sábado, 29 de abril de 2017

Little Boy (México, 2015)

La pasada semana pude por fin ver esta película de la que me habían hablado muy bien, la cual además ha tenido muy buena crítica en términos generales. Se presenta como una película familiar que intenta transmitir el valor cristiano de la fe, lo cual ya es significativo para los tiempos que corren.

Producida por Eduardo Verástegui y dirigida por Alejandro Monteverde (ambos implicados en la evangelización a través del cine y que repiten proyecto tras Bella) la película narra la historia de Pepper Busbee, un niño americano de baja estatura cuyo padre marcha a la Segunda Guerra Mundial para combatir contra los japoneses. Pepper, con la ayuda de un sacerdote y de un anciano nipón tendrá que poner a prueba su fe para conseguir que su padre vuelva sano y salvo a casa.

La película presenta varias claves bíblico-religiosas que facilitan su visionado. Las ofrezco a continuación ya que pueden pasar desapercibidas si no se tiene un buen manejo del N.T. y de algunas nociones teológicas:

- En primer lugar el protagonista principal, Pepper, tiene un  problema de crecimiento. Todos se meten con él, es objeto de burla y de acoso por parte de sus compañeros. No creo que este detalle sea casual ni irrelevante, sino que su historia recuerda el encuentro entre Jesús y Zaqueo (Lc. 19, 1-10), quien a pesar de su baja estatura consiguió tener un encuentro con Jesús al subirse a lo alto de un sicomoro.  

- En la homilía que cambia la vida de Pepper el sacerdote joven está explicando un trozo del Sermón de la Montaña, en concreto las palabras de Jesús en Mt. 17,20: "Porque yo os aseguro: si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: "Desplázate de aquí allá", y se desplazará, y nada os será imposible". El desplazamiento posterior de la montaña por parte de Pepper será también un recuerdo de estas palabras de Jesucristo.


- El sacerdote mayor enseña moviendo una botella (mientras Pepper reza) cómo Dios actúa de ordinario en el mundo. "La he movido yo, sí, pero porque tú querías que se moviese y le has rezado a Dios para ello..." le explica. Esta es la explicación clásica de la acción de Dios en el mundo. Más allá de los milagros (pocos y excepcionales) la manera que Dios tiene de actuar en su creación habitualmente es a través de las causas segundas. Esas causas segundas son circunstancias, personas, situaciones... que vistos a la luz de la fe hablan de Dios en el día a día. Evidentemente ello deja vía libre al ateísmo, ya que la fe nunca se impone. Frente a cualquier acontecimiento siempre habrá  dos actitudes válidas pero antagónicas: la de la fe y la de la increencia. Dios no obliga a creer, solamente deja indicios de su actuación pero siempre respetando la libertad de la persona. 

- La lista que el sacerdote anciano entrega a Pepper son las llamadas Obras de Misericordia, inspiradas en Mateo 25, 35. La lista completa es:
1. Dar de comer al hambriento
2. Dar de beber al sediento
3. Dar posada al necesitado
4. Vestir al desnudo
5. Visitar al enfermo
6. Socorrer a los presos
7. Enterrar a los muertos

- En la película quedan reflejadas a su vez las distintas posturas que las personas tienen frente a la fe: La fe como búsqueda personal, don de Dios y tarea humana (Pepper), la fe superficial de quien no se plantea nada (la multitud que cree por los signos externos) y quien cree que la fe es un auto-engaño para vivir tranquilos (el japonés). Los sacerdotes hacen el papel de guías espirituales pero dejando claro que la búsqueda de la fe es una cuestión (casi una batalla) personal que hay que fortalecer individualmente.

- Los planes de Dios no coinciden con lo que los hombres le pedimos. Ello queda claro con la situación producida por el bombardeo de Hiroshima. Algo que Pipper y el resto de los habitantes del pueblo creen que es bueno para sus intereses particulares (el fin de la guerra, la victoria, la vuelta de los soldados...) es en realidad malo para la humanidad, para su propio padre (que como prisionero puede ser objeto de represalias) y para él mismo. Con ello se realiza además una reflexión sobre los tiempos de Dios y los tiempos de los hombres, que tampoco suelen coincidir en demasía.

- La enigmática voluntad de Dios, el poder de la oración, el sufrimiento físico y psicológico, el sentido de la vida.... son otros temas que están presentes y que forman parte del aporte espiritual que la película brinda a quien quiera profundizar y madurar en su fe.

Una película imprescindible para quien quiera profundizar en aspectos básicos de la Teología, lo que en esa rama del saber se conoce como Teología Fundamental. 

5 comentarios :

  1. Jorge del Corral3 may. 2017 15:11:00

    Eduardo Verástegui es una garantía de fidelidad a Dios y la iglesia

    ResponderEliminar
  2. Excelente comentario sin duda y me ayuda a entender más acerca de la película. DEfinitivamente para entenderla es necesaria más preparación o formación cristiana pero desafortunadamente no creo que cumpla el objetivo de difusión y entendimiento que busca el productor. De hace mucho tiempo atrás reflexione acerca de por qué vamos perdiendo la conexión divina, la fe.... si Cristo viniera por primera vez en esta época pasaría desapercibido .

    ResponderEliminar
  3. Rocío Fuentes3 may. 2017 16:21:00

    Es una película para verla con mucha atención. En lo personal me deja un sentimiento de vacío por las cosas que hemos perdido y dejamos en la infancia. Ya no hay tanta inocencia , esta se ha perdido . En fin, que tu comentario me ha movido para mirar de. Ue o la película ahora desde otro punto de vista. SAludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Pues tiene buena pinta! Me la apunto. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Voy a darme un tiempito para verla.....

    ResponderEliminar