jueves, 14 de diciembre de 2017

La historia de Marie Heurtin (Marie Heurtin, Francia, 2014)


La Historia de Marie Heurtin es una película biográfica sobre la vida de la hermana Sainte-Marguerite, una monja francesa de finales del siglo XIX que se encargó de la educación de Marie Heurtin, la hija de unos campesinos analfabetos sorda y ciega. La dificultad para comunicarse si quiera con este tipo de discapacitados es la base sobre la que se han realizado ya varias adaptaciones cinematográficas de historias reales acontecidas a lo largo de los siglos XIX y XX. 

Es curioso que esta historia se produjo cronológicamente en los mismos años (1887-1900), que el caso de Anna Sullivan (El milagro de Ana Sullivan)  y su cuidadora Hellen Keller, pero las diferencia el hecho de que precisamente gracias al cine Anna Sullivan es mundialmente conocida mientras que Marie Heurtin ha pasado desapercibida hasta la fecha. Hay que reconocer que los americanos han sabido vender "su producto" a todo el mundo mejor que los franceses, ya que en estos casos ser el primero en contar una historia es determinante para pasar a la posteridad.

Ambas películas presentan un desarrollo similar en la primera parte de la historia. La ausencia total de comunicación reducía a quien sufría sordera y ceguera en aquella época a un estado prácticamente animal. Movido por sus instintos y ajeno a cualquier signo externo, el discapacitado se movía por sus caprichos y antojos. Encontrar la clave de comunicación (lo que será el comienzo de la lengua de signos) fue un proceso agotador y en el que el educador tuvo que armarse de una paciencia infinita.

No todo es una repetición en ambas películas. No se trata de un remake con nombres cambiados. Una dimensión importante aporta la película francesa que está completamente ausente en la americana: la dimensión religiosa. La hermana Sainte-Marguerite ejerció su labor como una vocación mientras que Hellen Keller lo hizo por pura filantropía. Más allá de esta diferencia de enfoque -ya que el resultado fue el mismo- lo que de verdad importa es que la protagonista de esta historia escribió un diario en el que contó todo el proceso "espiritual" propio y de Marie, incluyendo cómo fue capaz de explicar el concepto de "muerte", "fe", "Dios" o "resurrección" a su discípula. Esta es para mi gusto la gran aportación de la película y su aspecto novedoso. La hermana Sainte-Marguerite no se conformó con enseñarle el significado de palabras comunes como "pan", "cuchillo", "silla"... al igual que otras educadoras hicieron con sus aprendices, sino que siendo consciente de su propia muerte (tenía una enfermedad pulmonar irreversible) fue preparando a su pupila para cuando ella faltara. La reacción de Marie Heurtin ante estos nuevos conceptos, el desarrollo de su espiritualidad y de su capacidad de comunicarse con Dios conceden al film un plus novedoso y muy interesante desde el ámbito de la fe.

Una bonita fotografía, acompañada de una banda sonora que transmite musicalmente lo que las palabras o las imágenes no pueden narrar, terminan de hacer apetecible esta película. Espero que la disfrutéis. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario