martes, 14 de julio de 2015

Teología del sacramento del Matrimonio

Estos son mis últimos post antes de comenzar una nueva etapa en mi vida, la del matrimonio. Tras cinco años de noviazgo con la que será mi esposa, el próximo 24 de julio nos daremos el "Sí quiero" que nos unirá ante los ojos de Dios y de la Iglesia para toda la vida. Por ello voy a comenzar unas reflexiones dedicadas al sacramento del matrimonio que estoy preparando en estos días. Comienzo hoy con un post sobre la Teología del sacramento, aunque si tengo tiempo y ganas me gustaría completar la serie con el apartado bíblico y con otro pastoral. 

El primero de ellos me resulta sencillo. En gran cantidad de ocasiones he tenido que explicar los fundamentos teológicos del sacramento a muchas parejas o estudiantes, así que aprovecho ahora para sintetizarlos y exponer sus notas esenciales, que os comento al mismo tiempo que me las recuerdo a mi mismo....

- Lo más llamativo de este sacramento es que los ministros que lo dispensan son los contrayentes, no el sacerdote, que es solo un testigo cualificado de la unión. Si se celebra en el marco de la Eucaristía, entonces el sacerdote sí es el ministro de ésta, pero nunca del Matrimonio. Es por lo tanto el único sacramento que uno se autodispensa a sí mismo con la ayuda del futuro cónyuge. Desgraciadamente, unas veces por exceso ("que ceremonia más bonita del cura... que bien ha hablado...") y otras por defecto ("vaya cura aburrido... vaya cura borde...") el protagonista es siempre el que no debería serlo. Claro que no toda la culpa la tiene el sacerdote. Para ser ministro de un sacramento hay que tener un mínimo de formación, de fe y de eclesialidad, que mucho me temo que no todas las parejas poseen. Los encargados de preparar la celebración, por lo tanto, son los novios, en los siguientes aspectos: Lecturas, cantos, peticiones, partes adaptables del rito, fórmula de consentimiento y de los anillos, fórmula de bendición nupcial, introducción de costumbres litúrgicas locales....


- El sacramento del Matrimonio viene marcado por su indisolubilidad. El matrimonio es "para toda la vida", "hasta que la muerte nos separe"... y no por capricho de la Iglesia, sino por voluntad de Cristo, como leemos en el capítulo 19 de San Mateo: "Y se le acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, le dijeron: «¿Puede uno repudiar a su mujer por un motivo cualquiera?». El respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre."


- Del mismo modo el Matrimonio es símbolo del Amor, su materia más importante. Símbolo del amor de Dios Padre al mundo, haciendo a la pareja partícipe de la acción creadora de la divinidad. Símbolo de la alianza entre Dios y los hombres, en la que el primero se mantiene fiel a lo largo de la Historia de Salvación a su alianza, y símbolo del amor de Cristo a su Iglesia. Como Cristo ama a su Iglesia y no la abandona nunca, así los esposos han de amarse mutuamente.

- La celebración del sacramento tiene por objeto consagrar el amor total entre los esposos. El sacramento del Matrimonio conlleva tanto la santificación del eros (amor mundano, ascendente, posesivo) como del ágape (amor fundado en la fe, descendente, oblativo). Ambos son necesarios en la vida matrimonial y no se excluyen, como bien nos recoradaba Benedicto XVI en su encíclica Deus caritas est. Los comentarios sobre este último punto los realizaré con San Pablo y su inevitable Primera Carta a los Corintios en el siguiente post...

12 comentarios :

  1. En teoría, muy bonito. Otra cosa es en la práctica. Soy católico practicante, inculco a mis hijos la fe y soy separaro. (no divorciado)

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades a los dos. Dios les bendiga en su matrimonio.

    ResponderEliminar
  3. Consue Garcés16 jul. 2015 11:17:00

    Feliz día yo 43 aniversario

    ResponderEliminar
  4. Maria Fernanda Passos16 jul. 2015 11:26:00

    Que explicacion maravillosa sobre el sacramento del Matrimonio! Todos los catolicos debian publicarla en sus muros! Me alegra la noticia de tu "SI" definitivo con la que sera tu esposa. Te prometo mi oracion, cada dia, para unirme y hacer fiesta el gran dia 24! Te lo prometo, Jaime! no son apenas palabras. En mi misa diaria os entregare a Jesus a traves de las manos de Maria santisima. Que Dios bendiga tu Matrimonio. Mi abrazo muy fraterno.

    ResponderEliminar
  5. Marta Elena Cisneros16 jul. 2015 11:29:00

    MUCHAS FELICIDADES !!

    ResponderEliminar
  6. Nosotros estamos próximo a cumplir 62 años de casados. Hemos sido felices y lo seguimos siendo. La vida nos depara momentos buenos y otros menos buenos, pero cuando existe un verdadero cariño, todo se sobrelleva de una forma bien entendida y de mutuo acuerdo.

    ResponderEliminar
  7. Dios los bendiga y les conceda una larga vida matrimonial en plenitud !

    ResponderEliminar
  8. Qué disfrutéis de este día tan especial!!! Felicidades compañero!!!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a todos por vuestros deseos!!!!! Que Dios os bendiga

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena, porque has entendido el sacramento del matrimonio que no es cosa fácil como esta hoy la vida, pero con esos principios, esa fe, te aseguro que poniendo a Dios en medio de vosotros todo os irá bien. Que Dios os bendiga

    ResponderEliminar
  11. Felicidades, en esta sociedad en que vivimos, los que se casan son los "raros" los que se juntan o rejuntan dicen que es lo más "normal."
    Dios te bendiga

    ResponderEliminar