domingo, 28 de julio de 2013

Prefiero el Paraíso (Preferisco il Paradiso, Italia, 2010)

Todavía no he digerido bien el accidente de tren que se ha cobrado 78 víctimas mortales en Santiago de Compostela. Tampoco estoy en disposición de valorar las JMJ que aún no han terminado. Por ambos motivos, y sin pretender ser monotemático, voy a comentar otra película que he visto por primera vez en estos días.

"Prefiero el Paraíso" es una producción televisiva, adaptada al Cine, que recrea la vida y milagros de San Felipe Neri, “Pippo el Bueno” o el “Segundo apóstol de Roma”. Esta producción italiana ensalza la figura de uno de los santos más famosos de la ciudad eterna, si bien no oculta las miserias y los entresijos de la propia Iglesia y del por aquella época convulso Estado Pontificio. San Felipe Neri, “El santo de los niños” o “El santo de la alegría” contrastaba en pleno siglo XVI con la imagen autoritaria y excesivamente rígida de los Papas y Cardenales de su época. La historia no se debe cambiar ni manipular -aunque eso hoy esté de moda- ya que contar las cosas tal y como fueron concede credibilidad y fiabilidad, sin pretender por ello hacer juicios históricos, ya que las personas y las sociedades sólo tendrán un Juez Supremo. La vida de San Filippo Neri –como la de todos los santos- no fue nada sencilla, y encontró a menudo más trabas dentro de la Iglesia que fuera de ella.

La película comienza con su llegada a Roma procedente de Florencia. Como sacerdote ermitaño pretendía incorporarse a la orden de los Jesuitas y marcharse a evangelizar a las Indias. Su propuesta es rechazada por Ignacio de Loyola –al frente de la nueva Orden- y decide instalarse en los suburbios de Roma. Allí encontrará sus propias “Indias”: un grupo de muchachos y muchachas -huérfanos o hijos de prostitutas- con quienes comienza a formar una comunidad u “Oratorio”. Tratar a todos por igual, dejar que niños y niñas sean educados juntos, confesar en medio del campo y no en los templos… va a comenzar a generarle la envidia y el recelo de los Cardenales y del mismo Papa (la familia Medici), inmersos en plena Contrarreforma y más preocupados de combatir la herejía que de anunciar el Evangelio. En su camino, Felipe Neri tiene que luchar más contra el sistema establecido -y contra las personas que no quieren que el sistema cambie- que contra la falta de fe o de compromiso de “sus” niños. Será espiado, analizado con lupa cuanto dice y hace, pero San Felipe Neri vivirá siempre desde la obediencia, la fe, la humildad y la paciencia, cualidades todas ellas que marcan la santidad.  Se le prohíbe confesar, se le pone a prueba, es traicionado… pero nunca se queja, ni una sola vez, nunca. A lo largo de la película va realizando diversos milagros que consiguen el cariño y el respeto incluso de sus máximos detractores. “Sed buenos, si podéis…” se convierte en la coletilla de a quien le resulta más fácil perdonar pecados que juzgarlos.

Tras múltiples muestras de su valía como educador, como sacerdote y como fundador de esa nueva Congregación dedicada a los niños y jóvenes más necesitados, Gregorio XIII le propone ser Cardenal de la Iglesia Católica. Desde la humildad -no desde el rencor ni desde el desacato- la respuesta de San Felipe Neri (que pasó a la posteridad) lanzando el capelo cardenalicio al aire da nombre a la película: “¿Cardenal yo?... Lo siento, Su Santidad, pero… Prefiero el Paraíso”.

No desvelo ningún secreto, ya que es lógico: La película termina con la muerte de Felipe Neri, pero no una muerte triste, no una muerte que produzca llantos ni amarguras, sino una muerte alegre porque  todos los que lo rodeaban entendieron que era su momento de llegar al Paraíso que durante tantos años había predicado. Los niños juegan, cantan y bailan conscientes -o no- de que se iba un santo en vida, y que su testimonio quedaba para la eternidad.

Ahora mi pena, mi queja o mi pataleta. Sé que estoy pesadito con el tema, pero… ¿No se puede hacer una película así en España para demostrar que también estamos orgullosos de nuestros santos?, ¿Qué tienen que envidiarle San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Juan de la Cruz o Santa Teresa de Ávila (por citar unos cuantos) a los santos de otros países?, ¿Cuánto tiempo habrá que esperar a que alguien haga una versión decente de alguno de ellos?...


Sí, lo sé, vosotros también lo estáis pensando… Son preguntas absurdas, quedan muchos filmes sobre la República que hacer, es un tema que aún tiene que dar mucho de sí y del que no se han hecho películas suficientes… Por otro lado tenemos a Almodóvar y cía. haciéndonos ver una y otra vez que es mejor y más rentable dedicar las películas a las prostitutas y a toda clase de fauna sexual que a quienes dedicaron su vida a la lucha contra el pecado… En fin, a lo mejor, algún otro país nos compra “los derechos de autor” de nuestros santos y algún día podemos verlos en el celuloide. De verdad que, ahora mismo, no se me ocurre otra posibilidad de que alguien rescate a nuestros Santos del ostracismo cinematográfico… Lamentable.  

10 comentarios :

  1. Adriana Martinez29 jul. 2013 10:54:00

    Estoy de acuerdo contigo. Alabado sea Dios por darle a España varios grande santos 

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con lo que dices de la falta de buen cine sobre nuestros santos.
    No conocía la vida de San Felipe Neri. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. ANA ISABEL HERNANDEZ HERNANDEZ2 ago. 2013 18:51:00

    BUENISIMA ¡¡¡¡¡¡ RECOMENDABLE ES UNA MUY BELLISIMA PELICULA¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanto la película!! Me reí mucho también...saludos 

    ResponderEliminar
  5. Luis García Caballero21 mar. 2014 20:29:00

    he visto esta película dos veces, y todavía no me he cansado podría verla muchas más antes de cansarme. Me gusta mucho esta película, porque veo muy interesante la vida de san Felipe Neri, como ayuda a los niños pobres, como les educa, los milagros que hace y sobre todo me impresiona como después de tantos años siguen todos tan unidos.

    ResponderEliminar
  6. A mí la película me gustó, un hombre que lo único que quiere hacer en la vida es ayudar al projimo y que ayuda a un gran grupo de niños a tener un hogar y algo que comer aparte de las sobras, también les enseña a que nunca deben perder la esperanza.

    Me lo pase muy bien viendola en religión se recomienda muchísimo.

    Alfonso

    ResponderEliminar
  7. Como obtengo los nombres de los escritores, director, actores etc??

    ResponderEliminar
  8. Te paso el link de la ficha técnica, Ysacnny:

    http://www.filmaffinity.com/es/film884707.html

    Un saludo

    ResponderEliminar