domingo, 6 de abril de 2014

Semana Santa

Voy a comentar hoy algunos aspectos de la Semana Santa. A buen seguro no son los únicos pero sí los más importantes, porque me interesa dejar clara una base que a veces obviamos. Empieza a ser indignante la incultura religiosa que nos rodea. Muchas personas confunden Semana Santa con procesiones o vacaciones. La Semana Santa tiene de lo uno y de lo otro, pero ni de lejos son lo más destacable de estos días que se avecinan. 

En primer lugar, la Semana Santa es un poco peculiar, ya que dura ocho y no siete días. Comprende desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. Por lo tanto, esos ocho días son un recuerdo de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Sus días más importantes a nivel de celebraciones litúrgicas son 4, que detallo a continuación:

Domingo de Ramos: Se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, donde es recibido como el Mesías esperado, el liberador del pueblo judío. En la Eucaristía dominical se bendicen las palmas y ramos de olivo y se leen dos Evangelios, la entrada en Jerusalén al comienzo y la Pasión durante las lecturas. 

Jueves Santo: Eucaristía donde se conmemora la Última Cena de Cristo. Es el día del Amor Fraterno, el sacerdote lava los pies a doce personas en recuerdo de la acción servicial de Cristo. Se recuerda la institución de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal. Ya no se consagrará más hasta la Vigilia Pascual. En esa noche, del Jueves al Viernes Santo (La Madrugada o “madrugá” en Andalucía) se expone el Santísimo Sacramento en las Iglesias, y se organizan turnos de vigilia para acompañar a Cristo Sacramentado. Con ello se recuerda el doble juicio judío-religioso y romano-civil que Jesús tuvo esa noche.


Viernes Santo: No hay Eucaristía propiamente dicha, sino “Oficios”. Se venera la cruz y se comulga sin consagración. Se lee la Pasión y se reza por todas las necesidades de la Iglesia y del mundo. Día de ayuno y abstinencia. Se recuerda así la Flagelación, las burlas, el camino del Calvario y las dos horas de crucifixión de Cristo. Pasadas las tres de la tarde (hora de la muerte) se deben tapar todos los crucificados y cerrar todos los templos. Es día de luto y de tristeza, a la espectativa de la resurrección.

Vigilia Pascual: En la noche del sábado comienza el Domingo de Resurrección, con una misa especial: Se bendice el fuego y se reparten velas, se proclama el Pregón Pascual y nueve lecturas del A.T y del N.T. y se renuevan las promesas bautismales (puede haber bautismos, expresión máxima de la victoria de Cristo). Se conmemora la victoria de Cristo sobre la muerte, momento que será recordado cada domingo y cada Eucaristía. La palabra Aleluya, con las que el sacerdote despedirá todas las Eucaristías del tiempo Pascual, significa "Alabad a Dios". Es día de alegría y de júbilo, porque Dios nos muestra el camino de la Salvación.

Estos tres últimos días componen el Triduo Pascual, que constituye el centro y las celebraciones más importantes de la espiritualidad cristiana.

De momento, creo que es un buen esquema de la Semana Santa en su aspecto litúrgico. Espero poder enriquecerlo en las siguientes semanas.

8 comentarios :

  1. Javier Fernández7 abr. 2014 9:09:00

    Muy bien Jaime, conviene refrescar la memoria y recordar que el momento más importante es la Resurrección del Señor, que no nos quedemos en la muerte. Es triste ver como el pueblo, en su inmensa mayoría (la que hace ruido), llega "cansado" a la Pascua, y no se nota la alegría. Las calles se llenan de gente y nuestro Señor, sólo en los templos. Habría que volver a decir que las imágenes no son el mismo Dios, sino la Ostia que hay en el sagrario.

    ResponderEliminar
  2. les visito nuevamente, reciban muchas bendiciones.
    mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Espero que nadie se ofenda por mi comentario pero, la semana santa,no tiene nada de santa.
    Si le quitamos a esta semana el vino o el alcohol,la diversión, juerga etc.¿Quién iría? como dicen ustedes las calles llenas y los templos vacíos.
    Sigo diciendo que nadie se ofenda, los que quizás viven un poco mas la pasión despues, dentro de unos días se han olvidado, porque empieza la Feria de Abril y se olvidan el dolor.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Rafael.

    En primer lugar, comentarte que no me doy por ofendido. Toda observación hecha desde el respeto y expresando un punto de vista personal para mi es válida, lo que no quiere decir que la comparta.

    A mi modo de ver es una crítica injusta y superflua. Desconozco otras celebraciones populares de la Semana Santa, pero aquí en mi ciudad y las que conozco, están muy delimitados los lugares dedicados a las procesiones y los lugares de copas. Cada uno va a lo que le gusta: o a ver procesiones o a emborracharse. Te aseguro que son muchos más los primeros, y que los segundos no interfieren en los recorridos.

    Sobre la segunda crítica, me parece mezclar las churras con las merinas. Una cosa es la Semana Santa, donde ciertamente a nivel de religiosidad popular la gente se centra más en la pasión y muerte de Cristo, y otra cosa bien distinta la Feria, un acto pagano que procede de las antiguas ferias de ganado, donde todo es diversión y jolgorío. Pero no veo ninguna relación entre una y otra, salvo que son dos manifestaciones culturales y folklóricas de un mismo pueblo.

    En fin, que, para gustos, los colores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias,Jaime por contestarme y por no ofenderte.
    La realidad es la que se ve, nuestras opiniones son muy opuestas pero, a mi siempre me interesa mas lo que Dios puede pensar de todo esto,¿Te lo has planteado alguna vez?
    Creo mas acertado lo que la Palabra de Dios dice,Hebreos 4:12,13

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo, Rafael. La cita que me pones la comparto, la Palabra de Dios es Sagrada y forma parte de lo más esencial de mi vida.

    Me alegro que tengamos lo esencial en común.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Jaime

    Juan Manuel

    Bueno. No todos lo tienen tan claro.

    http://www.youtube.com/watch?v=X8tiLmrhiCQ

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Pues sí Juan Manuel, siempre hay una excepción que confirma la regla....

    Un saludo

    ResponderEliminar