martes, 30 de septiembre de 2008

Santa Teresa de Calcuta

En esta ocasión ha sido mi hermano el que me ha sugerido una historia para mi blog. El otro día me contó esta anécdota de una santa contemporánea: Santa Teresa de Calcuta


Os la cuento y después la comentamos:

Cuentan que un personaje importante fue a ver la labor que estaba realizando la Madre Teresa de Calcuta. Después de ver como cuidaba y atendía a todo tipo de pordioseros: Ancianos, huérfanos, leprosos, prostitutas... le comentó sorprendido:
"-Madre, El trabajo que usted hace, yo no lo haría ni por todo el oro del mundo”.
La respuesta de la santa no se hizo esperar:
“-Yo tampoco lo haría por ese motivo, hijo. Lo hacemos únicamente por Jesucristo y de la fuerza que recibimos de la adoración a Jesús Sacramentado”.

Creo que debemos tomar nota de las palabras de la santa. Y me atrevo a dar un paso más. A veces no hacemos las obras de caridad a cambio de oro, pero sí para que nos las reconozcan, para quedar bien, para ser aplaudidos o simplemente para hinchar nuestro ego. Al hermano hay que ayudarlo porque en él esta el rostro de Jesucristo sufriente y punto. La madre Teresa nos enseña que no hay otra motivación que valga. Resulta vomitiva la caridad de "entrega de cheque y fotografía" que tanto abunda en nuestra sociedad. El pasaje de San Mateo 6, 2-4 debe ser la norma de la caridad cristiana: "Por eso, cuando des limosna, no toques la trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, para que tu limosna sea en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará."

Bueno, termino este post con esta encuesta que le hicieron a la misma Santa, para que ella nos guie, nos ilumine con su sabiduría y nos proteja desde el cielo con su intercesión:

¿Cuál es el día más bello? Hoy
¿Cuál es la cosa más fácil? Equivocarse
¿Cuál es el obstáculo más grande? El miedo
¿Cuál es el mayor error? Abandonarse
¿Cuál es la raíz de todos los males? El egoísmo
¿Cuál es la distracción más bella? El trabajo
¿Cuál es la peor derrota? El desaliento
¿Quiénes son los mejores profesores? Los niños
¿Cuál es la primera necesidad? Comunicarse
¿Qué es lo que hace más feliz? Ser útil a los demás
¿Cuál es el misterio más grande? La muerte
¿Cuál es el peor defecto? El mal humor
¿Cuál es la persona más peligrosa? La mentirosa
¿Cuál es el sentimiento más ruin? El rencor
¿Cuál es el regalo más bello? El perdón
¿Qué es lo más imprescindible? El hogar
¿Cuál es la sensación más grata? La paz interior
¿Cuál es el resguardo más eficaz? El optimismo
¿Cuál es el mayor satisfacción? El deber cumplido
¿Cuál es la fuerza más potente del mundo? La fe
¿Quiénes son las personas más necesarias? Los padres
¿Cuál es la cosa más bella de todas? El amor

6 comentarios :

  1. Muy bueno tu artículo, me ha gustado mucho y me ha ayudado tambien a recordar cosas que debo tener siempre presente. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que el artículo fue incluido por el mismo Padre Jaime y llama mucho la atención, porque me genera una enorme y no menor duda: ¿cuando fue canonizada nuestra venerada Beata Teresa de Calcuta?.
    ¿No será que el amor que compartimos por ella acelero tus tiempos y los descompaso con los de La Santa Sede?
    Un fraternal abrazo a la espera de tus comentarios

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. el rencor es el sentimientos mas ruin q tenemos los seres humanos, pero q hacer pa iliminar los q nos da;a nos hace llorar nos hace pensar en la muerte en una silenciosa,,,,,,, q te hace poder olvidar todo eso acaso el perdon pero si el perdon no existe xq el rencor esta primero..............

    ResponderEliminar
  5. Llevas razón Héctor, he corrido mucho... Ojalá fuera ya santa, de momento es "sólo" beata...

    ResponderEliminar