lunes, 21 de enero de 2019

Santa Inés

Celebramos hoy a Santa Inés, Virgen y Martir (s IV). No están claras las circunstancias de su mmartirio, ya que mientras una tradición habla de la hoguera, otra -parece que más fiable- piensa que fue decapitada.Lo que sí parece claro es el motivo de su martirio, que explico a continuación:

Volviendo un día del colegio, la niña se encontró con el hijo del prefecto de Roma, el cual se enamoró de ella y le prometió grandes regalos a cambio de la promesa de matrimonio. Ella respondió: "He sido solicitada por otro Amante. Yo amo a Cristo. Seré la esposa de Aquel cuya Madre es Virgen; lo amaré y seguiré siendo casta". El hijo recurre a su padre, el prefecto. Este la hace apresar. La amenazan con las llamas si no reniega de su religión pero no teme a las llamas. Según cuenta la leyenda el prefecto Sinfronio la hizo exponer en una casa de mala vida por haberse negado a rendirle culto a la diosa Vesta. Pero Inés salió prodigiosamente intacta de esa difamante condena, porque el único hombre que se atrevió a acercarse a ella cayó muerto a sus piesEntonces la condenan a morir degollada. Sus padres recogen el cadáver. La sepultan en el sepulcro paterno. Pocos días después su hermana Emerenciana cae martirizada a pedradas por estar rezando junto al sepulcro.

domingo, 20 de enero de 2019

San Sebastián y San Fabián

La Iglesia celebra hoy dos mártires de los primeros siglos del cristianismo, San Sebastián (+300) y San Fabián (+250). Contaré hoy una anécdota de cada uno de ellos:

San Sebastián fue un soldado que entró en el ejército para liberar a los cristianos cautivos. Pero un día lo denunciaron ante el emperador por su condición de cristiano. Maximino lo llamó y lo puso ante la siguiente disyuntiva: o dejar de ser cristiano y entonces ser ascendido en el ejército, o si persistía en seguir creyendo en Cristo ser degradado de sus cargos y ser atravesado a flechazos. Sebastián declaró que sería seguidor de Cristo hasta el último momento de su vida, y entonces por orden del emperador fue atravesado a flechazos. En Roma le levantaron desde muy antiguos tiempos una basílica en su honor.

San Fabián, por su parte, tiene una historia curiosa, ya que no siendo ni siquiera sacerdote fue escogido como Papa ya que en el momento de la elección una paloma se posó sobre él ante el asombro de los presentes.... Finalmente fue ordenado sacerdote y Papa, y murió mártir en las persecuciones del emperador Decio.