sábado, 1 de diciembre de 2012

Adviento: Tiempo de espera

Comienza hoy un tiempo especial en la Iglesia: el Adviento.
Como veis en la imagen el Adviento se define como un tiempo de espera. La Iglesia vuelve a recordar -un año más- el momento más importante de la historia de la humanidad: el nacimiento de Jesús de Nazaret. Tan importante fue que en nuestra cultura comenzamos a contar el tiempo en "antes de ese día" y "después de ese día" (a.C. y d.C.). No es para menos, ya que la llegada al mundo de Dios sólo se ha producido una vez en la historia y no volverá a producirse hasta el final de los tiempos...

Pero nuestro corazón.... ¿Qué es lo que espera...? Las calles se adornan, los centros comerciales hacen "su agosto" (en diciembre...), la vorágine consumista nos asedia por todas partes con su poderosísima maquinaria publicitaria... ¿Estamos preparados para resistir y preparar nuestro corazón para lo que de verdad importa...?

Aprovechemos estas cuatro semanas que la Corona de Adviento nos recuerda que son para construir un nuevo pesebre (da igual si con buey y con mula o sin ellos...) en nuestro corazón. Esa es la verdadera espera: no una espera pasiva, sino activa y llena de Esperanza. No está en nuestras manos cambiar el mundo, pero sí cambiar nuestro corazón y, por contagio, el de las personas que nos rodean... 

Os dejo esta bonita oración que me ha llegado por la red y.... ¡Feliz Adviento!

Tiempo de Adviento,
Tiempo de espera.
Dios que se acerca,
Dios que ya llega.
Esperanza del pueblo,
la vida nueva.
Su Reino nace,
para nosotros 

será don y tarea.
  
Con María, ayúdanos Señor,
a vivir generosos en la entrega,
a ofrecer nuestra vida como ella,
a escuchar tu Palabra en todo tiempo,
a practicar sin descanso el Evangelio,
a vivir solidarios con los que sufren,
con quienes hoy como ayer
en Belén no tienen más que un establo.

Te pedimos Padre Bueno
nos des Esperanza.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada