jueves, 18 de enero de 2018

La decisión de Anne (My Sister's Keeper, EEUU, 2009)

Ayer vi una de esas películas que te reconcilian con el séptimo arte. Una película familiar y humana pero donde a la vez el drama existencial se instala removiéndolo todo desde los cimientos.

El argumento es ya de por sí apasionante. Sara (Cameron Diaz) y Brian Fitzgerald (Jason Patric) son un matrimonio con dos hijos que llevan una vida normal . Un día su hija mayor (Kate) comienza a tener problemas de salud y es diagnosticada con un tipo agresivo de leucemia. La solución que le proponen es tener otra hija manipulada genéticamente para que con sus donaciones pueda ir salvando la vida de su hermana. Desde esta circunstancia han pasado 10 años y tras múltiples intervenciones se va consiguiendo el objetivo de mantener a Kate con vida. Pero un día, la hermana pequeña (Anne) decide que debe ser ella la que decida sobre su cuerpo, por lo que demanda a sus propios padres en busca de libertad de elección. Un abogado de prestigio será su mayor defensor ante la aparente incredulidad del resto de su familia y de la sociedad.

Hasta aquí un argumento que irá girando y sorprendiendo sucesivas veces ya que hasta el final de la película no se desvelan las verdaderas motivaciones de cada protagonista. Y eso es uno de los grandes valores del film. La película está realizada de tal manera que hace que empatices con todos los personajes, los cuales están retratados a la perfección. El padre, la madre, y cada uno de los tres hermanos tiene un punto de vista sobre el conflicto que pueden ser compartidos en un momento de la película por el espectador. A su vez, se refleja cómo una enfermedad de este tipo tiene efectos devastadores sobre cualquier familia. Cómo afecta a la convivencia, a las relaciones normales matrimoniales, padres-hijos o entre los hermanos. Es una película que consigue que nos cuestionemos los valores que normalmente rigen nuestras vidas, y tiene un bello final con una apertura a la dimensión religiosa que la hacen muy recomendable.

2 comentarios :

  1. Amelia García22 ene. 2018 12:12:00

    La vi no hace mucho... aunque es muy dura me gusto, de las q te hacen reflexionar

    ResponderEliminar
  2. Teresa Vázquez22 ene. 2018 16:35:00

    Habrá q verla

    ResponderEliminar