lunes, 18 de julio de 2016

Un cuento sobre la constancia

Este cuento que he encontrado tiene una moraleja preciosa: Hay que ser constante hasta el final de nuestras vidas, porque no sabemos lo que el futuro nos tiene deparado. No os adelanto más para no hacer de spoiler. Espero que lo disfrutéis:

Un obrero ya entrado en años pensó que había llegado el momento de retirarse a disfrutar de su pensión de jubilación. Fue a hablar con su jefe y le contó sus planes de dejar el trabajo para llevar una vida más placentera con su esposa y su familia. Sin lugar a dudas iba a perder dinero con esa decisión, pero ganaría en calidad de vida. Lo había hablado con su mujer y ya saldrían adelante como habían hecho en muchas otras ocasiones. Le explicó que durante más de 40 años había trabajado sin desfallecer, siendo un perfecto profesional y poniendo su corazón en lo que hacía. Estaba orgulloso de ello pero ahora le había llegado el momento de disfrutar y no veía la hora de comenzar su nueva vida. 

El jefe se dio cuenta de que era inevitable que su buen empleado -el mejor de la empresa, sin duda- dejara la compañía y le pidió, como favor personal, que hiciera el último esfuerzo: construirle una casa más, una vivienda de lujo a las afueras de la ciudad. El obrero accedió y comenzó su trabajo, pero lo hizo a regañadientes. No contaba con este último trabajo, y no tenía ninguna gana de hacerlo. Además de cobrar por él, en esta ocasión pensó en aprovecharse de esta oportunidad que se le presentaba. Usó materiales de inferior calidad, y su trabajo, lo mismo que el de sus ayudantes, fue muy deficiente. Lo hizo todo rápido y mal, para ganar el mayor dinero posible en el menor tiempo. Era una desafortunada manera de poner punto final a su carrera, pero al menos tendría un beneficio económico que le ayudaría en su nueva vida.

Cuando el albañil terminó el trabajo, el jefe lo acompañó a inspeccionar la casa. Al terminar de verla, le entregó un sobre y le dijo: "Ábrelo, es un regalo para ti".

El albañil comenzó a abrir el sobre con las manos temblorosas. Quizá fuera más dinero como recompensa por tantos años de trabajo...

Pero cuando terminó de abrir el sobre lo que encontró fueron... las llaves de la casa que acaba de construir, la que su jefe le regalaba por tantos años de dedicación y esfuerzo y que él había estropeado con un trabajo chapucero...

domingo, 22 de mayo de 2016

Oración de un niño

He visto esta oración en la red que me ha conmocionado. Supongo, que como en muchos de estos casos, el origen de la historia es real, aunque después alguien la haya adornado y embellecido con otras palabras. Pero el solo hecho de pensar que a un niño de nuestra época se le ha pasado esta oración por la cabeza es estremecedor...

En fin, algo estaremos haciendo mal como sociedad cuando un pensamiento como el siguiente nos parece tan real y posible:

Señor, esta noche quiero pedirte algo especial: conviérteme en un televisor. 
Quisiera ocupar su lugar para ser el centro de mi casa. 
Tendría un cuarto especial para mí, y toda la familia se reuniría a mi alrededor horas y horas. Siempre me estarían todos escuchando sin ser interrumpido ni cuestionado, y me tomarían en serio cuando hablara. 
Cuando me enfermara, llamarían enseguida al médico y estarían todos preocupados y nerviosos hasta que volviera a funcionar perfectamente, como cuando el otro día se estropeó el televisor y todos andaban disgustados y aburridos. 
Mi papá y mi mamá se sentarían a mi lado cuando vuelven cansados del trabajo, mis hermanos se pelearían por estar conmigo como se pelean por coger el mando a distancia. 
¡Cómo me gustaría poder disfrutar de la sensación de que lo dejan todo por pasar algunos momentos a mi lado! 
Por todo esto, Señor, conviér­te­me en un televisor, yo te lo ruego.

domingo, 8 de mayo de 2016

La mayor locura de amor: May feelings 9

Ya está aquí. Como todos los años por estas fechas, los chicos de May Feelings han vuelto a sacar su vídeo promocional que no deja indiferente a nadie.

Para quien se haya incorporado tarde a este Blog, le recuerdo que se trata de una Red Social en la que se puede pedir oraciones o rezar por las necesidades que las demás personas ponen en el muro. A su página oficial podéis acceder siguiendo este enlace. Yo cada año me hago eco de ella, ya que me parece una iniciativa bastante original surgida de un grupo de universitarios españoles. 

Os dejo también los enlaces de los seis primeros vídeos, el de 2014, y el de 2015, todos ellos con mis comentarios personales. Merece la pena ver cómo han ido evolucionando en la idea y en los medios técnicos, partiendo en 2008 como una invitación "local" y "juvenil" a rezar el rosario y a celebrar el mes de mayo hasta alcanzar una "profesionalización" y una repercusión mediática inimaginable en sus orígenes.

El vídeo de este año presenta para mi gusto una estética demasiado parecida a los de los últimos años,  siendo en ese sentido poco novedoso. El tema en el que se ambienta en el Amor,  creo que no podía ser de otra manera, ya que aún estamos en el año de la Misericordia y May Feelings suele aprovechar los temas propuestos por la Iglesia para el diseño de sus ideas. No obstante la técnica esté ya algo vista, continua siendo impactante e interesando al espectador, que es de lo que se trata. Con una banda sonora también repetida pero sublime, se consigue el efecto deseado y el producto final es redondo. Da la impresión que más que innovar, lo que han querido en este año es seguir fortaleciendo su sello particular, y a fe que lo han conseguido. El vídeo presenta una identidad particular y propia que lo hace reconocible al instante. 

Os lo dejo para que lo disfrutéis y os mueva a la oración: