miércoles, 2 de enero de 2008

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

Con este titular tan original (je, je, je) os felicito a todos estas fechas tan entrañables (otro tópico...) y os animo a que sea un año lleno de Dios y de paz.

Como comprobaréis, el blog se encuentra un poco parado, ello se debe a que mi madre ha estado ingresada en el Hospital gran parte del mes de diciembre y ahora parece que ya la van a operar en esta primera quincena de enero. Debido a ello y a mis obligaciones parroquiales y festivas -duplicadas como es normal por estas fechas-, no encuentro tiempo ni demasiados argumentos para centrarme a escribir.
Espero que lo comprendáis y que -mas o menos a mediados de enero- volvamos a nuestro ritmo habitual.


¡Feliz año a todos!

5 comentarios :

  1. Muchas felicidades, Don Jaime.- Lamento que su madre esté enferma, y espero que con la operación se reponga totalmente.-
    Naturalmente que es comprensible el parón durante todo este tiempo, pues han aumentado sus ocupaciones y preocupaciones.- Como la esperanza es lo último que se pierde (dicen), esperemos que todo vuelva a la normalidad, y toda la angustia que las enfermedades producen, queden en un recuerdo, que estimule a considerar la salud y la vida en lo que valen.-
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jaime:
    Tranquilo, acá estamos tus lectores, orando por ti y tu mamá. Bendiciones.-

    ResponderEliminar
  3. El Peregrino Ruso25 ene. 2008 12:08:00

    D. Jaime necesitamos de tus comentarios, de tu sabiduría que tento nos ha ayudado a muchos. POr favor no dejes de lado tu blog. Un Abrazo D. Jaime

    ResponderEliminar
  4. el duendecillo verde30 ene. 2008 17:22:00

    Eje quillo, haber si le damos un palito al blog, que está mu parao y se hablan de cosas mu interesantes con esto de los obispos los políticos y to lo que hay liao. un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas, Jaime. Creo que debes publicar algo. Ya que tenemos internet en el seminario, quiero participar en el blog. Un saludo a todos y que comenceis este gran tiempo litúrgico de Cuaresma, con buen pie, y buscando la conversión y por tanto la santidad.
    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar