alcanzar la Indulgencia Plenaria y la última que nos quedaba a nosotros. En ella se conservan -igualmente según la tradición- reliquias de la Pasión de Cristo tales como parte de la Vera Cruz, la inscripción del INRI, la corona de espinas, los clavos y la esponja empapada en vinagre. Fueron traídos también por Santa Helena en el siglo IV, pero su autenticidad es también bastante cuestionable.

Luperca o Loba Capitolina
De allí nos fuimos en autobús a los Museos Capitolinos, los segundos Museos de nuestra estancia e incluidos en la tarjeta Roma Pass. Se encuentran en el Campidoglio, dividido entre el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, comunicados de manera subterránea. De entre todo lo que vimos, destacan la estatua ecuestre de Marco Aurelio, el Gálata moribundo, el joven de la espina y la estatua de bronce de la loba Capitolina. La Pinacoteca también cuenta con obras importantes, especialmente varios Caravaggios. La galería de las lápidas conduce a unas vistas de los Foros sencillamente espectaculares.

Moisés de Miguel Ángel
Como se nos había hecho un poco tarde, y empachados de cultura, nos conformamos con almorzar un trozo de pizza al taglio y un helado en Della Palma tomado de nuevo enfrente del Panteón, que se encontraba tan bullicioso como de costumbre. De allí nos desplazamos en autobús y Metro a la parada Cavour para visitar la última Iglesia de nuestra peregrinación, San Pietro in Vincoli (San Pedro encadenado). En ella se encuentran las cadenas con las que San Pedro fue apresado antes de ser crucificado boca abajo y una de las mayores obras de Arte de la Historia Universal: el Moisés de Miguel Ángel. La perfección de la obra es tal, que cuenta la leyenda que al concluirla, el artista florentino la golpeó con un martillo en la rodilla al tiempo que le preguntaba: ¿Por qué no me hablas?, dejando en ella esta marca para la posteridad a modo de firma.

Antipasti
Con tan buen sabor de boca nos fuimos al Hotel a realizar una tarea menos agradable: hacer las maletas. El colofón culinario lo tuvimos en el ristorante Nori a base de antipasti y un par de buenas pizzas. El último helado supo un poco más amargo de lo habitual. Tras asegurarnos que todo estaba bien preparado, pusimos el despertados a las 03:00 A.M. (volar low cost es lo que tiene...) y nos dispusimos a dormir unas cuantas horas...Habían concluido 10 días de auténtica vorágine cultural y espiritual. Aunque resulte paradójico, necesitábamos unas vacaciones de las vacaciones y descansar un poco.

La reflexión final habrá que dejarla para un último post...¿no?

domingo, 30 de agosto de 2015

Peregrinación a Roma (9)

Santa María in Cosmedin
Enfilábamos los dos últimos días de estancia en Roma con muchas cosas aún por ver. El lunes por la mañana estaba dedicado a la Roma Clásica, por la que habíamos pasado en varias ocasiones pero sin detenernos. La razón era que esa mañana íbamos a comprar la tarjeta Roma Pass, que durante 72 horas permite la entrada gratuita y sin colas a los Foros Romanos, el Coliseo y los Museos Capitolinos, además de transporte gratuito durante ese periodo.Tras el desayuno nos dirigimos hacia la zona 0 del Imperio Romano, aunque por medio había una Iglesia importante que no se podía dejar detrás. Se trata de la situada junto al Tempio di Portuno Santa María in Cosmedin, una pequeña Basílica del S. VI de estilo bizantino que alberga en su pronao una de las joyas ornamentales más peculiares de Roma, la Bocca della Veritá, la máscara de un fauno del siglo I inmortalizada en la célebre película estadounidense "Vacaciones en Roma" (Roman Holiday), de William Wyler.

Bocca della Veritá
Según cuenta la leyenda romana, a aquellos que meten la mano siendo unos mentirosos se les corta dicho miembro en el interior de la Bocca. Según cuenta la leyenda cinematográfica, en la película se iba a rodar un diálogo delante de la Bocca en la que Joe Bradley (Gregory Peck) tenía que contar esa anécdota a la Princesa Anna (Audrey Hepburn). Al terminar la explicación y sacar la mano, Gregory Peck decidió improvisar ocultándose la mano debajo de la manga de la chaqueta, sin que ni el director ni su compañera de reparto supieran nada de esta treta. La escena resultó por ello tan espontánea,  provocando primero el susto y después la risa de Audrey Hepburn, y convirtiéndola de paso en una de las escenas más emotivas y entrañables de la Historia del Cine.

Sinagoga Mayor de Roma
De allí fuimos haciendo el camino del Lungotevere hasta la Sinagoga y el Barrio judío, pasando por el Ponte Fabricio y llegando hasta la Isola Tiberina, una mini-isleta situada en medio del río Tíber. Deshicimos nuestros pasos para volver a la Sinagoga -la más grande de Europa- y el Guetto Judío, el cual  conserva aún múltiples inscripciones de las deportaciones que sufrieron los semitas durante la Segunda Guerra Mundial. Haciendo de nuevo un recordatorio del Séptimo Arte, uno no puede dejar de pensar al recorrer aquellas callejuelas en una de las mejores películas italianas y europeas de todos los tiempos, "La Vida es Bella", que a pesar de estar ambientada en Arezzo recoge todo este drama desde la  genial visión de Roberto Benigni.

Detalle de la Columna Trajana
A través de las ruinas del Teatro Marcello y bordeando Piazza Venezia llegamos a los Foros Trajanos. La Colonna Traiana merecería por sí sola una entrada de post, pero desgraciadamente no tengo tanto espacio. La columna conmemorativa de la guerra contra los Dacios solo puede verse a cierta distancia, lo que impide contemplar en toda su hermosura los magníficos relieves que la adornan. Valga esta foto con todo el zoom disponible para hacerse una idea del contenido de los 18 anillos, en los que se han contado más de 2.500 figuras humanas.

Foros Imperiales
De allí se avanza por la Via de los Foros Imperiales sin saber hacia que lado mirar. A izquierda, según se avanza hacia el Coliseo, los Foros Trajanos. A la derecha, en la misma dirección, los Foros Imperiales. Éstos últimos habían sido gratuitos en todas mis visitas anteriores, pero ahora hay que pasar por caja. Con la tarjeta Roma Pass nos ahorramos las incómodas colas y en un santiamén estábamos en su interior. Allí hicimos el incomodo recorrido que permite la antigua Calzada Romana: el Tabularium, el Arco de Septimio Severo, el Templo de Saturno, la Curia, el Altar de César (donde fue depositado y honrado su cadáver), la Basílica de Majencio y el Arco de Tito, conmemorativo de la destrucción de Jerusalén en el año 70 profetizada por Jesucristo décadas antes y el Arco de Constantino, al exterior de los Foros.

Cruz en el Coliseo
A la salida de los Foros repetimos la operación, saltándonos la interminable cola de entrada al Coliseo y entrando directamente a su interior. Poco ha cambiado desde mis anteriores estancias, a pesar de las continuas promesas de restauración del hipogeo que nunca se producen. Solo una pequeña porción ha sido restaurada, y me temo que no será hasta dentro de varias generaciones cuando al igual que la Domus Aurea el Anfiteatro Flavio pueda ser admirado en todo su esplendor, tal y como se reconstruyó por ordenador para la película Gladiator. Desde el año 2000, una inmensa cruz recuerda el lugar de martirio de miles de cristianos, en la cual da comienzo el Via Crucis que todos los Viernes Santo el Papa preside en su interior.


Cartel de la Ópera
Al salir del Coliseo, el calzado de Patricia decidió que ya había realizado demasiados kilómetros en Roma, lo que precipitó nuestra vuelta al Hotel a buscar recambio. De paso repusimos fuerzas a base de pizza al taglio y nos fuimos preparando para otro de los momentos estrella del viaje, la ópera "La Bohème"  de Puccini, interpretada al aire libre en las Termas de Caracalla. A pesar de que ya he estado en varias óperas en el Teatro Villamarta, era mi primera experiencia en Roma y esperaba la llegada de este momento con gran ilusión. Las entradas las habíamos comprado también desde España, por lo que pudimos descansar un poco y arreglarnos como la ocasión se merecía. Por una vez nos deshicimos de la ropa cómoda para ponernos otra más apropiada para el evento.

Circo Máximo
Antes de llegar al Teatro hicimos una pequeña parada en el Circo Massimo, el lugar de las carreras de carros de la ciudad situada a la espalda de los Foros Imperiales. Poco hay aquí que ver, salvo forzar la imaginación de nuevo y ayudados una vez más de la cinematografía pensar que en el rodaje de la película Ben Hur este lugar logró recuperar todo su esplendor y ambientación para la mítica carrera de cuádrigas. De momento es solo un descampado a la espera de que vengan tiempos mejores y alguna fuente de financiación adecente el que fue uno de los lugares más representativos del ocio en el Imperio Romano.

Momentos previos a la Ópera
La ópera no defraudó. La noche de luna llena, la ambientación al aire libre, las ruinas de las Termas de Caracalla y una perfecta audición convirtieron la obra en un derroche para los sentidos. El impacto emocional volvía a aparecer como en tantos otros momentos del viaje, convirtiendo cada instante en mágico e inolvidable. Eso sí, lo tarde del evento y la duración del mismo hicieron que tuviéramos que volver al Hotel en taxi. Afortunadamente la empresa organizadora del evento se asegura que todos los taxis que recogen a los asistentes en la obra sean oficiales y no se cuele ningún pirata abusivo, lo cual es de agradecer. Buen detalle.

Saludo final del elenco
Llegados a las inmediaciones del Hotel, y dado que prácticamente todo estaba cerrado, nos tuvimos que conformar con las provisiones que teníamos en nuestra habitación y un helado en las inmediaciones. Con ello concluía nuestra penúltima jornada en Roma y nos preparábamos para afrontar el esprint final del viaje.

Sí, era triste, pero se acercaba el final...