jueves, 18 de enero de 2018

La decisión de Anne (My Sister's Keeper, EEUU, 2009)

Ayer vi una de esas películas que te reconcilian con el séptimo arte. Una película familiar y humana pero donde a la vez el drama existencial se instala removiéndolo todo desde los cimientos.

El argumento es ya de por sí apasionante. Sara (Cameron Diaz) y Brian Fitzgerald (Jason Patric) son un matrimonio con dos hijos que llevan una vida normal . Un día su hija mayor (Kate) comienza a tener problemas de salud y es diagnosticada con un tipo agresivo de leucemia. La solución que le proponen es tener otra hija manipulada genéticamente para que con sus donaciones pueda ir salvando la vida de su hermana. Desde esta circunstancia han pasado 10 años y tras múltiples intervenciones se va consiguiendo el objetivo de mantener a Kate con vida. Pero un día, la hermana pequeña (Anne) decide que debe ser ella la que decida sobre su cuerpo, por lo que demanda a sus propios padres en busca de libertad de elección. Un abogado de prestigio será su mayor defensor ante la aparente incredulidad del resto de su familia y de la sociedad.

Hasta aquí un argumento que irá girando y sorprendiendo sucesivas veces ya que hasta el final de la película no se desvelan las verdaderas motivaciones de cada protagonista. Y eso es uno de los grandes valores del film. La película está realizada de tal manera que hace que empatices con todos los personajes, los cuales están retratados a la perfección. El padre, la madre, y cada uno de los tres hermanos tiene un punto de vista sobre el conflicto que pueden ser compartidos en un momento de la película por el espectador. A su vez, se refleja cómo una enfermedad de este tipo tiene efectos devastadores sobre cualquier familia. Cómo afecta a la convivencia, a las relaciones normales matrimoniales, padres-hijos o entre los hermanos. Es una película que consigue que nos cuestionemos los valores que normalmente rigen nuestras vidas, y tiene un bello final con una apertura a la dimensión religiosa que la hacen muy recomendable.

jueves, 11 de enero de 2018

Poseído (Possessed, EEUU, 2000)

Estas Navidades he vuelto a ver esta película sobre exorcismos que protagoniza Timothy Dalton. Recuerdo que la vi a poco de su estreno y me ha resultado bastante enriquecedor volverla a ver con el paso de los años. Se trata de la adaptación de un libro de Thomas B. Allen, en el que se describe el único exorcismo autorizado por la Iglesia Católica en el siglo XX. Dicho libro fue a su vez la fuente principal de la famosa saga de "El exorcista", por lo que en general estas películas presentan la posesión diabólica desde un punto de vista bastante parecido.

Dicho esto, me parece que Poseído es más fiel al Ritual de Exorcismos y al protocolo de actuación a seguir en estos casos que la mencionada "El exorcista", que buscaba sin duda un mayor impacto visual y mayor espectacularidad en sus imágenes. Muchas otras películas han aparecido en los últimos años sobre estos temas, pero la mayor parte de ellas carecen de una base fiable y presentan el tema de manera frívola y buscando únicamente el entretenimiento del espectador desde la perspectiva del miedo, dando sucesivas e innecesarias vueltas de tuerca a un tema ya bastante manido en lo cinematográfico.

Los siguientes aspectos me parecen dignos de destacar de la película, ya que en general coinciden con las opiniones del que fue uno de los más famosos exorcistas de la Iglesia Católica, el padre Amorth, de quien hice una reseña de su principal libro hace ya 10 años.

- Lo primero destacable es que la presencia del Maligno en una persona suele estar asociada a elementos en apariencia "infantiles" como la ouija u otros sistemas adivinatorios. Me parece importante destacar que este tipo de prácticas son muy peligrosas, tanto por la parte psicológica y autosugestiva como por el peligro real de abrir la puerta a poderosas fuerzas desconocidas para el ser humano. 

- Las fases de la presencia del Demonio en una persona son 3, según refleja la película: Obsesión (en la mente de la persona), infestación (primeras manifestaciones físicas en personas o lugares) y posesión (suplantación de la voluntad del poseído). Todas ellas son progresivas y aumentan la dificultad del exorcismo ya que a medida que el proceso avanza es más difícil la expulsión del demonio. Por ello es importante identificar la primera fase, que puede ser tratada simplemente volviendo a ponerse en gracia de Dios a través de la confesión y la comunión. 

- Una vez que el proceso avanza, el poseído es capaz de realizar manifestaciones físicas que la película refleja con bastante rigor: movimientos de objetos en las cercanías del poseído, lenguaje vulgar y soez, blasfemo en la mayoría de los casos, conocimiento de lenguas que el poseído no habla o revelación de secretos de la vida del exorcista o de los presentes.

- Frente a la posesión la Iglesia utiliza un arma poderosa: la oración; que debe ser paciente, insistente y según el ritual de exorcismos en latín. El agua bendita y la eucaristía son los elementos que también ayudan al combate contra el maligno. El objeto del exorcismo es hacer que el demonio se identifique por su nombre y abandone el cuerpo poseído, lo cual se lleva a cabo en un proceso que puede durar varias semanas o incluso meses. 

Todos estos detalles que se recogen en el Ritual de Exorcismos aparecen en la película, por lo que, insisto, me parece muy apropiada y oportuna para quien quiera conocer algo más de esta práctica de la Iglesia sin demasiadas estridencias y parafernalias, que desgraciadamente son las que más abundan en el cine contemporáneo cuando se produce un acercamiento a estos temas.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Los 15 mejores anuncios comerciales sobre la Navidad

Pues sí, esta entrada ya se está conviertiendo en una tradición. Hace dos años comencé con 5 anuncios comerciales sobre la Navidad y el año pasado añadí otros 5. Este año no iba a ser menos, con lo que la colección se amplía ya a 15. En las dos series anteriores se incluía el de la Loteria Nacional, pero este año creo que deja bastante que desear por lo que ha dejado de estar en el top 5.

El primero me encanta por su originalidad. Es la historia digital de la Navidad, perteneciente a la empresa Excentric. Aunque tiene ya unos añitos, la idea fue en su momento muy novedosa, contando como hubiera sido el Nacimiento de Cristo y su comunicación al mundo si ese evento hubiera tenido lugar en nuestros días con la tecnología actual. Muy divertido y como digo original.


El segundo que os ofrezco este año es el de Iberia del año pasado. La historia de un abuelo que guarda todos sus recuerdos en una caja y de la herencia en vida que le hace a su nieto es para no perdérsela. Consigue transmitir muchas emociones en apenas un minuto.


El tercero de ellos es también ingenioso. Qué fastidio trabajar en Navidad. Cuánto se echa de menos a esa persona que no puede estar en las comidas familiares. Así es que hay que tirar de imaginación para reunir a la familia como sea... La pequeña protagonista del anuncio de Volkswagen lo consigue, no os perdáis cómo...



El cuarto es el de Milka de hace unos años. Poder construir una máquina del tiempo para ir directamente a los días familiares de Navidad es el deseo de todo niño, y el de este anuncio lo consigue (aunque con cierta ayuda...)


Si antes decía que el de la Lotería Nacional ha bajado mucho en originalidad e imaginación el que no baja el nivel es el de la cadena de juguetes John Lewis. Este año a falta de uno bueno han hecho dos, y resulta difícil quedarse con uno. Como siempre imagen y música se combinan a la perfección. Así es que me despido con ambos...



¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! Y hasta el año que viene...