lunes, 2 de noviembre de 2015

Una reflexión sobre las clases de Religión

Como profesor de Religión me veo obligado a escribir esta entrada en defensa de la Asignatura. Una asignatura que parece tener sus días contados en España, ya que tres de los cuatro grandes partidos políticos de nuestro país (PSOE, Ciudadanos y Podemos) se han mostrado partidarios de suprimir esta asignatura del Curriculum en la siguiente legislatura. Solo un partido (PP) tiene intención de mantenerla en el caso de seguir en el Gobierno. Con este panorama, y viendo los posibles pactos que se puedan alcanzar el 20-12-15, parece que este puede ser el último -todo lo más penúltimo- curso de Religión.


Lo primero que habría que analizar es la situación de la Asignatura en Europa. La Religión es obligatoria con el mismo valor que el resto de las asignaturas en el Reino Unido, Grecia, Finlandia (país que por cierto ocupa siempre el ranking nº1 en los informes pisa de Educación en Europa), Austria, Chipre, Dinamarca, Irlanda, Malta, Noruega, Rumanía, Suecia y Suiza . Es opcional con efectos académicos en Alemania, Bélgica, Polonia y España; mientras que es facultativa sin que la nota cuente para la media en Portugal, Italia, Croacia, Eslovaquia, Holanda, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Rusia y Ucrania. Solo hay tres países europeos donde no se dan clases de Religión: Bulgaria, Francia y República Checa. España puede ser el cuarto.

Desde la entrada en vigor en nuestro país de la LOMCE el curso pasado, el alumno que libremente escoge la asignatura de Religión es evaluado de ella, mientras que el que opta por una Alternativa es igualmente evaluado de la asignatura que escoja. Hasta hace unos años, no existía obligación de cursar ninguna alternativa, lo que provocaba una desbandada de las clases Religión (la elección era Religión o nada, y los alumnos no son tontos) que era esgrimida por los detractores de la asignatura como una muestra clara de la falta de interés por la asignatura. Hubiera sido interesante realizar un experimento y ofrecer la misma alternativa (ninguna) a otra asignatura (Matemáticas, por ejemplo) a ver cuantos alumnos responsables seguían matriculados en Matemáticas y cuantos optaban por tomarse una hora libre en el patio, en la Biblioteca o en las pistas deportivas. A lo mejor los números sorprendían a más de uno.

Vayamos ahora al contenido. Desde hace muchos años, en España los temarios vienen dados por la Conferencia Episcopal Española en el caso de la Religión Católica, o por entidades musulmanas, judías o evangélicas en el caso de alumnos de otras religiones. Se acusa por ello desde diferentes frentes a la asignatura de Religión de ser un adoctrinamiento paralelo a la labor de la Iglesia. Ello es absolutamente falso por lo que a mi respecta y a los libros de texto que debido a mi profesión he tenido en mis manos. En la clase de Religión se trabajan contenidos teóricos, históricos, Bíblicos, artísticos y en cierta manera filosóficos o existenciales. De la misma manera se pretende del alumno que adquiera valores universales como la paz, el respeto, la solidaridad, el perdón.. etc. La transmisión de la fe, la enseñanza de la oración, y la preparación a la recepción de los Sacramentos tiene su ámbito propio de trabajo en la Catequesis. Por poner un ejemplo simbólico podríamos decir que la Religión incide más en la cabeza del niño-joven mientras que las catequesis atañen más a su corazón. Cada una tiene su espacio y ambas son complementarias. 

Se acercan tiempos duros para la Religión. El laicismo que se proclama a los cuatro vientos como la panacea de las libertades no está recogido en nuestra Constitución. El artículo 16 de la misma deja muy claro que "Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.". Todos aquellos que quieren arrinconar la fe y la dimensión religiosa de los españoles a la esfera de lo privado están vulnerando este artículo. Claro que poco apoyo ofrece la Carta Magna de los españoles cuando sistemáticamente está siendo violada en unos artículos e ignorada en otros.

No solo las clases de Religión están en entredicho. Es únicamente la punta del iceberg. La presencia de sacerdotes en hospitales, cárceles y cementerios está siendo cuestionada. Las manifestaciones públicas de la fe están en entredicho. Los símbolos religiosos están desapareciendo (los que quedaban) de los espacios públicos. Las celebraciones patronales están siendo suprimidas en muchos Ayuntamientos. Se le reclama a la Iglesia el pago del IBI pero no a los partidos políticos, sindicatos u ONG´s. Todo ello en defensa de los derechos y libertades de una minoría a la que nadie planta cara y que cuenta con el beneplácito del silencio cómplice de quienes consumen sacramentos pero no están evangelizados. España está apostatando silenciosamente ante la indiferencia generalizada de quienes deberían defender una fe heredada durante siglos. Mucho me temo que o la Iglesia reacciona o de aquí a unos años tendremos una Religión postergada a las sacristías, si es que quedan sacristías y no han sido expropiadas...

Os dejo este vídeo sobre las clases de Religión que es sencillamente genial. Me lo ha pasado mi compañero de trabajo Juanjo, jefe del Departamento de Ciencias. Para que digan que fe y Ciencia son incompatibles...


2 comentarios :

  1. en mi pais el pequeño El Salvador hace mucho que sacaron la educación religiosa en las escuelas públicas y solo permanece dicha materia en las escuelas de corte católico o de otral lineas religiosas pero el efecto social de violencia que tristemente vivimos hoy es consecuencia de sacar a Dios de las escuelas por ello yo estoy de acuerdo en que siempre debe de existir la educación en la fe en las escuelas y universidades

    ResponderEliminar
  2. Maria Fernanda Passos3 nov. 2015 10:38:00

    La reflexion que haces sobre las clases de Religion es mas una prueba de lo que pasa en Europa. Portugal, infelizmente, no es excepcion: lo que importa a las familia no es la Religion. Los jovenes, esos, en los colegios privados, frequentan obligatoriamente la clase de Religion, pero, cuando salen, dicen que "han tenido ya muchas misas y religion" Claro, hay siempre los que son diferentes, pero son una minoria. Los tiempos que vivimos y los politicos que tenemos (nos amenazan con partidos de izquierda y comunismo!) nos preocupan y dejan antever tiempos de "iglesia del silencio". Que Dios nos ayude y nuestra Señora de Fatima defienda los cristianos catolicos de buena voluntad...

    ResponderEliminar