domingo, 9 de septiembre de 2007

Quart

Este sacerdote, con apellido más bien anglosajón que de la lengua de Cervantes, protagoniza la nueva serie española de Antena 3 para la noche de los martes. El otro día vi su primer capítulo y no me desagradó en exceso. Tampoco es para tirar cohetes, pero como está la tv creo que es un mal menor bastante sufrible. La trama, aunque un poco vista ya (conspiraciones vaticanas, facciones violentas dentro de la Iglesia y el rentable asunto del celibato…) enganchan, aunque mejor será que no os fijéis en los detalles litúrgicos que puedan aparecer (ayer por ejemplo, apareció durante una misa una estola cruzada, que no se ve desde antes del Concilio Vaticano II; 1965-68…).

No se la audiencia como irá, pero creo que tendrá su público, ansioso de ratificar sus temores sobre la corrupción en la Iglesia y de ver a nuestro protagonista liado con su antigua novia reaparecida años después… Creo que el mayor problema lo va a tener no la serie, sino los espectadores que la ven. Ya hemos afirmado otras veces que muchos van una película o una teleserie de la misma manera que ven el telediario de las tres. No sólo le pasa a las personas mayores, sino sobre todo a las víctimas de la LODE, la LOGSE y la ESO exenta de suspensos y repeticiones de curso. Gran parte de los telespectadores no saben distinguir muchas la realidad de la ficción, y la tv. se convierte en auténtica palabra de Dios. A muchos les falta sólo hacer genuflexión cada vez que pasan por delante de ella, porque es el verdadero y nuevo ídolo de nuestra sociedad.

Debido a mi edad, caso y conozco a muchos matrimonios jóvenes. Si son mis amigos o primos, voy a sus casas a preparar la ceremonia o a bendecirlas. Os aseguro que en todas ellas hay un plasma de nosecuantas (muchísimas) pulgadas. Es presentado la mayoría de las veces como el objeto estrella (ídolo) del hogar. En ella basan la gran parte de sus horas de convivencia matrimonial tras la vuelta de los respectivos trabajos. A falta de compartir la vida se compartirán imágenes… En fin, que os voy a contar…

Bueno, ya veremos como avanza la serie, pero de momento, y a falta de que comience la champions la noche de los martes creo que la voy a ir siguiendo, ya os contaré…

4 comentarios :

  1. Hola Jaime, me llamo Joan y estoy viviendo en Barcelona, durante toda mi vida he estado asistiendo a misa, hasta que me mude a vivir a Tarragona, yo tendría 12 años... 4 años después de haber recibido la primera comunión.
    A los 12 años estando ya viviendo en Tarragona, me desvincule totalmente de la iglesia.
    4 años después conocí un chico que ahora somos muy buenos amigos, él asistía a misa cada domingo, y una año después ya con 17 años decidí (sin influencia de nadie) acompañarlo, así que me confesé y desde ese dia que sigo fiel a los dogmas de la iglesia y además decidí de confirmarme cosa que hice el dia 13 del mes pasado. Tambien conocí la obra de Josep Maria Escribá y estube estudiando en un colegio de la obra. No se si sera por casualidad pero el dia 14 me traslade a vivir a Barcelona.
    Ahora he conocido el sacerdote de aquí y me he ofrecido voluntario para ayudarle en la celebración del domingo. También me ha propuesto ser monitor en un esplai para niños.
    También quiero ser catequista pero no se lo que tengo que hacer!

    ResponderEliminar
  2. Antonio Luis, seminarista12 sept. 2007 18:01:00

    Buenas a todos. hace tiempo que no escribo, y la verdad, que desde que estamos de vacaciones en el Seminario, me descuido un poco de estas cosas. Primero, darte la enhorabuena, Jaime, porque yo veía que esta seria se estaba pervirtiendo o debasando un poco. Creo que va a pasar lo mismo que con el famoso "Código Da Vinci" y el problema, Jaime, es que se va a tomar como más importante que la misma Palabra de Dios, cosa penosa. Sé que en el fondo, hay un deseo por parte de los medios de comunicación, de hacerle daño a la Iglesia, con lo que en estos momentos,dice "está de moda". Por eso le pido al Señor que nos ayude a recuperar los valores, que los estamos perdiendo, y que esta sociedad sepa a dónde camina y que busque siempre lo mejor.
    Con respecto al anterior comentario, primero, darte la enhorabuena por fiarte del Señor, Joan, y darte la bienvenida a este blog. Todo en este mundo pasará, mas las Palabras del Señor, nunca pasará. Enhorabuena, porque también has recibido el sacramento de la Confirmación. Ahora te toca la misión de evangelización: como dice el profeta Isaias: El Espíritu de Dios está sobre mí, Él es quien me ha ungido a proclamar la buena nueva a los más pobre... Bienvenido, hermano, y que te sientas como en casa, con tu Padre, tu Madre, tus hermanos, y este don de Dios que es la Iglesia, mi Iglesia, tu Iglesia, y entre todos la llevaremos a la gloria de Dios. Un saludo a todos y esperemos que no dé tanta morcilla el programilla este. Jaime, por cierto, saludos de parte de tu Santo Patrón.

    ResponderEliminar
  3. A Joan: Como dice A. Luis felicidades por mostrarte cristiano en los tiempos que corren, que no es poco... A tus dudas responderte que para ser catequista basta con ser buen cristiano. Ser catequista es transmitir la fe, cuanto más se viva y se sepa mejor se transmitirá, así que la pedagogía, los libros y los materiales son secundarios. Hay miles, te invito a entrar en catequesis.net y alli encuentras un montón de información al respecto.
    Un saludo y aquí estamos para cualquier ayuda

    ResponderEliminar
  4. La violencia es el miedo a los ideales de los demás. Mahatma Gandhi.
    Tienen miedo a la verdad absoluta, no quieren ver la realidad, tienen pavor a la iglesia, incredulos al amor infinito...y que es lo que hacen, crucificar a nuestra Santa Iglesia.
    Referente a lo de la Tv, despues de darse una paliza en nuestra rutinaria vida laboral, lo logico es tener un buen sofá para acomodarte (y por si te hecha la señora de la cama y te tienes que ir al sofá)y una buena tele, para ver la velocidad de Messi, o los triples de Rudy y como no, el unico canal que a mí opinion merece la pena, la 2 de Tve. Un saludo.

    ResponderEliminar