martes, 28 de noviembre de 2006

Huellas en la arena

Hoy os voy a contar un cuento. Con él, volvemos a reflexionar juntos sobre el sufrimiento del hombre y como Dios no nos deja nunca solos... Dice así:

"Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida. Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestra, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena, y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena. Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor:

- Señor, Tu me dijiste, a través de tu palabra, que siempre irías conmigo a lo largo del camino de mi vida. Sin embargo durante los peores momentos de mi existencia veo que hay en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tú me abandonabas en las horas en que yo más te necesitaba-.
Entonces, Él, fijando en mí su bondadosa mirada me contestó:
- Mi querido hijo. Yo siempre te he amado y jamás te abandoné en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente en los momentos de tu vida donde te llevé en mis brazos-."

Me parece una preciosa reflexión de cómo, aunque en los momentos difíciles no vemos a Dios, sin lugar a dudas está ahí, sosteniéndonos y acompañándonos como el amigo que nunca falla.

14 comentarios :

Lorena dijo...

Jaime, que cuento más bonito. Yo también creo que Dios no nos deja nunca solos, me parece que somos nosotros los que nos olvidamos de Él. Gracias por ayudarme a reflexionar sobre mi fe día a día.

Paco dijo...

Muy buenas Jaime, que tal?.
He leido tu cuento y me a parecido maravilloso, como Dios no te abandona ni en los sueños.
Yo tambien tuve un sueño en el que se me reflejo que Dios me protejia y que esta a mi lado tanto en los malos momentos, como en los buenos.
Cuando hace un año perdi a mi abuela fue una racha muy mala para mi y lo pase muy mal y yo le pedia tanto en la oracion por mi abuela que de buenas a primeras senti un alibio en el cuerpo que me hizo pensar que no me preocupara por nada que ella estaba bien en el cielo.
Al tiempo de haber pasado eso, y que senti alivio de que Dios me diera la tranquilidad de que ella en el cielo estaba bien, tuve un sueño, para no mentir tuve varios y todos ellos eran sueños con mi abuela, sueños con ella cuando era yo mas pequeño, mas mayorcito, como una recopilacion de mi vida con ella, y siempre he pensado que eso son los recuerdos con los que Dios quiere que me quede con la felicidad de mi abuela en la vida y en mi vida, todos los sueños eran maravillosos,y porque despues en un futuro me encontraria con ella y estariamos juntos de nuevos en una vida sin fin.Esto que te cuento me hizo cambiar mucho mi vida y me di cuenta que Dios no nos abandona y que siempre esta a nuestro lado y nos protege para que salgamos bien de todo lo que nos surja en la vida.Desde entonces mi vida es diferente soy mas alegre, no me canso de ayudar a todo lo que puedo a la Iglesia,etc... todo lo que hago y que se que esta bien me llena de felicidad y me hace sentir bien, porque Dios se merece mucho es muy importante en mi vida. Un saludo Jaime y gracias por mandarme el correo con el horario del mercadillo navideño.

El pobrecito hablador dijo...

El sufrimiento nadie lo quiere y hombre de hoy en día huye de ese sufrimiento y sobre todo cuando se acerca la muerte.
Creo que lo peor de todo es cuando no vemos a Dios a nuestro lado. Os asegura que eso es un verdadero drama exitencial, no ver a Dios cuando quieres verlo y entonces la vida se convierte en un sentido, y viene la pregunta para que vivir. Señor auméntanos la fe.

rondan dijo...

..un angel del Señor se le apareció en sueños, diciendo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu esposa,.....Permitanmé que halla empezado con un versiculo del capitulo uno del Evangelio de Mateo.
Igual que a José se le aparecio en sueños, tambien a nosotros nos puede pasar, refiriendome claro está, a la forma de transmisión de Dios, con nosotros. Esta historia que hemos leido antes es un sueño de Pierre Puvis de Chavannes; pero existen muchas personas que a través del sueño, Dios habla con ellos,le transmite algo,le sugiere, te invita a creer e incluso vive in situ, toda la vida de Jesus y su pasión como tambien le pasó a la conocida Ana Catalina Emmerich, que llegó a publicar libros de sus sueños. Sin duda, es una forma de comunicacion que tiene Dios con los mortales, es cuando él quiere algo de nosotros. Pero, y cuando nosotro queremos algo de él, ¿Llegamos a establecer una "conversación" con Dios?(te llega a responder a tus preguntas). Pues yo personalmente no he podido aún, pero sé que se puede y lo han conseguido.
D.Jaime, me gustaria que hablaras un poco sobre Ana Catalina, es una historia......fantastica. y un poco de como se puede llegar a establecer una conversación con Dios. Por cierto, ya que estamos cerca del dia de la Inmaculada, haber si puedes hablarnos un poco del dogma. Un saludo.

jaime dijo...

Rondán: recojo los dos temas que mencionas, ya los iré comentando.
Gracias por nombrar al autor del cuento, lo desconocía compleamente.
Paco: como bien dice Rondán, Dios nos habla también a través de los sueños...
Pobrecito hablador: la pregunta de para que vivir sólo puede hallar respuesta en el Creador. Somos criaturas suyas, vivimos porque Él nos regaló la vida, y a menudo sufrimos por no conformarnos con ser criaturas y querer ocupar el lugar de Dios.

me siento sola dijo...

hola hoy me encuentro sola y triste, estoy pasando por un eriodo de crisis matrimonial qu eviene ya desde hace mucho tiempo, en lo personal si cre en Dios pero ahora mismo estoy falta de fe, mi matrimonio se va al abismo, y me da miedo por el sufrimiento que pueda causar a mi hija pequeña, solo queria encontrarme con Dios a traves de ustedes y os pido que se unan en oracion para pedir por mi, no hace falta dejar mi nombre esta claro que el sabra por quien estan pidiendo, no se si se supere mi matrimonio, son muchas cosas que han pasado, y muchos insultos de parte a parte, estamo heridos, y a la defensiva siempre, seguimos unidos por la niña, y supongo que en parte por la voluntad de Dios, plis necesito unidad oren por mi para callar cuando sea de callar qu eDios me de prudencia y sabiduria y qu eno me sienta tan sola y con pensamientos de autodestruccion producto de creer que soy un fracaso, era solo eso gracias por llere esto al mneos me he aliviado un poco, ah feliz año

Anónimo dijo...

Es justo en el limite,cuando casi se esta por perder toda esperanza e incluso la fe,es alli cuando notamos que siempre estuvo con nosotros,en silencio pero nunca ausente,esta reflexion me la conto mi hermano quien es sacerdote ya hace varios años atras,el encontrarla y recordar el mensaje k encierra me hace meditar en los momentos duros para no sentirme solo.......El esta alli.

Promo 2011 dijo...

Claudia dijo:
muchas gracias por la historia es muy bonita....

Promo 2011 dijo...

uy bonita historiam

Promo 2011 dijo...

Claudia dijo:
muchas gracias por la historia es muy bonita....

Anónimo dijo...

Me gusta la historia

Melany Sucasaire dijo...

Pacoo !!!!!!!!!!!
tu abuelitaa no esta en el cielo , esta en la tierra convertida en polvo como dijo DIOS
- resucitara por segunda vez cuando jesus venga ......... :P

Amparo dijo...

Buenas Don Jaime:
El texto me recuerda a esa frase que siempre me dice mi padre cuando las cosas no van tan bien como uno espera: Dios escribe derecho con renglones torcidos. Con eso me da a entender que en los malos momentos de nuestra vida, siempre nos cuesta mucho ver que Dios está ahí. Nos es muy difícil entender el por qué nos pasa a nosotros esas cosas no agradables. Pero Dios está siempre ahí, aunque nos sea tan complicado ver que lo está. Me encanta la contestación final en la que visualizo cómo Dios en esos momentos peores nos coge y anda por nosotros: nos lleva por un camino que a veces creemos que no es el que más nos apetece. La vida es un caminar continuo y no nos está dado a entender bien los obstáculos que se nos pone en el camino. Debemos confiar en el Señor y dejarnos llevar por sus brazos. Sus renglones a veces son torcidos y no nos corresponde a nosotros el conocer sus motivos, sino ponernos en sus manos.
Amparo.

Jaime Salado de la Riva dijo...

Hola Amparo: muy buena reflexión. Esa frase me encanta y es también una de mis favoritas. Dios hace que de cosas que aparentemente no le vemos sentido surjan cosas preciosas para nosotros. En el momento de la prueba no entendemos el porqué de las cosas, pero al final del camino sí vemos la mano de Dios en nuestras vidas... Un saludo