lunes, 18 de febrero de 2019

San Eladio

La Iglesia celebra hoy a un santo español, San Eladio de Toledo (566-632), arzobispo que destacó por su vida caritativa y mentor de San Ildefonso. Precisamente es este otro santo el que escribe de San Eladio estas bellas palabras:

"Las limosnas y misericordias que hacía Eladio eran tan copiosas que era como si entendiese que de su estómago estaban asidos como miembros los necesitados, y de él se sustentaban sus entrañas. Este era un motivo más para cuidar la austeridad de su mesa arzobispal, debía ser frugal en la comida para no defraudar a los pobres"

domingo, 17 de febrero de 2019

Fundadores de la Orden de los Servitas

La Iglesia conmemora hoy a los 7 santos fundadores de la Orden de los Servitas: Bonfilio, Bartolomé, Juan, Benito, Gerardino, Ricovero y Alejo, siete mercaderes florentinos que se retiraron a vivir según la orden de San Agustín. Según ellos, la Virgen María les indicó como reunirse a través de una estrella, por lo que se denominaron "Siervos de María" o "Servitas". Estos son los puntos en común que tenían los 7 santos fundadores:


En primer lugar, con respecto a la Iglesia. Algunos de ellos se habían comprometido a guardar virginidad o castidad perpetua, por lo que no se habían casado; otros estaban ya casados; otros habían enviudado.


En segundo lugar, con relación a la sociedad civil. Ellos comerciaban con las cosas de esta tierra, pero cuando descubrieron la piedra preciosa, es decir, nuestra Orden, no sólo distribuyeron entre los pobres todos sus bienes, sino que, con ánimo alegre, entregaron sus propias personas a Dios y a nuestra Señora, para servirlos con toda fidelidad.

El tercer aspecto que debemos tener en cuenta es su estado por lo que se refiere a su reverencia y honor para con nuestra Señora. En Florencia existía, ya desde muy antiguo, una sociedad en honor de la Virgen María, la cual, por su antigüedad y por la santidad y muchedumbre de hombres y mujeres que la formaban, había obtenido una cierta prioridad sobre las demás y, así, había llegado a llamarse “Sociedad mayor de nuestra Señora”. A ella pertenecían los siete hombres de que hablamos, antes de que llegaran a reunirse, como destacados devotos que eran de nuestra Señora.

Finalmente, veamos cual fuera su estado en lo que mira a su perfección espiritual. Amaban a Dios sobre todas las cosas y a él ordenaban todas sus acciones, como pide el recta orden honrándolo así con todos sus pensamientos, palabras y obras.