sábado, 13 de enero de 2007

La importancia del nombre

Vivimos en una sociedad cada vez más deshumanizadora. Como comentabamos el otro día, en los hospitales, por ejemplo, se nombra a las personas por el número de habitación o por la enfermedad que padecen en vez de por su nombre. Para la seguridad social, por seguir en el gremio médico, no hay personas sino números. Cuando alguien fallece, las funerarias hablan de "el servicio de Santa María" o el "servicio de San Pedro".

Podríamos seguir poniendo ejemplos de que algo tan significativo e identificativo como el nombre a menudo es suprimido sin escrúpulos. No son practicas demasiado diversas a las de los campos de concentración nazis, donde las personas eran reducidas a un número identificativo grabado en sus cuerpos.

Frente a ello nos encontramos con la importancia del nombre para el cristiano. El nombre no es sólo una manera de identificarnos, sino que bíblicamente indicaba la misión que uno iba a tener en la vida; y cristianamente sirve para encomendarnos a un santo que nos proteje a lo largo de toda nuestra vida, santo que se convierte en modelo de una vida cristiana reconocida por la Iglesia con la gloria de la canonización.

A menudo bautizo niños/as cuyo nombre ni dicen nada, ni siquiera son cristianos. Por ello muchos curas hemos debido recurrir a ponerles "María" o "Jesús" tras nombres como Kevin, Samanta, Jenifffer... etc., casi todos ellos anglicismos sin una referencia en el santoral cristiano. Luego esas mismas madres vienes a preguntarnos que día es la onomástica de su hijo/a. Afortunadamente, si el párroco que los bautiza es previsor, los podemos meter en el "saco" de las Marías y los Jesuses. Si no, hay que decir que el día de todos los santos, que ya es algo...

Son nombres "de modas", que si bien resultan originales en una época concreta pronto caen en el baúl de los olvidos y dejan a la persona compuesto y sin santo. Yo reivindico hoy el santoral cristiano, tan rico y variado como para que uno escoja un nombre original para su hijo y a la vez lo encomiende a un santo que lo proteja. Parecen tonterías, pero no lo son: al comienzo del cristianismo, los paganos que se bautizaban se cambiaban el nombre para ponerse uno cristiano. Hoy a los bautizados les ponen nombres paganos, ¿no es un sintoma más de la descristianización galopante que sufre nuestro país?

10 comentarios :

el teniente dijo...

Llevas toda la razón, hermano Jaime, también yo estoy harto ya de bautizar niños con nombres surgidos de las telenovelas (tengo incluso un alumno que se llama Kevin de Jesús, que manda cojones), de libros fantásticos (por ejemplo, Indara), de personajes históricos (Indira... como la Gandhi) o de personajes de actualidad (he bautizado a más de un Iker, por Iker Casillas.... pero, sin embargo "Iker" no es más que la forma masculina de "Ikerna", que en euskera de "Visitación", lo cual tambien tiene miga).
Ya no se tiene en cuenta el significado del nombre sino el que "esté de moda" o no... ¡Cuántos niños y niñas estarán maldiciendo a sus padres por el nombre que les han puesto!
También yo, como tu, he optado por ponerle "Jesús" o "María" a aquellos cuyo nombre no sea más que la adaptación fonética de algo que, quizás en su lengua o en su cultura, signifique algo.

el teniente dijo...

por cierto, que se me habia olvidado, he puesto en mi blog algo que seguro te va a gustar... mira el último post.

El pescador dijo...

San Kevin (en irlandés Coemghen, el honorablemente engendrado) fue un monje irlandés del siglo V: en http://www.enciclopediacatolica.com/g/glendalough.htm tenéis su hagiografía.

El pescador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El pescador dijo...

A mí me gusta conocer el significado de los nombres y muchas veces se lo explico a sus portadores, a los que siempre les gusta descubrirlo.

En la Biblia, el nombre tiene gran importancia, pues representa a la persona misma.

Deo Manga dijo...

NINGÚN SANTO PROTEGE A NADIE. QUIEN LO DEFIENDA QUE ME LO INDIQUE EN QUE PARTE DE LA BIBLIA SE DICE ESTO. LA BIBLIA ES LA PALABRA DE DIOS REVELADA A LOS HOMBRES, LA BRÚJULA DE LA IGLESIA, LA LUZ DE LA HUMANIDAD.

Jaime Salado de la Riva dijo...

A Deo Manga: Es cierto que no aparece en la Biblia que los santos nos protegen, pero a lo largo de la Historia de la Iglesia la intervención de muchos santos a nivel de intercesión me parece incuestionable. Y no sólo como ejemplos de vida, sino también con intervenciones sobrenaturales, las cuales son precisamente necesarias para que un candidato sea beatificado o canonizado por la Iglesia. Esa, al menos, es mi opinión después de haber estudiado mucho el tema

Anónimo dijo...

Un consejo...al ponerle el nombre a mi hijo que nacio en espana solo tenia claro que se llame como su padre que es un nombre de origen. norteamericano pero tambien le buscamos un nombre propio nos gusto samir . resulta que me dicen en la iglesia que no puedo bautizarlo . Ya que es un nombre musulman. nosotros somos catolicos. pero ahora ya mi hijo tiene 1 anito y nos duele en el alma cambiarlo. Realmente ignoraba su origen pero no le veo mal realmente aunque mi familia dice que tendra problemas para sociavilisarce . Ahora no estoy segura si cambiarle su primer nombre que con tanto amor elegimos. o como su padre dice cambiarselo el segundo nombre. por uno cristiano . Aunque nosotros realmente pensamos que todos somos hijos deDIos pero es tanto lo que se dice que hemos decidido cambiar uno. saludos y gracias .

Anónimo dijo...

La biblia que el único manual que le ha dado a la humanidad dice que el único que puede interceder ante Dios por el hombre es Jesucristo hombre

Anónimo dijo...

Usted dice que a estudiado el tema,yo le preguntó en que parte de la biblia, porque en la biblia yo leo todo lo contrario a lo que usted enseña.