viernes, 22 de marzo de 2019

Santa Lea

La Iglesia celebra hoy a Santa Lea (+383), viuda romana de la que conocemos su vida y su muerte gracias a otro santo, San Jerónimo. Tras enviudar vendió todas sus posesiones y entro en un convento del que llegó a ser superiora. Se la llama la madre de las vírgenes y la patrona de las viudas. Copio los comentarios del santo acerca de su discípula:

"De un modo tan completo se convirtió a Dios, que mereció ser cabeza de su monasterio y madre de vírgenes; después de llevar blancas vestiduras, mortificó su cuerpo vistiendo sacos; pasaba las noches en oración y enseñaba a sus compañeras más con el ejemplo que con sus palabras. Fue tan grande su humildad y sumisión, que la que había sido señora de tantos criados parecía ahora criada de todos; aunque tanto más era sierva de Cristo cuanto menos era tenida por señora de hombres. Su vestido era pobre y sin ningún esmero, comía cualquier cosa, llevaba los cabellos sin peinar, pero todo eso de tal manera que huía en todo la ostentación".

jueves, 21 de marzo de 2019

Santa María Francisca


La Iglesia celebra hoy a Santa María Francisca de las Cinco Llagas (1715-1791), santa napolitana  Terciaria Franciscana a la que Dios hablaba por medio de revelaciones. Como hecho más extraordinario, le aparecieron las cinco llagas o heridas de Jesús en su cuerpo. Copio unos párrafos de su biografía en el que se narran algunos hechos prodigiosos: 

Frecuentemente mientras estaba en oración entraba en éxtasis (suspensión de la actividad de los nervios y de los sentidos, acompañada con visiones sobrenaturales). La Santísima. Virgen se le aparecía y le traía mensajes. Pero también el demonio se le presentaba en forma de perro rabioso que la aterrorizaba. Afortunadamente descubrió que al hacer la señal de la cruz, y al pronunciar los nombres de Jesús, José y María lograba que el demonio saliera huyendo. Este fue el consejo que le oyó un día al crucifijo: "Cuando te asalten los ataques de los enemigos del alma haz la señal de la cruz, y además de invocar los nombres de las tres divinas personas de la Santísima. Trinidad, debes decir varias veces: "Jesús, José y María".