martes, 10 de junio de 2008

Frases sobre la Esperanza

Tres son las virtudes teologales del cristiano: Fe, esperanza y caridad. Todo cristiano es persona de fe –a pesar de lo dificultoso que es mantener convicciones religiosas en los tiempos que corren- , intenta vivir en el amor al prójimo – a pesar de nuestros egoísmos e insolidaridades…-, pero yo me pregunto… ¿mantiene hoy la Iglesia la esperanza?, ¿Somos los cristianos sal de la tierra y luz del mundo como nos pide Jesucristo en el Evangelio de hoy?
Creo que a menudo caemos en la sutil trampa de la desesperación. Vemos a nuestro alrededor que las cosas no cambian –o si lo hacen generalmente lo hacen a peor- y ello va minando nuestra confianza en el género humano. También a nivel personal podemos sentirnos defraudados o decepcionados en el trato con los demás… y como solemos decir a base de palos se va endureciendo nuestro corazón para no ser demasiado ingenuos o confiados en las relaciones personales. Por último, podemos incluso perder la esperanza en nosotros mismos, cuando vemos que las cosas no nos van como nos gustaría y cuando vemos que acumulamos más años de la cuenta sin que nuestra vida tenga un norte o una dirección convincente y satisfactoria.
La pérdida de la esperanza es el cáncer de nuestro siglo. Recuperarla debe ser tarea prioritaria de la Iglesia y de todos los cristianos. No puede haber fe en Dios ni amor al prójimo sino hay esperanza en un mañana mejor.
Yo voy a poner hoy mi granito de arena, aunque sea sólo recopilando una serie de sentencias sobre la esperanza que espero os ayuden a fortalecer las vuestras:

"Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes". Khalil Gibran (1883-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

"Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción". Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés.

"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano". Martir Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.

"La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo"Maurice Maeterlinck (1862-1949) Escritor belga.

"La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado"Ovidio (43 A.C.-17) Poeta latino.

"Cada criatura, al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los hombres"Rabindranath Tagore (1861-1941) Filósofo y escritor indio.

"La misma esperanza deja de ser felicidad cuando va acompañada de la impaciencia". John Ruskin (1819-1900) Crítico y escritor británico.

"En la adversidad una persona es salvada por la esperanza". Menandro de Atenas Dramaturgo Griego

"Si la mañana no nos desvela para nuevas alegrías y, si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vale la pena vestirse y desnudarse?". Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

"La esperanza es el único bien común a todos los hombres; los que todo lo han perdido la poseen aún". Tales de Mileto (624 AC-546 AC) Filósofo y matemático griego.

"Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas"Anatole France (1844-1924) Escritor francés.

"El ocaso de una gran esperanza es como el ocaso del sol: con ella se extingue el esplendor de nuestra vida". Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882) Poeta estadounidense.

"La esperanza es como el sol, que arroja todas las sombras detrás de nosotros"Samuel Smiles (1812-1904) Escritor y reformista escocés.

"El temor y la esperanza nacen juntos y juntos mueren". Pietro Metastasio (1698-1782) Poeta italiano.

"Todo hombre no vive más que por lo que espera". Giovanni Papini (1881-1956) Escritor italiano.

4 comentarios :

  1. ¿Mantiene hoy la Iglesia la esperanza?

    Pues depende, porque en nuestra Iglesia hay y habemos de todo. No se puede dar una respuesta generalista.

    ¿Son Rouco, Cañizares, Sebastián... testigos de esperanza? ¿Dan esperanza a los fieles? ¿son figuras ejemplares para los cristianos?

    Pero también nos podemos preguntar:

    ¿Son las Hijas de la Caridad testigos de esperanza? ¿es nuestro cura, el de nuestra parroquia, que se parte todos los días la cabeza para pagarle la bolsa de la compra o el recibo de la luz a sus feligreses testigos de esperanza?

    ¿Son los santos de nuestra Iglesia testigos de esperanza? ¿Es, por poner un ejemplo, Escrivá de Balaguer, testigo de esperanza? ¿o lo es Oscar Romero, testigo de esperanza?

    En nuestra Iglesia, hay muchas luces, pero también muchas sombras.

    Sólo tenemos que saber discernir quién nos alegra y quién nos entristece.

    Por ahí está el camino.

    “La Iglesia asiste en nuestros días a una grave crisis de la humanidad, que traerá consigo profundas mutaciones. Un orden nuevo se está gestando, y la Iglesia tiene ante sí misiones inmensas, como en las épocas más trágicas de la historia. Porque lo que se exige hoy a la Iglesia es que infunda en las venas de la humanidad actual la virtud perenne, vital y divina del Evangelio”

    Papa Juan XXIII, Papa Bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no debemos fijarnos en unos u otros, debemos fijarnos en nosotros mismos para saber si en nuestra vida, en nuestro corazón hay un lugar para la esperanza, la fe y la caridad.

    No debemos caer en la tentación de si unos son, otros no son ...

    Creo que todos (mejores o peores para unos o para otros) ayudan, han ayudado o intentan ayudar a que este mundo se llene de esperanza. Lo que si os quiero decir como me dice un buen amigo mio, la providencia proveerá, confiemos en la providencia, pero a la vez intentemos poner algo de nuestra parte

    ResponderEliminar
  3. Lara Córdoba11/6/2013 22:16:00

    Estoy muy de acuerdo con esta entrada, y de entre todas las de carácter filosófico, es la que me llega más.
    Es cierto que últimamente perdemos la esperanza con más facilidad. Yo, por ejemplo, me veo envuelta en una situación familiar bastante complicada, pues dos de mis familiares más cercanos sufren un cáncer, y es en estos momentos en los que me siento más cercana a Dios. Cuando todo va bien, muchos de los jóvenes nos olvidamos de Dios, de la fe y de la Eucaristía; sin embargo, cuando se tuercen las cosas y nos encontramos solos, recurrimos a Jesús, que es el único que siempre está en nuestro lado. Yo, personalmente, me alegro de ser cristiana y en estos momentos poder contar con Jesús; y no pierdo la esperanza, pues algo positivo es que me he dado cuenta de cuanto me he distanciado en los últimos años de Dios y lo mucho que lo estoy compensando.
    Por eso creo que a todos nosotros, los que nos encontramos en situaciones difíciles, debemos acogernos más que nunca a la Iglesia, porque no hay mal que dure cien años, y porque al final, es Jesús el que siempre estará a nuestro lado.
    Un abrazo, Don Jaime, ¡es un placer leerte!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa tu reflexión también, Lara, gracias por compartirla. Me alegro que te guste el Blog y mucho ánimo, porque como bien dices, en los momentos más difíciles es cuando más tenemos que agarrarnos a Dios, aunque a veces no entendamos sus planes... Un saludo

    ResponderEliminar