lunes, 16 de abril de 2007

El alpinista

Al hilo del último evangelio dominical, el de las dudas de Santo Tomás, os presento hoy un cuento sobre la incredulidad en el hombre. Es sólo un cuento, pero refleja muy bien como los hombres nos aferramos a lo que vemos y no confiamos en lo que no vemos...

Cuentan que un alpinista, con el afán por conquistar una altísima montaña, inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria solo para él, por lo que subió sin compañeros. Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo, y oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, la luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo unos pocos metros de la cima, se resbaló y se desplomó por el aire, cayendo a velocidad vertiginosa. El alpinista solo podía ver veloces manchas oscuras y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos los episodios gratos y no tan gratos de su vida. Pensaba en la cercanía de la muerte, sin embargo, de repente, sintió el fortísimo tirón de la larga soga que lo amarraba de la cintura a las estacas clavadas en la roca de la montaña.
En ese momento, suspendido en el aire, gritó: ¡¡¡ayúdame Dios mío!!!
De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
-¿QUE QUIERES QUE HAGA?
- ¡¡¡¡¡¡Sálvame Dios mío!!!!!!!!!
-¿REALMENTE CREES QUE YO TE PUEDO SALVAR?
--Por supuesto Señor
-ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE...
Hubo un momento de silencio; el hombre se aferró más aún a la cuerda....
Cuenta el equipo de rescate, que al siguiente día encontraron a un alpinista colgando muerto, congelado, agarradas sus manos fuertemente a una cuerda... A TAN SOLO UN METRO DEL SUELO...

13 comentarios :

rondan dijo...

Me autoinvito a su biblioteca personal...Que maravilla, con que pocas palabras, todo lo que nos dices y nos transmites, Gracias.

miriam dijo...

Hola! He visto tu página por casualidad y me gusta mucho. Te animo a que sigas escribiendo, tienes buen estilo e imaginación

Anónimo dijo...

D.Jaime, a ver si cambia usted la foto, que está usted un poquito feo.

JAJAJA, Siga con su página, calma usted el dolor de mucha gente.

Gracias!!!!!!

Adg dijo...

Buena reflexión.-
Es más fácil creer en lo que no vemos cuando no nos compromete, pero, a la hora de la verdad, nos aferramos a lo que tenemos.-
Qué dificil es hacer de la fe nuestra norma de vida, cuando de verdad nos lleva a ponernos en las manos de Dios

Anónimo dijo...

UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU AQUE BUENA

analaida dijo...

muchas veces no tener fe y ser incredulos a los criterios y la palabra de dios nos lleva al peor avismo .... es por esto que la fe mueve montañas ....confiemos en el que el si existe............. dios te ama
desde colombia, la guajira
demasiado buena esta reflexion

Anónimo dijo...

hay veces que nos aferrmos mas a las cosas que nos da el mundo y no a las cosas de Dios , el señor en su infinito amor nos da la oportunidad de que nos salvemos pero siempre y cuando confiemos es el y no dudemos de su poder. me llamo jose luis luisin50780@hotmail.com
Dios Es lo mas bello que existe

Anónimo dijo...

MUY BUENA REFLEXION POR DESGRACIA TODOS SOMOS ASI HOY EN DIA NO CONFIAMOS CASI EN NADA NI NADIE

Yudys sanchez dijo...

Guaoooo que reflexión, nos toco en lo profundo del alma y nos sirve para que fortalezcamos nuestra fe en DIOS

Anónimo dijo...

hola soy yudys Guaoooo que reflexión, nos toco en lo profundo del alma y nos sirve para que fortalezcamos nuestra fe en DIOS

Nohemí Ballester Fernández dijo...

Buenos días Don Jaime, soy Nohemí, tras haber leído varias de tus entradas, muy interesantes todas, me he decantado por comentar en esta, ya que me parece un magnífico ejemplo de la desconfianza que hay hoy en día en nuestra sociedad.
Esta entrada nos enseña que la fe en Dios es lo más importante porque, ¿qué haría la gente sin fe? Muchas personas estarían perdidas, sin rumbo, sin nada a lo que aferrarse en los malos momentos, ni nadie a quien agradecerle los buenos.
Hoy en día la gente es muy desconfiada y solo cree lo que ve con sus propios ojos, y yo pienso que si la gente tuviera más fe y dedicara un ratito antes de irse a dormir, a la hora de levantarse, o en cualquier momento, a rezar habría más confianza en la personas, y lo más importante, en Dios.
Bueno Don Jaime, aquí me despido y enhorabuena por tu blog y que siga adelante. Un saludo.

Jaime Salado de la Riva dijo...

Pues sí, Nohemí, desgraciadamente llevas razón y hay mucha desconfianza en los demás y en el campo religioso, en Dios. Y lo peor de todo es que nos vamos acostumbrando a ello y ya lo que llama la atención es encontrarte con personas "creyentes" en todos los sentidos de la palabra: En Dios, en la Iglesia, en la bondad humana, en la amistad, el amor... Gracias por el comentario, lo tendré en cuenta....

Noemi dijo...

reciban muchas bendiciones.
mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com