lunes, 12 de octubre de 2015

I still haven´t found what I´m looking for (U2, 1987)

Pocos grupos comerciales actuales hacen música con algún contenido religioso. Cada vez resulta más difícil encontrar canciones con una referencia explícita hacía el cristianismo, Dios o Jesucristo. Estas últimas parecen palabras tabú que nadie se atreva ya a cantar en público.

U2 y su cantante Bono siempre han sido una excepción a esta regla. Ya en 1987 publicaron The Joshua Tree (El árbol de Josué) en el que gran parte de sus canciones tenían un contenido explícitamente cristiano, como la que comentamos hoy o In God´s country (En el país de Dios). A partir de ahí el grupo irlandés siempre ha compuesto temas religiosos como God part II (Dios parte II, 1988), If God Will Send his Angels (Si Dios enviara sus ángeles, 1997), Peace on Earth (Paz en la tierra, 2000), Yahweh (2004) o The Miracle (2014). Esta lista no incluye frases alusivas a Dios de otras canciones que merecerían un estudio más detenido.

Voy a comenzar por esta canción algo ya antigua pero quizás una de las más conocidas de la banda, nº1 de las listas americanas con un claro toque Gospel en su ritmo. Quedan pendientes comentar el resto de canciones, lo que haré cuando el tiempo y mis quehaceres diarios lo permitan.

El sencillo que hoy analizamos habla de la búsqueda de la esencia de la vida, la felicidad, buscada en las partes más diversas: la Naturaleza, la ciudad, el amor, la tentación y finalmente la religión. En ninguna de ellas -ni siquiera en la religión cristiana terrenal- el cantante afirma encontrar lo que está buscando, que queda pendiente para el Juicio Final. Bono confiesa fuertemente su fe cristiana en esta canción, pero aparentemente tampoco aquí encuentra el sentido de la vida... ¿Por qué?

Como casi todas las grandes letras, el autor no ha querido desvelar el sentido definitivo de la misma, lo que hace que quede abierta a la interpretación del oyente y de los estudiosos de sus temas. Para mi gusto, la explicación más convincente es que la felicidad nunca se puede alcanzar en plenitud en esta vida, por lo que quedaría recogida en esta canción la intuición de San Agustín en sus Confesiones:


"De ti proviene esta atracción a tu alabanza, porque nos has hecho para ti,
y nuestro corazón no halla sosiego hasta que no descansa en ti.”.


Nuestro corazón no alcanza la felicidad que tanto ansía en ninguna cosa terrenal, ni siquiera en los acercamientos terrenos a la divinidad que pueda proporcionarnos la experiencia religiosa. El amor de Dios es de tal calibre que no podremos sentirlo en plenitud hasta el Fin de los Tiempos, en el que nuestro corazón descansará tras su encuentro con Dios.

Sea como fuere, la canción es de tal belleza y de tal profundidad que merece la pena ser escuchada una y otra vez, a lo que os invito facilitándoos el enlace y la letra traducida:



I have climbed highest mountain
I have run through the fields
Only to be with you
Only to be with you

I have run
I have crawled
I have scaled these city walls
These city walls
Only to be with you

But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for



I have kissed honey lips
Felt the healing in her fingertips
It burned like fire
This burning desire


I have spoke with the tongue of angels
I have held the hand of a devil
It was warm in the night
I was cold as a stone


But I still haven't found what I'm looking for
But I still haven't found what I'm looking for



I believe in the Kingdom Come
Then all the colors will bleed into one
Bleed into one
Well yes I'm still running


You broke the bonds and you
Loosed the chains
Carried the cross
Of my shame
Of my shame
You know I believed it

But I still haven't found what I'm looking for But I still haven't found what I'm looking for But I still haven't found what I'm lookin for But I still haven't found what I'm looking for...

He escalado las más altas montañas 
He corrido a través de los campos 
Sólo para estar contigo 
Sólo para estar contigo 

He corrido, 
me he arrastrado 
He trepado los muros de esta ciudad, 
los muros de esta ciudad 
Sólo para estar contigo

Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 

He besado labios de miel 
He sentido la curación en la yema de sus dedos 
Ardía como fuego 
Este deseo ardiente 

He hablado con la lengua de los ángeles 
He tomado la mano del diablo 
Era cálida en la noche 
Yo estaba frío como una roca 


Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 

Creo en el Juicio Final 
Cuando todos los colores se fundan en uno 
se fundan en uno
Pues sí, yo todavía estoy corriendo 


Tú rompiste las ataduras 
Tú soltaste las cadenas 
Tú cargaste la cruz 
de mi vergüenza 
de mi vergüenza 
Tú sabes que yo lo creí

Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando 
Pero todavía no he encontrado 
lo que estoy buscando

3 comentarios :

  1. Estoy de acuerdo, la verdad me encanta esta canción y me parece triste como cada vez se intenta sacar mas a Dios de las cosas, pero como vemos entre mas se hace el mundo empeora más

    ResponderEliminar
  2. Maria Fernanda Passos15 oct. 2015 10:04:00

    Gracias por ofrecernos esta bella cancion. Maravillosa! Nuestro corazon clama por el infinito. Solo Dios noslo puede llenar. Las letras de la cancion nos hacen recordar san Agustin... Gracias tambien por hacernos la traduccion del ingles para facilitar nuestra compreension. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Creo que mas que una cancion cistriana, representa el vacio 'absoluto' en nuestro espiritu, mente y cuerpo, aun cuando se ha 'encontrado' a Dios en templos, iglesias, en las montañas, en alguna experiencia, incluso en nuetros pensamientos, se quebranta el corazon, causando este vacio emocional, lo que lleva a dudar si realmente aun no lo conocemos y debemos seguir buscando hasta el final de nuestros tiempo en esta vida.

    ResponderEliminar