miércoles, 19 de junio de 2013

Ciencia y Religión. Razón y Fe (1) Albert Einstein

Uno de los grandes caballos de batalla de la educación religiosa es intentar hacer compatibles Ciencia y Religión. No es tarea fácil hacer entender que relatos como los once primeros capítulos del Génesis son simbólicos, y que la Biblia no es un tratado de Ciencia sino de un libro de Fe. Poco ayudan lecturas fundamentalistas de la Palabra de Dios, y todavía abundan profesores de Religión y Catequistas que más que ayudar, estorban. 

¿Qué tenemos que creer, la Biblia que nos dice que Dios creó el mundo en 7 días o la teoría del Big Bang que nos enseña el profe de Cono?, ¿Quién tiene la razón, el relato de Adán y Eva o que venimos del mono como nos dice la teoría de Charles Darwin que nos ha explicado la Seño? Preguntas como éstas y semejantes se producen casi a diario en nuestros Colegios, Institutos y Parroquias. Miedo me dan las respuestas que más de uno darán a las mismas. Nada más pensarlo se me ponen los pelos como escarpias….

Ya lo he adelantado antes: La Biblia no nos dice el “cómo” de las cosas, sino el “porqué” y el “para qué”. La Palabra de Dios respeta el genuino campo de la Ciencia, que es el encargado de investigar las causas de la Naturaleza, sus leyes y sus efectos. A la fe corresponde darle un sentido a esos descubrimientos y unas acotaciones morales a todo posible desorden o abuso de la tecnología. La fe aporta una cosmovisión creyente sin la cual la Ciencia tampoco tendría un sentido en sí misma.

Para rematar este entuerto, la mayor parte de nuestros niños y jóvenes, tienen siempre la desgracia de tropezarse con algún profesor ateo o agnóstico, quien en aras de la “libertad” y del “respeto” a las creencias, se jactan y se vanaglorian de su falta de creencia, cuando no directamente se burlan con sorna de los alumnos creyentes. Muy seguros de sí mismos, les aseguran que ciencia y religión, razón y fe, no son compatibles. Y claro, en un mundo tan científico y tan tecnológico como el que vivimos, esas aseveraciones hacen dudar a cualquiera, más si es a adolescentes que aún no tienen una fe sólida. Para este tipo de afirmaciones gratuitas, tiran de los archiconocidos tópicos de Galileo Galilei o de Charles Darwin, como ejemplos de intolerancia fundamentalista cristiana y de incompatibilidad entre la Biblia y un tratado científico. Cierto es que la Iglesia ha tenido momentos de la historia en la que ha estado abiertamente enfrentada a la Ciencia, pero no es menos cierto que en otras épocas de la historia la Iglesia ha sido el único bastión cultural y científico del orbe conocido. Hoy en día ambos -ciencia y fe- tienen sus campos bien delimitados y deberían respetarse mutuamente, ya que más que opuestas, son totalmente complementarias. mucho me temo que en los tiempos que corren no es la Iglesia la que persigue a la Ciencia, sino la Ciencia la que acosa a la fe... He tenido que soportar alumnos que me discutían que Galileo había muerto quemado en las hogueras de la Inquisición, cuando en realidad murió de viejecito -confinado, eso sí- en su Florencia natal.

Esos mismos pseudo-profesores, maestros del engaño y la falacia, a menudo ocultan o no cuentan la película completa. Claro, que si contaran esto se les desmontaría su chiringuito falsario. Estos mindundis, cuya toda su sabiduría se resume en haber leído algún libro de Dan Brown o haber visto algún documental de Stephen Hawking o de Carl Sagan, se olvidan de mencionar, que, por poner un ejemplo, el más grande científico del siglo XX, Albert Einstein, fue un gran creyente. A su manera, pero un gran creyente. Judío de nacimiento, no excesivamente practicante, conforme se fue acercando el fin de su vida fue abriéndose a una perspectiva creyente del mundo sobrenatural. Mucha ciencia, mucha ciencia, pero cuando se le ven las orejitas al lobo el hombre se vuelve por naturaleza más sensible a los temas religiosos… Seguro que muchos de estos maestros del tres al cuarto, un ratillo antes de dejar este mundo, lo mismo tienen también su apertura religiosa….

Por citar algunas perlitas de Einstein, ateo “traidor” para unos, creyente convencido para otros, podríamos poner estas cinco de su etapa final:

"Creo en el Dios de Spinoza, que se revela en la legítima armonía de todo lo que existe"

“Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros, otra es creer que todo es un milagro”

“El admitir que existe Algo en lo cual no podemos penetrar; el pensar que las razones más profundas, que la belleza más radiante que nuestra mente pueda alcanzar, son sólo sus formas más elementales de expresión; ese reconocimiento, esa emoción, constituye la actitud verdaderamente religiosa. En ese sentido yo soy profundamente religioso”

“¿Qué sentido tiene la vida, y cuál es el de la vida de los vivientes en general? Poder dar una respuesta a esta pregunta significa ser religioso...Yo lo soy… Tú preguntas si tiene algún sentido formular tal interrogante. Y yo respondo: quien encuentra carente de sentido su propia vida y la de sus hermanos, no sólo es desgraciado, sino que apenas está capacitado para vivir”

“El sentimiento religioso guarda estrecha relación con el tenor de vida del investigador serio de la naturaleza, porque este sentimiento no puede significar, en cualquier caso, que las relaciones extraordinarias que el científico contempla son ideadas por él. En un universo incomprensible se revela una Razón Infinita superpuesta. La objeción de moda "soy un ateo" se apoya en un error craso. Quien interprete a través de mis teorías esta objeción, apenas las ha comprendido”

Para mi esta última es la más bonita. Es la que reconoce la limitación del hombre, de su razón y de su conocimiento y la que reconoce la existencia de un ser Superior que lo ha planificado y ordenado todo.

Osea, en otras palabras, y aunque Einstein no utilice ese nombre: de Dios….



20 comentarios :

  1. La religion ha perdido mucho prestigio.Apoyandose en Eintein para sostener sus posiciones.Me parecia mas digna en su papel de intransigencia cuando aun creia en si misma.
    Osea, en otras palabras, y aunque Einstein no utilice ese nombre: de Dios…. Dice en su articulo.
    No estoy de acuerdo al menos no el Dios en el que usted cree.O es que vale cualquier cosa para sostener las tesis teistas?.

    ResponderEliminar
  2. D. Jorge ¿Con qué palabra identificaría vd "Razón Infinita Superpuesta"? Para mi que no está lejos del Dios cristiano de las 5 vías de Santo Tomás de Aquino...

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto era una mentira lo que se ha leído acerca de mis convicciones religiosas; una mentira que es repetida sistemáticamente. No creo en un Dios personal y no lo he negado nunca sino que lo he expresado claramente. Si hay algo en mí que pueda ser llamado religioso es la ilimitada admiración por la estructura del mundo, hasta donde nuestra ciencia puede revelarla. [...] No creo en la inmortalidad del individuo, y considero que la ética es de interés exclusivamente humano, sin ninguna autoridad sobrehumana sobre él.
    Albert Einstein

    ResponderEliminar
  4. Estimado Jorge: si lees bien el artículo verás que en el indico que hay una evolución en el pensamiento de Einstein, pasando del ateísmo al pensamiento creyente al final de su vida. Veo que no has leído ese párrafo...

    ResponderEliminar
  5. Apurando un poco el asunto diria en todo caso que era panteista y de todas maneras contradictorio ya que tanto creyentes como ateos se " tiran" a la cabeza sus citas para llevarlo a su terreno.

    ResponderEliminar
  6. En eso coincidimos, amigo Jorge. Ambiguo, como pocos. Pero no tan ateo como muchos lo quieren vender...

    ResponderEliminar
  7. Alberto Domínguez20 jun. 2013 19:18:00

    Bueno Eisten era Deista y no lo fue solo al final de su vida, en general podriamos decir que toda su vida fue Deista.... Darwin no dijo que descendamos del "mono"... eso es una mentira de hecho dada por el fundamentalismo religioso. Genesis no es "simbolico", es alegorico... que es algo muy distinto.... Galileo no fue quemado en la hoguera y aunque murio viejito, si estaba arrestado, estaba en arresto domiciliario, lo que no creo que a ningun ser humano le agrade...

    ResponderEliminar
  8. Tomo nota de tus apuntes, Alberto, matizaciones muy interesantes..

    ResponderEliminar
  9. jeje si, tiene razón, ninguna va contra la otra.

    ResponderEliminar
  10. Ignacio Garrido21 jun. 2013 19:02:00

    Yo personalmente me guio por el corazón y la mente que tengo unida a JESUCRISTO el resto poco me importa . Pero no puedo cerrarme tampoco a estos escritos y dejo que sólo mi mente discierna sobre aquello . Gracias Señor por todo lo que me has dado y me seguirás dando. Demás esta que el documento escrito está extraordinariamente bien hecho felicitaciones Jaime Salado de la Riva y Gracias

    ResponderEliminar
  11. Carlos M Gomez30 jun. 2013 10:59:00

    Yo creo que el problema fue el oscurantismo. muchas personas se quedaron con la idea de que la ciencia era mala (recordemos esa etapa oscura de la historia donde la institución eclesiástica tenía el monopolio y gobernaba a través de la ignorancia del pueblo) Si, la historia es la historia y debemos de conocerla. Pero yo opino que la ciencia y la religión tienen un problema, así como la ciencia siempre va tener una diferencia con la teología. Pero Dios es punto y aparte, nuestro Dios es sabio y creó el universo que los cientificos de hoy no han podido estudiarla en su totalidad :)!

    ResponderEliminar
  12. Hola Jaime
    Juan Manuel de nuevo.
    Si me atengo al título de tu blog te diría que Ciencia y Cristianismo son totalmente incompatibles. Si, por el contrario, atiendo al catolicismo que evidencias en tu blog, ahí tiene más sentido tu artículo. Me explico.
    Es cierto que el catolicismo ha sido mucho más inteligente que el resto de confesiones cristianas ya que ha sabido encajar los "golpes" que hubiera recibido contínuamente por parte de la ciencia y ha decidido ponerse a su lado desempeñando la religión el papel moral.
    En Usa, en 1925 se produjo lo que se llamó "El juicio al mono" Donde se quiso hacer que la teoría de la Evolución no se enseñara en las escuelas.
    Pero más recientemente, en 1987 se llevó de nuevo a los tribunales el que el creacionismo se enseñara en las escuelas al mismo nivel que la evolución en las clases de ciencias. Afortunadamente no prosperó.
    Para el catolicismo no existe ese problema. Todo lo que se descubra en cuanto a biologìa, astronomia, zoología, etc... al final se pone la coletilla que todo es cierto pero es Dios el origen....y se acabó.
    El conflicto no es tanto con la ciencia sino con los descubrimientos o avances en ciertas ramas como la genética o medicina, etc. Diría que el conflicto es sociológico, digamos.
    Por ejemplo, con los avances médicos, se dan circunstancias con las que los hombres de hace 2000 años no intuía y el concepto social es demasiado diferente como para defender ciertas normas con lo que la sociedad espera actualmente.
    Por ejemplo, la ciencia ahora puede curar a un niño con la médula de un hermano bebé nacido a propósito.... Así que el catolicismo está en contra de ello y, sin embargo, la sociedad en general incluídos católicos (sin contar kikos o similares) están totalmente a favor.
    En esas circunstancias el catolicismo ve a la ciencia como generador de problemas que la sociedad acepta y la religión no.
    Diría también que hay otro conflicto importante y es el método científico. La Religión admite dogmas y la ciencia no.
    Una teoría científica sólo es tenida en cuenta si explica convenientemente algún fenómeno. Esta se consolida a medida que va explicando más fenómenos y no existen argumentos que contradigan gravemente su enunciado. Basta que aparezca otra explicación que resuelva más problemas cuando la teoría inicial es descartada.
    Esto ha ocurrido contínuamente. Hay teorías que explican tan contundentemente hechos y fenómenos que estás afianzadas. Pero aún esas no están libres del contínuo escrutinio.
    La religión no. El dogma es totalmente contrario a la metodología científica y sólo subsiste con la Fe.
    No me imagino a un biólogo o zoólogo decir algo similar a: "Esta noche he tenido una visión y he visto como operar el corazón" Yo no confiaría en alguien así. Sólo la fe es admitida.
    Un saludo Jaime

    P.D.: Y Galileo efectivamente no murió gracias a que le obligaron a rectificar sus descubrimientos. Si no lo hubiera hecho... Muerto.

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan Manuel. Comparto gran parte de lo que dices, pero en algunas vuelves a columpiarte. me centro, para mi, en la más llamativa, la cuestión de la manipulación genética. Veo que vuelves a hablar de oídas y de lo que "dicen que han dicho". la Iglesia no se opone en absoluto a los avances en este campo, e más, alienta a la comunidad científica a que siga investigando y solucionando problemas... pero dentro de un orden. Me explico.
    La Iglesia está a favor de que se utilicen las células madre de cualquier persona para la investigación o corrección de enfermedades. Dichas células madre son las tenemos todos, y se encuentran, entre otros sitios, en los mismos cordones umbilicales eo en cualquiera de nuestros órganos vitales. El problema es que ahora mismo es muy costoso extraerlas, pues la técnica no está muy avanzada.
    La solución médica (más barata y rápida) consiste en la creación de un embrión (eso que tú llamas hermano, luego lo calificas como persona) asesinarlo antes de que nazca (aborto) y extraerle la médula espinal. A eso es lo que la Iglesia, por coherencia interna con su moral de la vida se opone. no es conveniencia, a mi juicio, como te digo, es coherencia. no se puede destruir una vida para salvar otra, y para la doctrina católica, te recuerdo que la vida comienza desde el momento de la concepción. Yo no veo contradicción en su doctrina.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Hola Jaime
    Juan Manuel.
    Siempre que me he dirigido a tí ha sido con absoluto respeto, creo. El "columpiarme" es una adjetivo que utilizas aquí demasiado ligeramente.

    Cuando hablo de persona me refiero a ese niño que nace:

    http://www.celulasmadrela.net/modules.php?name=News&file=article&sid=182

    ¿Dónde he hablado de persona refiriéndome a las células despreciadas? He hablado de que el resultado final es un bebé nacido, persona en toda regla.

    Así que no me contradigo porque esas células que se desprecian aunque las considero humanas, son igual de humanas que las células que componen el resto del cuerpo, es decir, son humanas pero no son nueva vida, según mi punto de vista, hasta que aparece el sistema nervioso.
    El número de abortos naturales superan ampliamente al número de nacimientos, hay abortos que son tan "precoces" que la mujer los tiene incluso antes de saber que esta embarazada.

    Esta entrada se trata de ciencia, no de aborto. Si intervengo para hablar del aborto lo haría en alguna entrada que dediques a ello porque, imagino, tú lo agradecerías.
    Esta entrada se refiere a la relación religión-ciencia. Y he opinado sobre ello. Y he dicho que el verdadero conflicto que tiene la iglesia es producido entre la propia iglesia y la sociedad como consecuencia de los avances científicos. Y es evidente. A la sociedad le importa un pito lo que diga el Papa si entiende que lo que dice no tiene sentido.
    Cuando quiera hablar del aborto hablaré de ello. Aquí sólo digo lo que creo en cuanto al tema que expones y creo que tú, como administrador del blog, debieras ser el mayor interesado para hacer que los temas se traten convenientemente con un orden determinado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Siento que te haya sentado mal esa palabra en concreto, Juan Manuel, la retiro. Pero no el contenido de mi argumento. Creo que hablas sin conocimiento de causa. Cuando se estirpa una médula espinal para salvar a otro bebe te aseguro que no se salva la vida del feto creado a ese propósito, sino que es sacrificado en el 99% de los casos (permíteme emplear un término eufemístico, yo a eso lo llamo asesinato). Te repito que la investigación con células madres está consentida y vista con buenos ojos por la Iglesia Católica. En el enlace que me propones no veo la oposición de la Iglesia al respecto, si la encuentras, te ruego que me la facilites. Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Hola Jaime
    Juan Manuel

    Está claro que teniendo en cuenta que como entiendes que existe un ser individual y, sobretodo, de concepción divina en la unión de un espermatozoide y un óvulo pues entiendas que es un asesinato.
    Pero Jaime hay otros, distintos a ti, que no entienden que esa unión de espermatozoide y óvulo se considere tenga nada de divino ni de individuo así que no es asesinato.

    Y, Jaime, cada vez sois menos. Lo siento pero es así. Bajo tu punto de vista sería asesinato en cualquier supuesto, incluso violación o peligro de la madre. Y, Jaime. Estais en franca minoría.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Legislaci%C3%B3n_sobre_la_pr%C3%A1ctica_del_aborto_en_el_mundo

    Como puedes ver, salvo diferencias conceptuales casi la totalidad de los países en el mundo aceptan el aborto: Unos con unas razones otros con otras. Y, si te fijas más en general hay dos tonos muy distintos en cuanto a la legislación mundial: Norte y Sur.

    Jaime. Tú lo consideras asesinato y otros no. Defiende que tu pareja no aborte y otros defenderán tu derecho a decidir. Eso es lo que os falla. Estais cada vez más lejos del resto del mundo. Ya sé que con el tiempo se hará otro Concilio y se dará la vuelta a ciertas cosas para acomodarlas a la sociedad del momento.

    Es una lástima que la concepción de asesinato no la hayáis tenido en cuenta los católicos a lo largo de la historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola Juan Manuel. Lo de las cifras ya te he dicho que no me preocupa ni lo más mínimo. Prefiero calidad a cantidad, ese es uno de los grandes dramas de la Iglesia. Y no lo digo porque yo crea que en la iglesia sólo deben estar los perfectos (eso es una herejía, el catarismo, condenada en los comienzos de la Iglesia) sino porque un mínimo de coherencia debería existir. Tampoco seporque me tachas de intransigente o intolerante.
    Yo no hago las leyes, y cada uno puede hacer lo que le de la real gana. Yo no condeno ni mando a la hoguera a nadie, cada uno puede creer lo que quiera. Creo que tienes muchos prejuicios contra los cristianos, ojalá algún día me puede sentar contigo a tomarme una cerveza y hacerte ver que la Iglesia no es tan mala como tú crees. ¿Que ha tenido fallos y pecados -y los sigue teniendo- en 20 siglos de historia? pues sí. ¿Que es la única Institución -religiosa o civil- que ha pedido perdón por esos pecados? pues también.
    Si estudiaras un poco más de Historia -no digo que no lo hayas hecho, a lo mejor es que siempre lees una determinada tendencia- verías que la Iglesia ha sido durante muchos siglos la defensora de las libertades y los derechos de las personas. Otra cosa es que ahora eso no se quiera reconocer, pero sería imposible concebir Europa y el mundo occidental sin las raíces cristianas. Una pena que muchas personas estén renunciando a esas raíces, porque lo que viene detrás, te lo aseguro, no es mejor ni más humano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Hola Juan Manuel. Lo de las cifras ya te he dicho que no me preocupa ni lo más mínimo. Prefiero calidad a cantidad, ese es uno de los grandes dramas de la Iglesia. Y no lo digo porque yo crea que en la iglesia sólo deben estar los perfectos (eso es una herejía, el catarismo, condenada en los comienzos de la Iglesia) sino porque un mínimo de coherencia debería existir. Tampoco seporque me tachas de intransigente o intolerante.
    Yo no hago las leyes, y cada uno puede hacer lo que le de la real gana. Yo no condeno ni mando a la hoguera a nadie, cada uno puede creer lo que quiera. Creo que tienes muchos prejuicios contra los cristianos, ojalá algún día me puede sentar contigo a tomarme una cerveza y hacerte ver que la Iglesia no es tan mala como tú crees. ¿Que ha tenido fallos y pecados -y los sigue teniendo- en 20 siglos de historia? pues sí. ¿Que es la única Institución -religiosa o civil- que ha pedido perdón por esos pecados? pues también.
    Si estudiaras un poco más de Historia -no digo que no lo hayas hecho, a lo mejor es que siempre lees una determinada tendencia- verías que la Iglesia ha sido durante muchos siglos la defensora de las libertades y los derechos de las personas. Otra cosa es que ahora eso no se quiera reconocer, pero sería imposible concebir Europa y el mundo occidental sin las raíces cristianas. Una pena que muchas personas estén renunciando a esas raíces, porque lo que viene detrás, te lo aseguro, no es mejor ni más humano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola Jaime

    Juan Manuel.

    Lo de las cervezas me apunto. Sin duda. Y a la conversación que se prevé muy interesante, también.

    Perdona que escriba esto en esta entrada pero es que no he localizado una entrada que vi dedicada al Papa Francisco, así que te lo escribo aquí.
    Estoy contigo. Este Papa tiene buena pinta. Lo que desearía es que se concretara lo que dice, que no existan fuerzas internas que haga que lo que dice se quede en nada o no muera antes de realizar esos cambios, pero lo que ha dicho sobre la laicidad de los Estados y sobre los homosexuales es un cambio importante que, repito, espero se sustancie en España, por ejemplo, derogando los acuerdos con la Santa Sede ya que no lo hacen los gobiernos que hemos tenido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Jaime y Juan Manuel. Me encantó su diálogo. Saludos a ambos

    ResponderEliminar